Vandal

Lo que pudo ser

Cada semana te contamos cómo eran juegos cancelados que nunca vieron la luz, o juegos conocidos que podrían haber sido de otra manera.

Duke Nukem Forever 2D (Alien Rampage)

·
No, no, éste no es el que tardó 15 años en desarrollarse, sino uno que nunca llegamos a jugar.

Seguramente todos los aquí presentes sepáis el infierno por el que pasó Duke Nukem Forever, juego con más de una década de desarrollo a sus espaldas que acabó convirtiéndose casi en legendario para acabar dejando indiferente tras su salida. Aunque si lo pensamos bien, al menos consiguió comercializarse, que ya es más de lo que consiguen muchos de los juegos que discutimos en esta sección.

Esta imagen es del Duke Nukem que salió hace unos años, pero que no tiene nada que ver con el juego del que os hablamos hoy.

Hoy vamos a hablar de Duke Nukem Forever, sí, pero no del que todos conocéis. Hoy vamos a hablar del juego que le dio el nombre al título de Gearbox, pero que más allá de eso, no tenía nada que ver. Nos tenemos que remontar hasta 1996, tras el lanzamiento de Duke Nukem 3D. 3D Realms, yendo a contracorriente, decidió que quería volver a los orígenes de Duke en lugar de seguir explorando las tres dimensiones.

Después de coquetear con las 3D, la saga volvía a sus orígenes bidimensionales.

Consecuentemente, Duke Nukem Forever (a veces, también llamado Duke Nukem 4ever), era un juego de acción y plataformas 2D, que quería recuperar las bases jugables de las dos primeras entregas de la saga, manteniendo la interacción de la tercera, a la vez que introducía multitud de novedades. La idea era intentar crear algo que satisficiera tanto a los aficionados de los originales como a los que disfrutaron con el 3D.

Con Keith Schuler a la cabeza (un veterano del estudio), en Duke Nukem Forever nos enfrentaríamos a los secuaces del Dr. Proton, los ciborgs llamados "protonitas", que, como robots, podrían adaptar diferentes formas y sorprendernos en cada nivel con distintas apariencias y ataques. Nuestro objetivo era evitar que el Dr. Proton llevase a cabo su maquiavélico plan, consistente en bombardear ciertas zonas de la frontera de california para separarla físicamente del resto de los Estados Unidos y convertirla en una isla en la que reinar como único soberano.

La jugabilidad alternaría el plataformeo con las secuencias de disparos, conocido comúnmente como run and gun, y como cabe esperar, cada fase estaría rematada con un jefe final. Además de los disparos y las plataformas tradicionales, veríamos niveles aderezados por el uso de vehículos, que sin romper las mecánicas básicas, sumaban variedad al conjunto de la aventura.

Gráficamente era un salto importante con respecto a las dos primeras entregas.

Entre las novedades, veríamos nuevos ítems como la "Heavy Barrel", un arma especial compuesta por cinco partes que tendríamos que encontrar por el mapa para poder usarla, y que nos daría una devastadora potencia de ataque y munición ilimitada, o un sistema de camuflaje con el que hacernos invisibles frente a los enemigos. No faltaría la "Mighty Boot" para los ataques cuerpo a cuerpo, o un "Rayo encogedor" que ya os podéis imaginar qué le haría a nuestros enemigos.

Los niveles de dificultad eran un claro ejemplo de la actitud gamberra de la saga.

Duke Nukem Forever estaba prácticamente a la mitad de su desarrollo cuando comenzaron los problemas que (casi) acabaron con él. Antes mencionábamos que el juego estaba siendo dirigido por Keith Schuler, quien fue asignado a trabajar en mapas de la expansión que se lanzaría para Duke Nukem 3D. Sin él el proyecto se detuvo, y empezó a caer en el olvido del estudio.

De todos modos, Duke Nukem Forever no desapareció, y si tenéis ganas de jugarlo, todavía estáis a tiempo de hacerlo... más o menos. El proyecto de 3D Realms no iba a ninguna parte, y decidieron transformarlo en un título similar pero sin Duke Nukem, llamado Ravager. Con el estudio demasiado ocupado con otros proyectos y la cancelación en el horizonte, decidieron que en vez de tirarlo era mejor vendérselo a otro estudio interesado en él, Circle Creations, quienes lo adaptaron a un nuevo universo.

¿A qué universo lo adaptaron? Pues nada más ni nada menos que al universo de Alien, para ofrecernos Alien Rampage. Al parecer, esta transformación reutilizó la gran mayoría del contenido de Duke Nukem Forever, aunque obviamente se modificaron los sprites, el argumento y demás. Al menos, podemos hacernos una idea de lo que habían planeado para este retorno del duque a las 2D.

Nunca vamos a jugar este Duke Nukem Forever, pero al menos nos queda el juego que resurgió de sus cenizas: Alien Rampage.

En 1997, 3D Realms anunciaba la cancelación, si bien se guardaron el nombre para uno de los mayores development hells de la historia de los videojuegos. Esta aventura clásica de Duke Nukem desapareció para siempre como tal, aunque, además de reconvertirse en el mencionado Alien Rampage, Duke Nukem: Manhattan Project recuperó gran parte de su concepto.

ANTERIORES
Lo que pudo ser
16:44 25/9/2016
La secuela del infravalorado juego de Game Boy Color desapareció, pero volvió para ayudar a financiar una nueva entrega.
Lo que pudo ser
18:47 2/10/2016
Uno de los juegos más interesantes de Suda51 nos proponía temer a nuestra mente.
SIGUIENTE
Lo que pudo ser
15:22 16/10/2016
Con todo el ‘hype’ de la realidad virtual, os hablamos de uno de los productos cancelados más curiosos.

NixonKane · 11/10/2016 01:53
Coño, yo jugué al Alien Rampage en su momento, y no tenía ni idea. Era bastante divertido y bueno para su época. Quién lo iba a decir...

diego.dey · 11/10/2016 18:27
Nunca he sido fan de los duke nukem en 2d ni sus versiones en 3d "plataformeras" pero este tenía buena pinta

Flecha subir