PEGI +12
OrdenadorCompra World of Warcraft: Mists of Pandaria en FNAC
Lanzamiento: · Género: Multi Online / Rol
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Blizzard
Producción:
Distribución: Activision Blizzard
Precio: 35,95 €
Jugadores: 1
Formato: DVD
Textos: Español
Voces: Español
Online: MMO
COMUNIDAD

PUNTÚA:
World of Warcraft: Mists of Pandaria para Ordenador

#422 en el ranking de Ordenador.
#2950 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de World of Warcraft: Mists of Pandaria para Ordenador

Carlos Leiva · 2/10/2012
Las bellas y exóticas tierras de Pandaria están listas para ser exploradas en una expansión repleta de contenidos, pero que podría haber llegado más lejos.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
7.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión PC.

De todos es sabido que World of Warcraft, el gigantesco y veterano MMORPG de Blizzard, no está pasando por sus mejores momentos. Hace poco más de un año el título disfrutaba de una sólida base de 13 millones de jugadores, mientras que ahora "solo" hay 9 millones, una cifra que sigue siendo sorprendente para un juego del género. Con el fin de volver a darle un nuevo empujón nos llega Mists of Pandaria, su cuarta expansión.

Nos muestran las novedades que traerá consigo esta expansión.
Compartir

Sin embargo, esta vez su lanzamiento llega en un momento realmente complicado. Guild Wars 2 se lanzó hace apenas un mes, y su propuesta de MMORPG sin cuotas parece estar calando lo suficiente entre los jugadores, lo que supone que por primera vez World of Warcraft empiece a tener un rival. Además, Cataclysm ha resultado ser una expansión muy decepcionante. Aunque empezó con bastante fuerza, Blizzard no supo darle el apoyo suficiente y eso se notó especialmente con la dejadez demostrada tras el lanzamiento del parche 4.3.

La raid final, Dragonsoul, no terminó de estar a la altura de las circunstancias y para colmo los jugadores han tenido que estar repitiendo constantemente ese mismo contenido durante meses y meses sin poder disfrutar de nada realmente nuevo con lo que aliviar la espera hasta la llegada de Mists of Pandaria. Si a todo esto le sumamos lo arriesgado de lanzar una expansión basada en los Pandaren, algo que ha pillado totalmente por sorpresa a muchos y que ha generado toda clase de polémicas, podremos comprender el clima de duda y desconfianza que se respira en el ambiente. Pero dejémonos de preámbulos y comprobemos qué es lo que tienen que ofrecernos las misteriosas tierras de Pandaria.

Aventuras en Pandaria

En todos los años que lleva el juego en activo, hemos realizado grandes y épicas hazañas, derrotado a dioses como el temible C'thun, liberado Outland (Terrallende) de la oscura influencia de Illidan, derrotado al Rey Lich y a su ejército de nomuertos, e incluso hemos evitado el fin del mundo. Cada nueva expansión ha buscado aumentar el tono épico de nuestras aventuras y siempre hemos tenido a un enemigo bien definido como objetivo a derrotar.

Pero Mists of Pandaria se aleja radicalmente de este planteamiento. Aunque Blizzard ya ha desvelado quién será el enemigo principal de esta expansión (Garrosh Hellscream, el actual líder de la Horda) la verdadera premisa de esta expansión consiste en descubrir y explorar Pandaria. La niebla que mantenía oculta esta tierra se ha disipado tras el cataclismo y ahora ha sido descubierta accidentalmente por la Horda y la Alianza en una de sus batallas. Además, ambas facciones se encuentran en un momento donde las hostilidades están alcanzando su punto álgido.

El descubrimiento de Pandaria será el desencadenante de una serie de eventos que llevarán a la Horda y a la Alianza a una carrera para ser los primeros en explorar y conquistar sus tierras, y de paso conseguir que los Pandaren se unan a sus causas. Pero tal y como descubriremos al poco de llegar, Pandaria es una tierra viva y las emociones negativas como el odio, la duda o la ira toman forma física en ella y poseen a quienes no tengan la voluntad suficiente para sobreponerse a su influencia. A estas manifestaciones se las conoce como el sha, y tal y como podréis imaginar, la llegada del conflicto entre las dos grandes facciones de Azeroth no hará más que traer problemas en un continente con estas características.

Con esto dicho, entramos en materia jugable. En Mists of Pandaria podremos subir cinco niveles más que en Cataclysm, por lo que podremos alcanzar el nivel 90. Para ello tendremos varios métodos, aunque como siempre, el principal será realizar misiones. Estas siguen basándose en el esquema de interactuar con todo lo que tenga un símbolo de exclamación, ya sea una persona o un objeto, leer un cuadro de texto, aceptar, cumplir los objetivos y entregar. Sin embargo, aquí hemos notado que se ha dado un paso atrás frente a lo visto en Cataclysm, donde pudimos disfrutar de una variedad enorme de misiones a cada cual más original, gracias a las cuales no teníamos tiempo para aburrirnos y que conseguían camuflar y esconder completamente el hecho de que en la mayoría de ellas simplemente matáramos y recolectáramos objetos.