Vandal
PEGI +12
Nintendo Switch
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Omega Force
Producción: Koei Tecmo
Distribución: Nintendo
Precio: 59,99 €
Jugadores: 1-2
Formato: Tarjeta
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA
Fire Emblem Warriors para Nintendo Switch

ANÁLISIS

Análisis de Fire Emblem Warriors

Carlos Leiva ·
Fire Emblem da el salto a la acción masiva de Omega Force con un juego divertidísimo, largo y con un sorprendente toque táctico que respeta la esencia de la saga principal.
Versiones Switch, Nintendo 3DS.

Cuando se anunció Hyrule Warriors a finales de 2013, muchos nos dejamos llevar por nuestra imaginación y nos pusimos a pensar en lo bien que encajaría el universo de Fire Emblem con la jugabilidad habitual de los musous de Omega Force. No en vano, el género nació contándonos las antiguas guerras de China y se ha ido extendiendo con títulos de temática bélica medieval, precisamente uno de los pilares principales sobre los que se apoyan las historias de esta emblemática y longeva saga creada por Intelligent Systems.

Aunque en aquel entonces veíamos un tanto improbable que Fire Emblem Warriors llegara a materializarse algún día al tratarse de una serie que no era precisamente popular, por no mencionar los prejuicios que suelen existir contra los musous, por suerte para todos los tiempos cambian.

Los títulos de Omega Force cada vez tienen más aceptación y mejor acogida, y Fire Emblem se ha convertido a día de hoy en una de las sagas más importantes de Nintendo, hasta el punto de que desde hace un par de años no paramos de recibir todo tipo de juegos relacionados con ella, ya sean episodios principales o spin-off, lo que sumado al exitazo de Switch, marcaba el momento propicio para que esta nueva y esperada colaboración entre Koei Tecmo y Nintendo se hiciera realidad.

Dicho y hecho, ya tenemos en nuestras manos Fire Emblem Warriors, un título que nos ha hecho disfrutar durante decenas de horas (y las que nos quedan) y que cumple justo lo que promete: acción desenfrenada contra cientos de enemigos mientras encarnamos a algunos de los héroes más carismáticos que nos ha dejado la saga de Nintendo hasta el momento, sin olvidarse de añadir una jugosa dosis de estrategia mucho más acentuada que nunca.

Una historia de héroes y mundos que se cruzan

Esta vez la historia nos presenta al reino de Aytolis, una nación que no tarda en verse inmersa en un gran caos tras el devastador ataque de un ejército de monstruos. Por ello, sus dos príncipes, Rowan y Lianna, emprenden un peligroso viaje para buscar el origen de este nuevo mal y devolver la paz al mundo.

A partir de aquí comienza un guion tremendamente tópico y predecible que utiliza prácticamente los mismos clichés y la misma estructura que hemos visto tanto en otros musous del estilo como Hyrule Warriors, así como muchos de los elementos siempre presentes en todo Fire Emblem que se precie de serlo.

Por lo tanto, la premisa argumental acaba dando pie a que los héroes de diferentes mundos tengan que unir sus fuerzas para acabar con este conflicto, por lo que iremos encontrándonos con ellos poco a poco y reclutándolos para nuestra causa. Como decimos, los giros de guion se ven venir a la legua, muchos capítulos se sienten de puro relleno y, al final, la historia queda relegada a una simple excusa sin interés alguno para ponernos a repartir tortas a diestro y siniestro.

La historia es demasiado predecible y no tiene nada que aportar.

De hecho, nos ha decepcionado bastante que no se haya aprovechado el potencial de una serie como Fire Emblem para crear un escenario repleto de conflictos e intereses políticos, con grandes tensiones y guerras entre reinos y naciones. En vez de eso, aquí simplemente tenemos un viaje de puro fan service, sin profundidad alguna y que solo recoge de la saga de Nintendo su parte más fantástica, en la que un gran mal está intentando volver al mundo.

A pesar de todo, tenemos que admitir que esta ha sido la parte que menos nos ha importado de todo el juego y no nos ha hecho disfrutarlo menos, ya que su gran atractivo acaba radicando en su jugabilidad.

