PEGI +18
OrdenadorCompra Saints Row: The Third en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
También en: X360 PS3
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Volition
Producción:
Distribución: THQ
Precio: 49,95 €
Jugadores: 1
Formato: DVD
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Saints Row: The Third para Ordenador

#144 en el ranking de Ordenador.
#874 en el ranking global.
ANÁLISIS

Impresiones de Saints Row: The Third para Ordenador

Pablo Grandío · 20/8/2011
A veces, cuando hacemos una llave brutal a un pobre peatón, nuestro personaje se queda tumbado y posando delante de la cámara.

Hemos podido probar Saints Row 3 y es fantástico. Si el anterior juego parecía salvaje, y el reciente Just Cause 2 una locura, esta tercera parte de la saga de acción de mundo abierto de THQ sube un nivel más y nos da más libertad que nunca para hacer el cafre y el macarra. La demo que hemos podido probar en la Gamescom, primera vez que se ha mostrado en versión jugable, nos dejaba hacer más o menos lo que nos enseñaron en el E3 del pasado mes de junio. Entonces os dijimos que Saints Row 3 era una auténtica locura y os contamos algunas de las cosas que podías hacer que nos llamaron la atención cuando las vimos. Hacerlas es mucho mejor.

Todas las organizaciones vigilan sus intereses.
Compartir
HD

La prueba comenzaba con la misión que nos mostraron en su momento, un atraco a un banco que sale mal, que es la primera misión del juego. Los Saints, la banda de la que formamos parte, se han vuelto tan populares que tienen un refresco oficial en Japón, la gente les pide autógrafos por la calle, y se permiten el lujo de atracar el banco con una careta de Johnny Gat (uno de los cabecillas de la ganga, y una celebridad). El propio Johnny Gat participa en el atraco, y se pone su propia careta, y durante el ataque nuestros compañeros firman autógrafos a los rehenes. Los Saints son realmente celebridades criminales, pero obviamente se les ha ido de las manos, y tras la emboscada con la que termina el nivel, se supone que el objetivo del juego será intentar un resurgir de la banda.

En esta misión lo único que hacíamos era, a grandes rasgos, disparar a enemigos, con un sistema de apuntado como el de Saints Row 2, y sin que se haya incluido un sistema de coberturas ni ninguna modificación radical respecto a anteriores entregas. Lo interesante fue después, cuando nos soltaron por la ciudad con salud casi infinita y un arsenal de armas completo, con munición ilimitada, permitiéndonos dar rienda suelta a nuestras necesidades macarras.

Lo que más ganas teníamos de probar son esos movimientos dependientes del contexto en los que hacemos llaves de lucha libre a los inocentes que nos encontramos por la calle. Estas llaves son espectaculares, lanzando por los aires a los peatones, o tirándolos al suelo. Las dos que más nos han gustado son una en la que, tras hacer la llave, nuestro personaje se queda tumbado en el suelo posando y mirando a la cámara, y otra –que se hace en movimiento-, en la que derribamos a los peatones, saltamos sobre ellos y nos deslizamos un poco por el suelo y sobre ellos, como si el inocente fuese una tabla de snow.