PEGI +18
Xbox 360Compra Saints Row IV en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
También en: PC PS3
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Volition
Producción:
Distribución: Koch Media
Precio: 59,95 €
Jugadores: 1
Formato: DVD
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Saints Row IV para Xbox 360

#85 en el ranking de Xbox 360.
#448 en el ranking global.
ANÁLISIS

Impresiones de Saints Row IV para Xbox 360

Jorge Cano · 17:16 22/3/2013
El sandbox más gamberro vuelve este verano más loco que nunca y con toneladas de diversión.

El primer Saints Row nació en la actual generación de consolas, en el verano de 2006, un título exclusivo de la nueva Xbox 360, que acababa de salir hace pocos meses. Uno de los primeros sandbox o juegos de mundo abierto para la consola de Microsoft, que pese a no estar a la altura de un Grand Theft Auto, era una buena alternativa sobre todo teniendo en cuenta que todavía habría que esperar casi dos años para disfrutar de GTA IV.

Llegará el 23 de agosto a las tiendas.
Compartir

En plena resaca de la fiebre que provocó el juego de Rockstar, tan solo seis meses después, se lanzó Saints Row 2, esta vez además de para Xbox 360 también para PlayStation 3 y PC, una secuela que hacía mayor hincapié en el humor negro, en ofrecer situaciones extremas, muy salvajes y divertidas, y en las opciones de personalización. En noviembre de 2011 llegó la tercera entrega de la saga, Saints Row: The Third, la apuesta definitiva por el desparrame y el cachondeo, diferenciándose de cualquier otro sandbox o juego de acción por su alocado humor, en el que todo valía con tal de divertirse y echarse unas risas, algo que fue muy bien recibido por los usuarios que buscaban diversión sin complejos.

En plena fiebre de los contenidos descargables, Saints Row: The Third no iba a ser menos, y contaba con unos ambiciosos planes en este aspecto. El más grande de todos Enter The Dominatrix, un DLC anunciado en mayo de 2012, cancelado meses después para pasar a ser parte de la cuarta entrega de la saga. Este DLC iba a transcurrir inmediatamente después de la historia de Saints Row: The Third, contándonos cómo el señor de la guerra alienígena Zinyak, que lleva décadas deseando los preciados recursos naturales de la Tierra y sus féminas, decide invadir nuestro planeta. Con el fin de preparar a sus fuerzas para la dominación, Zinyak captura al jefe de los Saints y lo encierra en una elaborada simulación de realidad virtual, que imita la ciudad de Steelport.

Contó Jason Rubin, por entonces presidente de THQ, que cuando vio Enter The Dominatrix en producción en Volition, se sorprendió del montón de ideas y deseos de expandir la ficción de la saga. Preguntó al equipo si podría lograr expandir estas ideas con más tiempo, recursos y unos objetivos más grandes, y estuvieron de acuerdo en que esto se convirtiera, o que al menos se incorporara, en Saints Row IV. Meses después se produciría la bancarrota de THQ, la venta de sus activos, y la compra por parte de Koch Media de los derechos de la saga y sus creadores, los norteamericanos Volition. La semana pasada viajamos a Londres y pudimos ver el juego por primera vez en acción, con el simpático Jim Boone, productor del juego, como maestro de ceremonias.

En Saints Row IV encarnaremos al jefe de los Santos, que resulta elegido presidente de los Estados Unidos, convirtiendo a esta peculiar banda en los líderes del mundo, teniendo que hacer frente a una catastrófica invasión alienígena, en la que los extraterrestres comandados por Zinyak transportan a los Santos a una extraña simulación de la ciudad de Steelport. Como veis, el mismo argumento que en un principio iba a tener el DLC Enter The Dominatrix. Sin muchos rodeos ni demasiados detalles, nos mostraron cómo luce el juego, con nuestro particular protagonista vestido para la ocasión de extravagante presidente de los Estados Unidos.

Uno de los puntos fuertes de la tercera entrega fueron sus originales armas, que conseguían que te partieras de risa, y esta cuarta parte apostará por lo mismo, intentando subir el nivel de locura en la saga. La primera que vimos era una que permitía inflar las cabezas de los transeúntes hasta hacerlas reventar, de manera bastante graciosa, como todo en este juego, ya que los ojos se inflan como globos hasta salir de sus orbitas, de estilo muy cartoon. Podremos controlar la presión del inflador con el gatillo, por lo que se puede dejar a la personas medio infladas, flotando en el aire como si fueran globos, lo que puede dar bastante juego.