Acción y estrategia

Como ya hemos mencionado, estamos ante un musou de corte clásico, es decir, un juego en el que tendremos que superar una serie de fases donde nos sumergen en batallas contra cientos de enemigos mientras nos movemos de un lado a otro del mapa cumpliendo misiones, conquistando bases, defendiendo las nuestras y derrotando generales. Todo ello aderezado por una jugabilidad muy sencilla que nos permite realizar gigantescos y devastadores combos con tan solo dos botones principales (ataque débil y fuerte), pudiendo de esta manera acabar con decenas de rivales de forma simultánea con unos pocos golpes.

Aunque sigue la mayoría de pautas del género, cabe destacar que el título es mucho más rápido y exagerado de lo habitual: los combos y técnicas especiales tienen un rango enorme y los personajes tienen una movilidad altísima que les permite desplazarse a gran velocidad y golpear sin descanso, consiguiendo que de este modo la acción sea mucho más frenética e intensa.

Esto no quiere decir que la parte táctica se haya descuidado, más bien al contrario, ya que se ha aprovechado la ocasión para incluir numerosos elementos y características propias de la saga de Nintendo. Para empezar, aquí controlaremos a grupos de hasta cuatro personajes entre los que podremos cambiar de forma inmediata en cualquier momento de las batalla.

Cuando no controlemos a uno, el resto actuarán por su cuenta o siguiendo las órdenes que les queramos dar en el menú de pausa en un mapa al más puro estilo Fire Emblem, pudiendo seleccionar la "casilla" a la que queramos que se muevan, la unidad que necesitemos que escolten o el enemigo que deseemos que eliminen.

Hay mucha más estrategia de la que podría parecer.

Evidentemente, la efectividad de la IA es muy limitada y en ciertos casos no responde todo lo bien que debería (como cuando les pedimos que detengan a unidades a la fuga o que corren para encontrarse con su general), aunque nos da una gran libertad para estar en varios sitios a la vez.

De este modo, si hay dos enemigos a batir y estos se encuentran en bases muy alejadas la una de la otra, podemos mandar a uno de nuestros aliados hasta dicha posición mientras nos dirigimos hacia la contraria. Cuando acabemos con nuestro rival, simplemente nos bastará con cambiar el control de nuestro personaje al otro para poder enfrentarnos directamente al enemigo contra el que estuviese luchando.

Al tener cuatro personajes controlables (ojo, también hay otras unidades a las que podemos dar órdenes, aunque no podamos controlarlas directamente si no las seleccionamos como principales) en cada misión, Omega Force ha podido crear unas misiones mucho más intensas que las que solemos ver en otros musous, ya que aquí no pararán de ocurrir multitud de cosas de forma simultánea.

El título puede ser disfrutado en cooperativo local, aunque el apartado técnico se resiente demasiado.

Es perfectamente posible tener activos como ocho o nueve objetivos a la vez que tenemos que cumplir sin olvidarnos de proteger nuestra base principal, obligándonos a pausar multitud de veces para dar nuevas órdenes mientras vamos desarrollando nuestra estrategia y el mejor plan de acción: ¿Qué objetivos son más urgentes? ¿Cuál es la mejor ruta que podemos tomar? ¿Qué personajes son los más indicados para derrotar a ese comandante enemigo al que tenemos que eliminar? ¿Cuánto apuramos nuestros ataques antes de retomar la defensa? ¿Merece la pena distraernos con esa misión secundaria?

Estas y muchas más son las preguntas que nos estaremos haciendo sin parar en cada batalla, algo en lo que también influye el buen diseño de los mapas, con rutas muy bien pensadas y una colocación de bases tremendamente estudiada que permite crear todo tipo de situaciones para que no podamos respirar ni un solo segundo.

Continuando con los elementos propios de Fire Emblem, tenemos una acertadísima implementación del clásico triángulo de armas, por lo que las unidades que usen espadas tendrán ventaja frente a las que utilicen hachas, mientras que estas últimas vencerán con mayor facilidad a los usuarios de lanza, siendo estos lo que se imponen a los de espada.

Las jinetes pegaso y otras unidades voladoras pueden tomar rutas a las que otros personajes no tienen acceso.

