RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias

Xbox 360

Tras la presentación de Xbox One, miramos a las ideas descartadas para la creación de la actual consola de Microsoft.

Juan Rubio · 13:42 26/5/2013
Esta misma semana, Microsoft ha dado un paso al frente y ha presentado Xbox One. La compañía no ha tenido problemas en dejar claro que su nueva consola está pensada para ser algo más que un mero soporte para videojuegos, y que busca una integración en el salón de multitud de hogares. Durante la presentación, Microsoft hizo gran hincapié en la importancia que los contenidos multimedia, y sobre todo, la televisión, tendrán en su nueva propuesta. Esto no ha gustado a todo el mundo, pero, según afirman, en el E3 tendremos los ansiados juegos.


Lo mismo ha sucedido con el diseño. Xbox One tiene unas líneas que han dividido a muchos jugones, y es que, a grandes rasgos, parece que Microsoft ha vuelto a las líneas rectas y al tamaño considerable de su primera consola, aunque actualizándola para que encaje en los hogares de la próxima década. Quizá, el modelo original de Xbox 360 sea el que más se distancia de la Xbox One, mientras que la Xbox original y el modelo slim de Xbox 360 serían candidatos a ofrecer más similitudes. Pero, hasta llegar a la Xbox 360 original que todos conocemos hoy en día, Microsoft pasó por muchos diseños.

Microsoft intentó hacer honor al nombre de "X-Box" con su consola original, que era, muy conceptualmente hablando, una caja con una X. Para Xbox 360 intentó mantener las señas de identidad de la máquina original, al menos en un primer momento. Para ellos contrató a Chiaki Murata, un diseñador japonés que, suponemos, quizá tenía como objetivo hacer una consola que encajase mejor en los gustos del país nipón, donde la Xbox original no cosechó mucho éxito.


Siguiendo, como decimos, las características de la primera Xbox, Murata diseñó varios modelos que giraban en torno al concepto de "la caja X", pero más compactos. Algunos de ellos tenían incluso un asa a lo GameCube. Por alguna razón, Microsoft no estaba contenta con estos diseños, aunque una fotografía filtrada en marzo de 2005 [que podéis ver justo arriba]de una reunión de la compañía dejaba ver uno de estos prototipos sobre la mesa, por lo que se puede asegurar que fue uno de los que se tuvo más en mente durante, al menos, principios de ese año. Y es que incluso este modelo lleva un "2005" grabado en su lateral.

El diseño de Xbox 360 estaba entonces en manos de Jonathan Hayes, que revisaría también el aspecto de su interfaz y de su logotipo. Ya desde este modelo "2005" podíamos ver que Xbox 360 venía a sufrir un cambio para muchos imperceptible, que era la posibilidad de estar tanto en vertical como en horizontal. Obviamente, son muchos los prototipos que se diseñan hasta llegar a elegir los ganadores, algunos de ellos no pasan del papel, y otros muchos sí llegan a fabricarse para poder tomar las decisiones de manera más objetiva. Hayes eligió los que serían los siete finalistas de Xbox 360, los siete diseños que podéis ver aquí abajo, aunque también hay algunos que se materializaron pero que se quedaron a las puertas de esta eliminatoria final, y que os enseñaremos más adelante.


Hayes mostró estos diseños a varios ejecutivos de Microsoft, y para evitar discusiones personales, los situó en dos ejes entrecruzados. En uno de los ejes, un extremo decía "suave", el otro, "salvaje". En el otro, un extremo llevaba la palabra "orgánico", el otro, "arquitectónico". Hayes preguntó: "Como compañía, ¿hacia dónde deberíamos ir?". Para ilustrar estos conceptos, puso coches en su lugar correspondientes. Por ejemplo, un Hummer sería salvaje y arquitectónico, y un Porsche 911 sería orgánico y suave.

El diseñador explica que en Microsoft querían diferenciarse de la Xbox original, y que, como además esperaba que PlayStation 3 seguiría estando en el lado arquitectónico del eje, había que apostar por un diseño orgánico y suave, que sería personalizable con periféricos y faceplates. La Xbox 360 que conocemos se impuso a decenas, si no cientos de conceptos, a los que dieron vida unos veintidós diseñadores y varias consultoras externas.


A continuación os dejamos con varios de los diseños descartados, en los que podéis ver detalles como los puertos para los cuatro mandos, que finalmente desaparecerían en favor de los inalámbricos y la compatibilidad por USB de los pads que llegaron con cable. Hay algunos que no hemos mencionado en el reportaje, y también faltan otros como uno que pidieron a una empresa sueca, y que bautizaron como "el cubo de hielo", porque parecía que estaba forrado de papel transparente. Además de estos diseños de Xbox 360, también os dejamos con un pequeño regalito sobre uno de sus periféricos.

Apéndice:

Imágenes de prototipos a mayor calidad:






Collage que deja un poco que desear como tal, pero que recoge prototipos muy interesantes:


Un prototipo de Kinect:



Lo que pudo ser

Últimos artículos
Noticias destacadas
Últimas noticias
Vídeos destacados