Vandal

Lo que pudo ser

Cada semana te contamos cómo eran juegos cancelados que nunca vieron la luz, o juegos conocidos que podrían haber sido de otra manera.

Ghostworld: Tales of the Unspeakable

·
Recordamos este interensantísimo y fantasmal proyecto perdido de Tequila Works.


Esta semana hemos recibido The Sexy Brutale, un interesante proyecto desarrollado por Cavalier Game Studios en colaboración con Tequila Works. Obviamente, este estudio es bastante conocido en nuestras tierras por ser español, pero también por haber lanzado Deadlight, uno de los indies más recordados de Xbox 360 (que luego llegaría a otras plataformas) y estar trabajando ahora en el prometedor RiME.

Aquí vemos al protagonista humano y al protagonista gatuno de la aventura, a los cuales podríamos controlar.

El estilo ‘pulp’ de la aventura ya era notable en las ilustraciones.

Hoy vamos a aprovechar el lanzamiento de The Sexy Brutale para hablar de Ghostworld: Tales of the Unspeakable, un proyecto del estudio nacido en una jam y que, según parece, se propuso a Sony y a Microsoft para convertirlo en un juego completo, aunque sin éxito.

Tequila Works estuvo trabajando, mínimo, desde febrero de 2011 en un título para PlayStation 3 y Xbox 360 que combinaba acción y aventuras envueltas en un halo de misterio, introduciendo también infiltración y puzles. Aparentemente, estaba previsto para 2014, necesitaría unos dos años de desarrollo, y estaría dirigido a un público joven-adulto.

Ghostworld: Tales of the Unspeakable nos iba a llevar a un hotel remoto en una montaña, donde extraños eventos se estaban sucediendo. Nuestro protagonista, acompañado por un gato parlanchín, se vería envuelto en un universo para normal, donde fantasmas y demonios se entremezclaban con la realidad. Eso sí, todo desde un punto de vista cómico, inspirado en las historietas pulp, pero con una narrativa completa y profunda.

Que nuestro gato hablase (y, aparentemente, con bastante ironía) ya nos dejaba entrever el tono del juego, pero también encontraríamos, por ejemplo, no-muertos colgando del techo que realizarían comentarios jocosos, juzgando al jugador. Este universo etéreo no sólo sería temático, sino que también nos daría diferentes mecánicas jugables.

El hotel estaba abandonado... pero sólo en el mundo físico.

El núcleo sería explorar el hotel para descubrir qué estaba pasando allí y poder escapar, y para ello tendríamos que explorar las diferentes dimensiones: la de mundo real, la fantasmagórica y la demoníaca. No sabemos seguros lo que esto supondría, pero parece ser que, mínimo, sería imprescindible para superar los puzles. Para esto también tendríamos que controlar a nuestro compañero felino, que a juzgar por una de las ilustraciones, parece que iba a tener algún tipo de poder en la dimensión demoníaca. Cabe esperar también que cada dimensión tuviese sus propios enemigos y riesgos.

Una vista en detalle de nuestro protagonista.

Ya decíamos antes que el juego también tendría acción, y dentro de su estilo cómico, nos ofrecería un cierto componente de survival horror, obligándonos a usar trampas, ocultarnos, usar la infiltración y dosificar nuestra munición. Como buen título que tome prestado de este género, en Ghostworld: Tales of the Unspeakable iba a ser mejor evitar el combate que vaciar nuestro cargador a las primeras de cambio.

La exploración y la interacción con el escenario iba a ser también otro de los pilares, aprovechando lo impredecible de esta ambientación. Por ejemplo, nos encontraríamos catacumbas en las que manos gigantescas nos servirían de plataformas, zonas inundadas en las que tendríamos que remar y nadar para progresar, puertas encantadas que nos propondrían misiones y que, hasta que no las cumpliésemos, no se abrirían.

Parece que Tequila Works tenía bastante ambición por sorprender al jugador, y también sabemos que algunos de los escenarios se convertirían en puzles con situaciones basadas en la obra de M. C. Escher o, simplemente, llevándonos a el complejo de cintas que transportaban todo el equipaje que llegaba al hotel. Sobre el papel, podríamos decir que era un proyecto bastante ambicioso, ya que el estudio español había pensado en integrar una estación de trenes en el hotel que incluso podía servir para acceder a futuras expansiones.

Entre las influencias que habían dado vida a Ghostworld: Tales of the Unspeakable, estaban juegos como Alone in the Dark, Silent Hill, Day of the Tentacle, Ghost Trick: Phantom Detective, Clive Barker’s Undying, Zack and Wiki o Legacy of Kain: Soul Reaver, una lista bastante notable.

Por desgracia, y a pesar de lo prometedor que parecía, este título no encontró editora y se quedó perdido en el olvido. Por suerte, y gracias a una filtración, hoy podemos recordar lo que pudo ser Ghostworld: Tales of the Unspeakable.

ANTERIORES
Lo que pudo ser
18:46 2/4/2017
Sumo Digital, responsables de Driver 76, querían dar el siguiente paso en la saga con este título fallido.
Lo que pudo ser
18:01 9/4/2017
Hoy repasamos algunos de los proyectos perdidos del estudio británico sobre los que apenas sabemos nada.
SIGUIENTE
Lo que pudo ser
13:30 23/4/2017
Los creadores de Wonder Boy crearon este ‘arcade’ perdido y encontrado que se quedó dos veces a las puertas de comercializarse.

JuanSolo40 · hace 22 horas
Una pena, no entiendo como algunos juegos con tan buena pinta, pueden ser cancelados...

c4r10x · hace 20 horas
que bien se veia

MioTrist · hace 20 horas
demonios! pintaba increible!!!

InvictusSol · hace 16 horas
[respuesta:2]Por muchas razones: falta de dinero, falta de apoyo (en la noticia ya dice que no pudieron encontrar editora), otros proyectos en manos (Tequila decidió centrar sus esfuerzos con Rime y Sexy Brutale), etc... ciertamente, leyendo sobre cual era la idea para el juego y lo que se proponía, ciertamente promete.[/respuesta]

hackenbush · hace 2 minutos
¿El problema es la pasta?
En tal caso yo me tiraría de la moto con un kickstarter y, si la cosa fuera bien, pues p'alante