Además de esos tres tipos de armas, también hay usuarios de magia, arcos y piedras manakete que se quedan fuera de dicho triángulo. Estas unidades son algo más neutrales que el resto, aunque tienen pequeñas ventajas y desventajas contra otras. Por si todo esto fuese poco, dependiendo también del tipo de personaje, habrá otras fortalezas y debilidades a tener en cuenta, como las jinetes pegaso, resistentes al daño mágico, pero muy vulnerables a los arcos y a cualquier arma con la propiedad Antiaéreo.

Por supuesto, existen armas con habilidades especiales que les permiten realizar daños devastadores a unidades montadas, aéreas, dragones, bestias y acorazadas, por lo que son muchas cosas a tener en cuenta a la hora de planificar cada uno de nuestros movimientos y nuestra estrategia sobre el terreno de combate. Como siempre conviene eliminar enemigos a la mayor velocidad posible, tener ventaja en los duelos se convierte en algo primordial para que no se nos acumulen objetivos.

Otro detalle muy interesante lo tenemos en la posibilidad de agrupar dos unidades. Cuando hacemos esto, ambas se beneficiarán de un incremento en sus estadísticas, aunque solo una de las dos puede estar activa, pudiendo cambiar rápidamente de una a otra. Además, cuando estamos agrupados, la unidad que no está activa puede ser invocada para que realice un ataque que active la barra de aturdimiento del rival. Por si fuese poco, si el medidor de defensa está cargado y recibimos un golpe, este será bloqueado por nuestro compañero, por lo que no recibiremos daño.

Agrupar unidades nos permitirá también realizar devastadores especiales combinados entre dos personajes.

Como veis, agrupar tiene muchas ventajas, ya que también es otro modo de proteger a héroes que tengan poca vida, aunque aquí hay que tener en cuenta que si agrupamos con personajes que en dicha misión no sean jugables, no podremos intercambiarnos con ellos. Otro punto negativo de esto es que con esta formación actuaremos como una única unidad, por lo que tendremos un personaje menos al que dar órdenes para cubrir todos los puntos del mapa.

Todo esto da forma a un producto que si bien sigue siendo un musou puro, gana en ritmo y en opciones tácticas frente a la gran mayoría de exponentes del género, haciendo que su jugabilidad sea mucho más entretenida e interesante incluso para aquellos que no han terminado de comulgar todavía con este tipo de juegos, algo en lo que también tiene mucho que decir su genial diseño de niveles y mapas.

En cuanto a modos de juego, tenemos dos principales: Historia y Crónicas. El primero no tiene mucho que explicar, ya que consiste en jugar una batalla tras otra mientras se va desarrollando el guion a base de cinemáticas de gran factura y breves conversaciones con ilustraciones estáticas. Cabe destacar que puede ser superado en unas ocho horas y que cuenta con algunos capítulos con mecánicas únicas que afectan al propio terreno de combate, lo que ayuda a darle mucha variedad e interés.

Cargando el respectivo medidor podremos activar temporalmente el Modo Despertar, con el que todos los enemigos serán débiles ante nuestra arma.

Eso sí, os recomendamos jugarlo en Difícil, ya que incluso así se hace algo fácil. Al terminarlo, podremos acceder a un nuevo modo de dificultad bastante desafiante y a nuevos coleccionables, por lo que tiene buenos valores rejugables.

Pero para nosotros, la auténtica estrella de la función ha sido el Modo Crónicas, ya que será aquí donde invertiremos casi todas nuestras horas una vez terminemos la historia. Esta modalidad se ambienta en varios mapas clásicos de la saga, como el momento en el que tenemos que escoger nuestro destino en Fire Emblem Fates, y nos proponen seguir unas pequeñas y anecdóticas historias mientras superamos una gran cantidad de fases distintas, donde podremos desbloquear nuevas armas, Sellos Maestros para promocionar a nuestros personajes, objetos, coleccionables, etcétera.

A efectos prácticos sería el equivalente al Modo Aventura de Hyrule Warriors, aunque es mucho más directo, sensiblemente más corto y asequible, y no nos obligará a dar grandes vueltas para desbloquear nuevas fases. Estas son muy variadas, ya que pueden ofrecernos desafíos de diferente naturaleza, como enfrentarnos solo a comandantes, jugar una gran batalla, eliminar a todos los enemigos que podamos en el tiempo que nos den...

