RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias

Stranglehold II (Gunrunner)

Midway guardaba un último cartucho en la recámara para salvarse de la bancarrota. Y llegaba de la mano de Vin Diesel.

Juan Rubio · 18:01 4/11/2012
Allá por 1958 nació una compañía llamada Midway Manufacturing que se encargaba de crear juegos no electrónicos, y que como podéis imaginar, sirvió de base a la Midway Games que en 1973 dio el salto a la creación de juegos, esta vez interactivos, y que puso en los salones recreativos de Estados Unidos máquinas del renombre de Space Invaders o Pac-Man. De sus estudios salieron juegos como NBA Jam o la saga Mortal Kombat, además de otros clásicos que los aficionados a éstos recordarán con mucho cariño. Es inevitable sentir un poco de tristeza recordar los buenos tiempos de una compañía que ahora vive sus últimos momentos tras la bancarrota, pero en esta columna poco podemos mirar al futuro.


Uno de los últimos juegos que Midway llevó a PlayStation 3, Xbox 360 y ordenadores fue Stranglehold, un juego de acción e incesante intercambio de balas, protagonizado por Chow Yun-Fat y lanzado en noviembre 2007. El juego servía de continuación a la película de John Woo Hard Boiled, estrenada en 1992 y protagonizada por el mencionado actor que representaba al inspector Yuen "Tequila". Stranglehold recibió generalmente críticas positivas, aunque las ventas tampoco fueron excesivamente altas, sí que superó la icónica cifra del millón de unidades, vendiendo principalmente en Xbox 360.

Midway conocía el potencial de la fórmula que contenía Stranglehold, y, como sería lógico esperar, decidió ponerse a trabajar en una secuela. La receta seguiría siendo la misma, pero con nuevos ingredientes que hiciesen que su favor fuese aun más explosivo. Stranglehold II partiría de la base jugable de su predecesor, es decir, con muchísima acción, disparos, disparos y más disparos, una buena trama policíaca cinematográfica, estrellas de Hollywood y escenarios esperando ser reducidos a cenizas. Argumentalmente, retomaríamos las aventuras del inspector Yuen "Tequila", con la particularidad de que en esta nueva entrega contaría con un acompañante de lujo: Vin Diesel.


Algunos meses después, tras el lanzamiento de Stranglehold, Midway comenzó el desarrollo de esta secuela. El trabajo de creación del juego no llegó a avanzar mucho, ya que los problemas financieros desgraciadamente no tardaron en aparecer, pero por suerte, podemos hacernos una idea de los que Midway preparaba. Aparentemente, y a pesar de las mencionadas ventas, la compañía no estaba excesivamente contenta con el recibimiento que había tenido la saga, por lo que decidió cambiarle el nombre y rebautizarla como Gunrunner. Literalmente, según extraemos la poca información que sobrevivió a la cancelación del juego, es que Midway decidió cambiarle el nombre para "atraer a una mayor audiencia".

Gunrunner se diferenciaría del Stranglehold original por incluir un modo de juego cooperativo. Como hemos señalado anteriormente, el inspector "Tequila" contaba con un nuevo compañero de aventuras: Mark Sinclair Vincent; también conocido como Vin Diesel para los amigos. La presencia del actor abriría las puertas a un modo multijugador cooperativo en el que dos jugadores sembrarían el caos conjuntamente. No está confirmado que el personaje que nos acompaña fuese él, pero teniendo en cuenta el parecido físico y que Midway tenía los derechos de Vin Diesel del anterior The Wheelman no sería extraño que pudiese contar con él pera un nuevo juego. Por supuesto, y fuera como fuese, este modo cooperativo permitiría superar el modo principal de juego con un amigo a través de internet, lo que Midway esperaba que llamase la atención del público que echó de menos un compañero de viaje a través del argumento original.


Como mencionábamos, el estudio también buscaría aumentar la espectacularidad gráfica del juego, por lo que planeaba dar un salto cualitativo y cuantitativo en la destrucción de escenarios. Además de los característicos elementos destructibles vistos en Stranglehold, esta secuela nos permitiría derribar incluso amplias secciones de edificios, con daños más complejos y realistas, además de ampliar concienzudamente la reacción a las balas de otros componentes del entorno, como por ejemplo, los vehículos. Este sistema de daños es, además, el protagonista del vídeo que acompaña este artículo.

Pero antes de que Stranglehold II, Gunrunner, o como quiera que acabase llamándose este título pudiese siquiera empezar a tomar forma, la bancarrota se llevó por delante a la inmensa mayoría de los proyectos en los que trabajaba Midway, incluyendo, como podéis imaginar, al que nos ocupa. En 2009 Gunrunner fue cancelado y olvidado, aunque por suerte, contamos con distintas secuencias de su fase de preproducción gracias a uno de los desarrolladores del juego, que nos permiten apreciar en qué trabajaban en el estudio, e incluso visualizar una breve pero prometedora secuencia del aspecto gráfico que mostraría, bastante mejorado, el juego final.

Apéndice:

–El vídeo mencionado anteriormente, en el que uno de los antiguos desarrolladores nos dejar ver el trabajo que Midway realizaba en la secuela de Stranglehold: