Vandal

Misiones secundarias de Necluda en Zelda: Breath of the Wild

Todas las misiones secundarias que esconde Necluda, una de las zonas de Hyrule de Zelda: Breath of the Wild.
·

Los cucos perdidos: Los preciados cucos de Wakat han saltado la valla y se han escapado. Hay 10 cucos díscolos en total. Localízalos y devuélvelos al corral.
Las recetas de Koko: Koko tenía pensado cocinar sopa de verduras, pero n ose dio cuenta de que ya no le quedaba ninguna zanahoria rauda y ahora está en un dilema.
Las recetas de Koko 2: Koko estaba muy entusiasmada por probar la receta de manzanas a la mantequilla, pero sin manteca de cabra no puede cocinarlas.
Las recetas de Koko 3: Esta vez, Koko quería cocinar calabaza rellena para su padre, pero se ha puesto muy triste cuando se ha dado cuenta de que no le quedaba carne.
Las recetas de Koko 4: Koko quiere preparar las manzanas a la miel que siempre hacia su madre, pero le falta miel de vigor, un ingrediente esencial.
Jugando con Rika: Rika corretea por la aldea alegremente. Parece que está un tanto aburrida...
Una petición fogosa: Lorah, la dueña de la tienda de flechas, cree que eres un joven muy capaz, así que te ha pedido un favor algo peculiar: debes encender las antorchas que rodean la efigie de la Diosa.
Mejora la piedra sheikah: Prunia, la jefa del laboratorio de Hatelia, te ha contado que podría darte algo útil si le traes materiales ancestrales.
Sensor sheikah y cámara: El sensor sheikah + detecta cualquier cosa que esté registrada en la enciclopedia hyliana.
Habla con Rotver: Prunia te ha dicho que, si encuentras materiales ancestrales, puedes llevárselos a Rotver. Parece que vive en el laboratorio de Akkala, en la región del mismo nombre.
El tesoro de Nambod: Dondak y Pristen han compartido contigo un acertijo que indica la ubicación del tesoro de Nambod, un famoso forajido.
Hogar, dulce hogar: Parece que puedes comprarte una casa en la aldea Hatelia. Karud te ha ofrecido rebajarte el precio de 50.000 a 3.000 rupias si le llevas 30 montones de leña.
La estatua maligna: La estatua maligna de la aldea Hatelia se ha quedado uno de tus contenedores. Habla con ella para que te lo devuelva.
El joven entusiasta: Un chico llamado Nebb de la aldea Hatelia quiere que le enseña una espada de viajero.
Los deseos del ser amado: El amigo de un amigo de Manzak está dispuesto a hacer lo que sea para atraer la atención de Rya, la dueña de la posada Con viestro Fresco.
Las maracas de Obab: Obab, un espíritu del bosque, te ha pedido que recuperes sus queridas maracas, ya que sin ellas es incapaz de usar su poder.
El récord del domador: Saaren, el subcampeón del torneo de domar caballos, te ha desafiado a que lleves un caballo salvaje hasta la posta en menos de dos minutos.
A la luz de las luciérnagas: La aldea Kakariko es famosa por sus luciérnagas. Hay quien dice que su brillo en la oscuridad recuerda al de las mismas estrellas.
Ladrones de ovejas: Orenne, en la aldea Hatelia, es víctima de unos robos de ovejas. Los culpables son unos monstruos que se han asentado en la playa de Hatelia.
El tesoro del héroe: El héroe ancestral hizo una promesa: Un día volveré para enfrentarme al cataclismo que no cesa. El pilar de piedra del mar emerge y oculta el tesoro que guardé a mis 17.
Expansión inmobiliaria: Karid, el veterano carpintero de Construcciones Karud, ha viajado a Akkala, al norte de la aldea Hatelia, para expandir el negocio, pero no ha querido contarte mucho más.
Flecha subir