El Modo Crónicas es un auténtico vicio.

También hay que tener en cuenta que muchos de estos niveles nos limitarán los personajes que podemos utilizar, y otros impondrán condiciones específicas, como limitar el tiempo que tenemos, amplificar los efectos del triángulo de armas o reducir la cantidad de vida que nos podemos curar.

Sumadle que al término de cada pantalla nos darán un rango según nuestra actuación (se basa en el número de enemigos eliminados, tiempo que hemos tardado y daño recibido) y que si queremos desbloquearlo todo vamos a tener que sacar una S en todos ellos, y podréis haceros una idea de la de horas que tiene para que le echemos.

La sensación de progreso está muy conseguida, ya que a medida que desbloqueemos mejores armas y objetos, y vayamos subiendo de nivel a nuestros héroes, iremos notando cómo cada vez lo hacemos mejor y podemos hacer frente a los desafíos más avanzados, algo que acaba picándonos y enganchándonos para que siempre queramos seguir jugando.

En lo que respecta a la plantilla de personajes, tenemos que admitir que nos ha provocado sensaciones encontradas. Por un lado, nos encontramos con que solo tenemos poco más de una veintena de héroes y que algunos a nivel jugable son "clones" unos de otros, aunque al menos todos los estilos que hay disponibles son muy divertidos de jugar y están bien equilibrados.

Tampoco nos ha convencido demasiado que existiendo tantas entregas entre las que escoger, únicamente se hayan decidido a recuperar personajes de Fire Emblem Awakening, Fates y Shadow Dragon, a los que hay que sumar un par de cameos de Fire Emblem y Shadows of Valentia, por lo que nos hemos quedado con muchas ganas de poder controlar a héroes provenientes de entregas más clásicas, aunque no sean tan populares como los juegos mencionados.

La selección también se nos ha hecho un poco extraña, ya que aunque están casi todos los protagonistas, hay una gran descompensación numérica entre unos roles y otros. Por ejemplo, tenemos demasiados espadachines, pero muy pocos arqueros y magos, por no mencionar la total ausencia de lanceros que vayan a pie, además de una única manakete. Fire Emblem tiene una gigantesca lista de personajes memorables y carismáticos que se podrían haber utilizado para crear una plantilla mucho más equilibrada y que diera varias opciones para todos los roles, aunque al final parece que la popularidad de cada uno ha sido el principal criterio a la hora de escoger a los protagonistas de la función.

De todos modos, los personajes disponibles tienen el suficiente carisma y peso como para que queramos controlarlos a todos y subirlos de nivel, por lo que disfrutaréis repartiendo mamporros con todos ellos, especialmente si los conocéis y habéis jugado a sus respectivos juegos.

El arte de la guerra

En el terreno gráfico, tenemos unos modelados muy cuidados para los protagonistas que captan muy bien la esencia de cada uno de ellos, así como unos escenarios algo simples pero que cumplen sin mayores problemas su función. Probablemente lo que más nos ha gustado han sido, además de la ingente cantidad de enemigos que llegan a juntarse en pantalla, las animaciones y los efectos, gracias a los cuales se le ha conseguido dar un punto de espectáculo al juego que le sienta de maravilla.

El juego en movimiento es todo un espectáculo, aunque los escenarios y enemigos tienen mucho margen de mejora.

Como curiosidad, cabe destacar que cuando jugamos en el modo sobremesa podemos escoger entre dos modos de visualización: 720p y 60 fps o 1080p y 30 fps. Nosotros os recomendamos este último, ya que con él la imagen se ve muy limpia y nítida y el rendimiento es sólido como una roca, mientras que la primera opción rara vez mantiene los 60 fps y los dientes de sierra se hacen demasiado visibles.

Donde sí que no se comporta nada bien el título es jugando en cooperativo local a pantalla partida. Si bien jugar con un amigo a este tipo de juegos siempre es una experiencia muy divertida al poder repartirnos las tareas, lo cierto es que la tasa de imágenes por segundo y el apartado visual se resienten demasiado, hasta el punto de empeorar la experiencia más de lo que nos habría gustado.

