PEGI +18
Xbox 360Compra Gears of War 3 en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Epic Games
Producción:
Distribución: Microsoft
Precio: 64,95 €
Jugadores: 1-2
Formato: DVD
Textos: Español
Voces: Español
Online: hasta 10 jugadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Gears of War 3 para Xbox 360

#39 en el ranking de Xbox 360.
#211 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Gears of War 3 para Xbox 360

Pablo Grandío · 15/9/2011
Gears of War 3 culmina la trilogía más dinámico y completo que nunca.
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9
TOTAL
9.5
DIVERSIÓN
10
JUGABILIDAD
9.5
Versión Xbox 360.

La irrupción de Gears of War a finales de 2006 como juego estrella de Xbox 360 ha sido, en retrospectiva, uno de los hitos de esta generación de videojuegos. El espectacular juego de Epic Games se convirtió de inmediato en el referente de los juegos de acción en tercera persona, incluyendo muchas de las novedades jugables que se han convertido en comunes durante esta generación: tiroteos con coberturas, un sistema de vida que prescindía de las barras de energía y una campaña cooperativa, entre otras cosas, además de incluir un modo multijugador online que se convirtió en una de las estrellas de Xbox Live antes de ser superado por el torrente de juegos de acción en primera persona que vendrían después.

Conoce el principio del fin.
Compartir
HD

Dos años después del primero llegaba la segunda parte, una secuela considerada continuista, que refinaba al máximo lo visto en el juego original e introducía el modo cooperativo Horda, de nuevo emulado e imitado por el resto de juegos de acción, tanto en primera como tercera persona. Pese a que repitió el éxito del anterior, fue considerado un juego demasiado parecido al original, tanto a nivel estético como jugable, y parece que las críticas han "picado" al equipo de Epic Games dirigido por CliffyB, que han plasmado una tercera parte, la que hipotéticamente cierra la trilogía, que cambia bastante el estilo de los anteriores. Los casi tres años de desarrollo que ha tenido el equipo para realizar el juego se notan.

Tiroteos más dinámicos, más armas

Gears of War 3 sigue siendo Gears of War, pero es mucho más dinámico que los anteriores. Los tiroteos ya no son tan estáticos como en los dos juegos del año pasado, tendremos que movernos mucho más para acabar con los Locust y los Luminosos en las diferentes situaciones de combate, pues las coberturas ya no son tan fiables como antes, ni disparar desde ellas es ya la forma más rápida y segura de acabar con los enemigos. Los escenarios de combate son mayores, lo que hace que tengamos que avanzar para acabar con las hordas enemigas, y gran parte de los objetos con los que nos cubriremos se van destruyendo en tiempo real, lo que hace que tras unos segundos aguantando fuego enemigo, sus balas nos acaben dando. Lo mismo ocurre en el caso contrario, pudiendo acabar con un enemigo bien parapetado a base de acabar con su cobertura. Además, los ataques enemigos son bastante más variados que simples disparos, haciendo que cuando nos ataquen con explosivos tengamos que esquivar in extremis la muerte en muchas ocasiones. Las coberturas siguen ahí y cubrirnos es lo primero que deberemos hacer en cuantos nos disparen, pero eso es solo el principio de cada tiroteo.

Se muestran nuevas criaturas que aparecerán en la Campaña.
Compartir
HD

Además de ser más dinámico, es también más variado. El ritmo de los niveles se ha cuidado más, y los tiroteos genéricos, de relleno, son minoría, ya que casi siempre habrá algo especial en el grupo de enemigos que hará que cada combate tenga una particularidad. Desde los tallos y sus vainas que no paran de generar luminosos, hasta los gigantescos lanzadores de bolas de fuego, pasando por los Locust y su variado arsenal, avanzamos tiroteo tras tiroteo pero cada uno de ellos nos pide hacer algo ligeramente diferente. A esto contribuye también un repertorio de armas mayor que nunca, estando obligados a ir cambiando de armas, probando lo que nos vayamos encontrando, porque la munición para las "armas oficiales CGO" escasea, lo que nos obligará a ir adoptando el armamento que vaya dejando el enemigo.