PEGI +18
Xbox 360Compra Splinter Cell: Blacklist en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
También en: PS3 PC WiiU
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Ubisoft Toronto
Producción:
Distribución: Ubisoft
Precio: 69,95 €
Jugadores: 1-2
Formato: DVD
Textos: Español
Voces: Español
Online: hasta 8 jugadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Splinter Cell: Blacklist para Xbox 360

#57 en el ranking de Xbox 360.
#293 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Splinter Cell: Blacklist para Xbox 360

Jorge Cano · 14/8/2013
El agente Sam Fisher regresa con una excelente aventura de acción y sigilo que encantará a los amantes del género y que se convierte en una de las mejores y más completas entregas de toda la saga.
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
8.5
TOTAL
8.8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8.5
Versión Xbox 360. También disponible en PlayStation 3, Ordenador y Wii U.

El nuevo Splinter Cell llega en un buen momento, en el que los juegos de sigilo son cada vez más aceptados por el gran público, y bajo el pretexto de "puedes afrontar las situaciones mediante acción directa o infiltración, tú eliges", están apareciendo grandes exponentes del género, que estamos disfrutando como enanos todos aquellos a los que nos gusta pasar desapercibidos, sorprender a los enemigos por la espalda y escabullirnos entre las sombras.

Llega la nueva aventura de Sam Fisher.
Compartir

El agente Sam Fisher creado por el escritor estadounidense Tom Clancy, vuelve 11 años después de su primera aventura en un principio exclusiva de Xbox, un juego que no tardaron en comparar con la mítica saga Metal Gear Solid, aunque no tardamos en descubrir que sus intenciones eran bien diferentes. Más realista y sesudo, con menos carga narrativa, Splinter Cell triunfó por tener personalidad propia y una calidad indiscutible, que aunque con algunos altibajos, siempre se ha mantenido muy alta a lo largo de la última década.

Con Splinter Cell: Blacklist tenemos la que posiblemente sea la entrega más completa de toda la serie en cuanto a contenidos, y una de las mejores en términos generales, que se deja de experimentos y vuelve a sus raíces, a lo verdaderamente importante, la infiltración y el sigilo. Eso no quiere decir que se deje por el camino algunas de las incorporaciones de las últimas entregas, como el marcar y ejecutar, pero su peso en la jugabilidad acaba siendo anecdótico y se usa muy poco, aunque no deja de ser una posibilidad más.

Sam vuelve a trabajar para el Gobierno de los Estados Unidos, en el recién formado Fourth Echelon, una unidad clandestina que solo responde ante el presidente de Estados Unidos, y cuya misión será dar caza a los Ingenieros, un grupo terrorista que a través de la llamada Lista Negra, una serie de objetivos repartidos por todo el mundo, ha prometido realizar un atentado cada 7 días hasta que Estados Unidos no retire sus tropas militares en todo el mundo. Una premisa muy interesante y que da mucho juego, que nos llevará a escenarios tan estimulantes y polémicos como Irán, Libia, Londres y varias localizaciones dentro de los propios Estados Unidos, además de algún que otro sitio que os sorprenderá.

Acostumbrado a ser un lobo solitario, Sam tendrá que liderar un grupo formado por antiguos conocidos como Anna Grímsdóttir, el cerebro tras cada misión, y algunas caras nuevas, como el agente Isaac Briggs, quien nos acompaña en las misiones cooperativas, o el experto informático Charlie Cole, el típico personaje graciosete y un tanto odioso que le ha dado por incluir a Ubisoft en sus juegos, y que nos proporciona todo tipo de avanzada tecnología. La base de operaciones de esta unidad secreta es el Paladín, un sofisticado y enorme avión en el que se encuentran Sam y su equipo, y desde donde partimos a las misiones, además de adquirir equipamiento y otras mejoras.

Este avión sustituye el clásico menú principal donde elegir los distintos modos de juego y las opciones, y unifica de manera muy orgánica y natural el modo para un jugador, las misiones cooperativas y el multijugador competitivo. Una detallada localización que podemos explorar con libertad antes de entrar en acción, y donde podemos hablar con la tripulación, adquirir todo tipo de mejoras, ver las misiones disponibles, comprobar nuestro progreso, y hasta llamar por teléfono a la hija de Sam, para saber qué tal se encuentra y cómo está viviendo esta complicada situación que amenaza la paz mundial.

Metacritic