El doblaje japonés se incluye mediante una descarga gratuita que estará disponible desde el día de lanzamiento del juego.

Finalmente, la banda sonora nos ha encantado, ya que rescata muchísimos temas clásicos de la serie y los versiona con mucho acierto para hacerlos mucho más movidos y cañeros, lo que hace que encajen de fábula con la acción desenfrenada que suele haber en pantalla. De hecho, nos ha parecido todo un detallazo que cuando abrimos el menú de pausa para dar órdenes estos cambien su instrumentación en tiempo real a una mucho más calmada y relajada que nos permita pensar mejor, justo como ocurre en las entregas principales de la saga.

Los efectos también están a un gran nivel, siendo variados y completamente reconocibles, y respecto al tema del doblaje únicamente hemos podido escuchar el inglés, ya que la descarga gratuita del pack de voces en japonés no llegará hasta el día de lanzamiento del juego. Por desgracia, los actores ingleses no nos han terminado de convencer. Si bien se agradece que sean los mismos que los de sus respectivos juegos, la mayoría sobreactúa demasiado o no saben darle el tono adecuado a sus personajes para que lleguemos a creérnoslos, por lo que esperemos que esto cambie con el doblaje original japonés.

Conclusiones

Fire Emblem Warriors es un musou muy notable con un diseño de misiones y mapa ejemplar, grandes personajes, un universo único y con gran atractivo, una progresión muy bien medida y satisfactoria, multitud de horas de juego por delante y una frenética y divertidísima jugabilidad que hace gala de un componente táctico más acentuado que nunca, lo que le sienta de fábula y lo hace mucho más variado y ameno.

Si bien la plantilla de personajes podría haber dado para muchísimo más, hay unidades clónicas en lo jugable y la historia es muy mejorable, se trata de un título muy recomendable que cualquier fan del género y de la saga de Intelligent Systems debería probar, ya que su capacidad para enganchar y divertir está fuera de toda duda a poco que conectemos con su propuesta.

Hemos realizado este análisis en su versión de Switch con un código de descarga que nos ha facilitado Nintendo.

NOTA

8.5
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

La integración de los diferentes elementos característicos de Fire Emblem le da un gran toque estratégico a la jugabilidad.
El Modo Crónicas es muy largo y divertido.
El diseño de mapas y misiones es de lo mejor que ha dado el género.

Puntos negativos

La selección de personajes podría haber dado mucho más de sí.
La historia es genérica y carece de interés.
El apartado técnico se resiente demasiado en su modo multijugador.

En resumen

Fire Emblem prueba suerte en el terreno de la acción masiva con grandes y satisfactorios resultados.

Scarr · 21/10/2017 09:31
Yo lo estoy disfrutando como un enano, versión Switch,  bajado ya el pack de voces en japonés :babas: aunque la verdad el doblaje en inglés no me desagrada... :$

Está muy conseguido el cruce de géneros, y visualmente es muy bonito y se mueve muy fluido, me encanta, se avecinan muuuuchas horas de vicio.

Muy contento con el juego.

Un saludo

Puchisan · 21/10/2017 09:17
Yo lo tengo en New 3ds y he jugado unas horas. Parece un port directo ultracomprimido del de switch. Lo que me parece es que muchos analisis le bajan principalmente la nota con respecto a su hermana Switch por que el de 3ds es menos potente, cuando es lógico, es otra liga. Para los estándares de 3ds está bien.

Eso sí, el mapa un poco caótico al ser tan diminuto, casi no hay uso lo táctil, y las escenas de video no se ven todo lo bien que debieran. El gameplay: me va muy fliudo solo rasca muy de vez en cuando.

A mí no me molan demasiado estos warriors, me importa mas por Fire Emblem, y como los pj son tan limitados a las tres entregas...

sololeocr · 20/10/2017 19:47
[respuesta:109]A lo mejor no les intereso hacer el análisis de la versión para 3DS, pero si esta raro ahora que lo mencionas.[/respuesta]

YaN · 20/10/2017 19:35
[respuesta:107]Secretismo porque en vandal no he leído nada de su versión de 3ds. Me miraré el análisis de meristation a ver que tal  :doh:[/respuesta]

sololeocr · 20/10/2017 19:13
Ya tengo el juego,:) , y lo he podido probar al menos en un par de misiones, y me gusta.

