Vandal
Guía Cuphead (XBOne, PC)
·
Te contamos cómo derrotar a los jefes de Sugarland Shimmy, Pyramid Peril, Carnival Kerfuffle, Aviary Action! y Fiery Frolic.

Cómo superar todos los jefes del Mundo 2 de Cuphead

Sugarland Shimmy

Este jefe comienza como una sucesión de minijefes que van apareciendo de forma aleatoria en cada intento que hagamos, por lo que no siempre aparecerán los mismos enemigos ni en el mismo orden. Lo bueno es que todos ellos simplemente tienen una única mecánica de ataque, por lo que resulta fácil aprenderse sus patrones para esquivarlos sin grandes problemas.

Una vez que hayamos derrotado a tres de estos minijefes, el castillo comenzará a moverse y a perseguirnos, por lo que tendremos que esquivar sus ataques mientras nos movemos y disparamos a la vez. Esta fase tiene dos ataques muy específicos: lanzarnos un caramelo rodante que podemos evitar saltando o con un parry, y una cabeza que nos va persiguiendo constantemente y que se va deteniendo de vez en cuando, momentos que tendremos que aprovechar para recolocarnos y esquivar su próxima persecución.

Pyramid Peril

Este es otro jefe al estilo matamarcianos. Durante la primera fase abrirá un cofre del que pueden salir distintos tipos de proyectiles que tenemos que esquivar moviéndonos. Una vez hayamos realizado el daño suficiente, el scroll de la pantalla comenzará a avanzar y aparecerán unas columnas divididas en varias partes. Para abrirnos camino tendremos que apuntar a las zonas donde veamos una cara, aunque mucho cuidado, ya que si tocamos cualquier parte del escenario recibiremos daño, bordes superiores e inferiores incluidos.

Tras esto dará comienzo la siguiente parte de la batalla, donde nuestro enemigo adoptará la forma de un sarcófago. Al abrirlo comenzarán a salir momias fantasmales que avanzaran en línea recta y una cara naranja nos atacará lanzándonos con sus ojos. Ataca a este rostro y cambiarás de fase rápidamente.

En esta nueva fase, el jefe creará una marioneta con la forma de nuestro protagonista a la que tendremos que destruir. Esta nos ataca únicamente con proyectiles, aunque al mismo tiempo habrá un sombrero dando vueltas por el escenario y disparando balas a toda velocidad, por lo que tendremos que centrarnos en evitar todos estos ataques de forma simultánea.

La última fase del combate pone en juego tres pirámides que van girando a nuestro alrededor. Cuando una de ellas abra los ojos significará que lanzará un gran rayo en forma de cruz desde su posición, momento en el que el jefe también atacará para lanzarnos una onda psíquica, obligándonos a colocarnos muy bien y a movernos siguiendo el patrón de la pirámide que esté atacando para que no nos dé con su ataque.

Carnival Kerfuffle

Este combate comienza con el jefe montado en un coche de choque. Simplemente dispárale y esquiva saltando sus embestidas cuando veas que las cargue. Eso sí, procura golpear también las dianas con forma de pato que hay en la parte superior de la pantalla, ya que hacen daño si las tocas sin atacarlas.

La segunda fase con el arma Spread es muy fácil, ya que tendremos que mantenernos en el centro mientras globos con forma de perro vienen a atacarnos y un vagón de montaña rusa pasa debajo nuestra, teniendo que saltar a las personas que hay montadas sobre él para no recibir daño. Como los globos se destruyen con nuestros disparos, con Spread los destruiremos fácilmente al mismo tiempo que golpeamos al jefe para obligarle a cambiar a su siguiente fase.

En esta nueva parte del combate continuarán pasando los vagones de la montaña rusa, aunque ahora nuestro enemigo nos lanzará unos proyectiles con forma de herradura. Los hay de dos tipos: unos amarillos que atraviesan rápidamente la pantalla para situarse en la parte superior antes de caer sobre nosotros, obligándonos a colocarnos en la única zona que quede libre de herraduras para esquivar el ataque, y otro proyectiles verdes que nos lanzará a pares y que irán zigzageando hacia delante. Podemos saber qué tipo de herraduras nos va a lanzar fijándonos en el color del caballo en el que el jefe aparezca montado.

Al llegar a la fase final, el propio jefe se convertirá en un tiovivo gigantesco. Aquí tendremos que atacar a su cara, al cual está justo en el centro de la pantalla, mientras esquivamos los vagones de la montaña rusa, los cuales ahora pasan a toda velocidad, por lo que tendremos que situarnos en las nuevas plataformas que han aparecido para que no nos atropellen. De vez en cuando también lanzará unos pingüinos que lanzan balas, aunque a estos últimos los podemos destruir para que no nos molesten.

Aviary Action!

Volvemos a encontrarnos ante otro jefe al estilo matamarcianos. La primera fase es muy sencilla si nos mantenemos pegados a la parte izquierda del escenario, ya que esto facilita el esquive de huevos, pájaros y balas que nos lanzarán.

Una vez finalizada esta parte de la batalla, el jefe comenzará a disparar plumas en todas direcciones mientras más pájaros siguen cruzando la pantalla de una punta a otra. Esta fase es facilísima si únicamente nos dedicamos a esquivar las plumas con cuidado en la misma posición (siempre siguen el mismo patrón) mientras disparamos sin parar.

La siguiente fase es un poco más complicada, ya que aparecerá el hijo del jefe principal, quien se rodea de varios huevos que van girando a su alrededor mientras amplían y reducen el radio. Mientras tanto, el infante aprovechará para dispararnos con su pistolas unos proyectiles a los que podemos hacer parry. Finalmente, la parte final de la batalla se supera fácil disparando bombas y esquivando los proyectiles que nos arrojarán desde abajo.

Fiery Frolic

Esta batalla pondrá a prueba nuestras habilidades plataformeando, ya que todo el combate se desarrolla sobre unas pequeñas nubes que no paran de moverse. Como era de esperar, el jefe aprovechará para lanzarnos ondas psíquicas, bolas de fuego y para atacarnos desde abajo con su cola, por lo que tendremos que estar buscando constantemente la mejor plataforma para esquivar estas ofensivas.

La siguiente parte del combate se simplifica muchísimo con el arma Chaser, ya que no tendremos que preocuparnos de apuntar y solo nos tocará centrarnos en esquivar a las llamas que nos atacarán desde la parte inferior del escenario.

La fase final es la más complicada de todas, ya que aquí el dragón tendrá tres cabezas en vez de una y nos lanzará unos proyectiles que si rompemos se dividirán en muchos más, por lo que hay que tener mucho cuidado a la hora de atacar. Su otro ataque del que tenemos que cuidarnos es uno con el que se convierte en un soplete y comienza a disparar fuego en línea recta por la parte intermedia del escenario. Para esquivarlo simplemente utiliza las nubes más altas que encuentres.

Buscar en la guía

Lo más buscado

    Juegos relacionados

    Flecha subir