Primero que todo me encanta el poder escoger personajes dentro de la misión, asignarles ordenes, etc, simplemente me encantan los juegos musou con esta característica, ya que te da la opción de cumplir varios objetivos sin estar moviendo a un solo personaje de lado a lado del mapeado.

Este es el análisis que hicieron en Meristation de la versión portátil.

http://meristation.as.com/nintendo-3ds/fire-emblem-warriors/analisis-juego/2170507

En mi caso tengo la versión de la Switch, he corrido el juego con las dos opciones de calidad y rendimiento, y la verdad no noto casi diferencia, es mas prefiero jugarlo a 1080p y 30fps, ya que en ningún momento he notado alguna falta de fluidez o que me de algún tiron, tambien es cierto que no he avanzado mucho en el juego, pero hasta lo que he jugado no he tenido problemas.

De la saga Fire Emblems no conozco mucho, ya que no soy exactamente un fan, he jugado varios juegos pero hace mucho tiempo atrás ninguno de los nuevos, por lo que los personajes no tienen el mismo impacto que en Dragon Quest Heroes o Hyrule Warriors, pero a la vez lo veo como algo nuevo, ya que al no conocer nada, me entran ganas de investigar y conocer un poco sobre esta saga.

El juego no es una revolución de lo que nos han presentando hasta ahora, odio hacer comparaciones pero es casi obligatorio el ver como bebe bastante este juego del juego de Hyrule Warriors, ya que a nivel de opciones son muy parecidos, a nivel jugable igual solo que han introducido que usemos diferentes monturas, lo cual no esta mal, y que ponen un sistema de armas tipo papel y tijera, donde las espadas son fuertes frente a las hachas, estas ultimas son mas fuertes sobre las lanzas  y las lanzas sobre las espadas lo que es bueno, ya que para mi es mas fácil ganar un enfrentamiento contra un personaje fuerte con X o Y arma, muy parecido al sistema de Dynasty Warriors 8.

Muchos le bajaran puntos por ser un juego mas de musou, pero al final para mi que me gustan estos tipos de juegos, es excelente, ya que al poder jugar de modo portatil o conectado al tv lo disfruto, es mas para mi el tenerlo en modo portatil es una pasada, si no estoy mal el juego se mueve mucho mejor que el Dragon Quest Heroes II, pasa a otro nivel si se le compara, la cantidad de enemigos que se aprecian es bastante decente.

Lo que si no me ha gustado son los tiempos de carga son algo lentos, y es que vengo de jugar Warriors All Stars en PC donde las cargas son casi inmediatas, otro punto negativo que le he encontrado es respecto al visibilidad de los enemigos mas fuertes como comandantes, que no son visibles hasta que uno se aproxime, tampoco es que se tienen que tener a la par, pero igual vengo de juegos de estos que en PC al menos no tengo problemas para poderles ver a grandes distancias.

El juego me gusta, y creo que vale la pena para quienes gustan estos juegos, aunque no viene a revolucionar nada, no creo que supere para nada el Hyrule Warriors o Dragon Quest Heroes II, pero divierte y mucho, y si se es fan de la saga de Fire Emblem, mucho mejor.

Últimos análisis Switch

Análisis
2017-11-21 18:09:00
Divertida experiencia arcade en un título de conducción muy limitado a nivel técnico y jugable.
Análisis
2017-11-19 17:08:00
Una encantadora aventura RPG isométrica protagonizada por unos gatos muy especiales
Análisis
2017-11-17 17:28:00
La peculiar y atractiva aventura de Rockstar regresa sin grandes novedades, pero manteniendo su encanto prácticamente inalterado.
Análisis
2017-11-17 10:00:00
Uno de los fenómenos de la generación llega a Nintendo Switch con su esencia intacta.
Análisis
2017-11-16 12:02:00
El rol medieval de Bethesda se adapta a la consola híbrida de Nintendo con acierto y el indudable atractivo de poder jugar en cualquier parte.
Análisis
2017-11-15 09:33:00
Los héroes de Marvel se enfrentan a la nueva amenaza de Kang el Conquistador en un viaje por el tiempo y el espacio.
Flecha subir