OrdenadorCompra Singularity en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
También en: X360 PS3
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Raven Software
Producción:
Distribución: Activision
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Singularity para Ordenador

#175 en el ranking de Ordenador.
#1046 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Singularity para Ordenador

Alberto González · 2/7/2010
Controla el devenir del espacio-tiempo en el nuevo título de Raven Software.
GRÁFICOS
8
SONIDO
9
TOTAL
8.5
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8
Versión PC. También disponible en Xbox 360 y PlayStation 3.

¡Qué difícil es sorprender en los tiempos que corren! No es la primera vez que hacemos ahínco desde estas páginas, a lo complicado que resulta encontrarnos con títulos y juegos nuevos en nuestras consolas y ordenadores. No hay día en el que veamos como ideas que se presentan originales en un principio, acaban desechadas o adaptadas a las corrientes más comunes y normales. Muchos creen que es necesario, que es un mal menor para que todos los usuarios tengan aquello que se pide. Pero nosotros no lo creemos así. Sacar un juego basado en una original idea, es muy difícil, complicado, y en términos comerciales, casi un suicidio. Pero de vez en cuando, se dan pequeños atisbos de lo que pueden ser grandes joyas. Singularity, de Raven Software, es uno de esos casos.

Descubre las cualidades de esta herramienta.
Compartir
HD

Raven Software es una gran conocida del sector. Ellos se han encargado de varios títulos de la saga de X-Men (entre ellos el más que notable X-Men Orígenes: Lobezno), del conocidísimo Hexen, y tienen en su haber la adaptación del último Wolfenstein. Son unos desarrolladores a la antigua usanza. Y muy trabajadores. Cuando se anunció que su próxima creación sería una obra original, muchos asquearon y mostraron caras y muecas. ¿Una empresa que se había encargado de tantas licencias anunciando una nueva IP? ¿Sería buen movimiento? La verdad, es que Singularity, ha sido uno de los juegos más celosamente guardados de lo que llevamos de generación. Dejando a un lado los macro-proyectos de determinadas compañías, Raven Software ha mantenido en el más absoluto de los secretos a su obra. Sin demos, sin demostraciones a puerta cerrada y sin apenas trailers o imágenes cada pocos días o semanas (tal y como nos tienen acostumbrados las compañías en esta generación de la sobre-información), Singularity acabó relegado al cajón de los olvidos meses después de su presentación. No se volvió a hablar del título.

Ahora, Activision publica el juego en nuestras tierras (y en medio mundo), dispuestos a ver si de verdad Raven Software ha estado desarrollando algo realmente bueno, y no un delicioso pastel a la vista, pero hueco y vacío por dentro. ¿Qué se esconde tras Singularity? ¿Hay algo verdaderamente interesante tras un secreto desarrollo y una promoción escueta? Os adelantaremos algo: es muy bueno. Singularity nos ha sorprendido gratamente, demostrando que se pueden hacer videojuegos originales y muy divertidos con un poco de imaginación. ¿Queréis saber más? Seguid leyendo.

Una historia original

Realmente, la historia de Singularity no de un alarde argumental digno de ser elogiado, pero sí tenemos que decir que sirve perfectamente como una original premisa desde la que partir y demostrar de qué pasta está hecho el juego. Singularity nos emplaza en pleno 2010. Encarnando a Nate Renko (un soldado de las fuerzas especiales), viajaremos a una desconocida isla rusa, denominada Katorga-12, donde, tras una investigación rutinaria vía satélite del ejército de los Estados Unidos, se han encontrado indicios de unas extrañas instalaciones abandonadas.

Dicha isla, durante los años cincuenta, fue el motor y el principal emplazamiento de una investigación centrada en la obtención de un extraño elemento, el E-99. Dicho elemento, según las mentes pensantes del comunismo dirigido por Stalin (y más tarde por Nikita Kruschev), debía ser la pieza de presión y defensa frente al poder atómico y nuclear de la civilización capitalista occidental. Pero algo salió mal, y la URSS decidió dar carpetazo al asunto, olvidando a Katorga-12 a su suerte. Singularity irá desvelándose poco a poco como una interesante aventura, marcada por el terror y la ciencia ficción más clásica, con continuas referencias a los viajes en el tiempo, las paradojas temporales o los típicos y consabidos experimentos que acaban saliendo mal.

Nos encontraremos con conspiraciones, personajes inquietantes y extrañas criaturas que vendrán a por nosotros a la primera de cambio. Si hubiese que buscar algún tipo de paralelismo cinematográfico (Singularity tiene un marcado sentimiento cinéfilo en su embalaje), podríamos decir que Singularity bebe de la estructura visual del cine dejado por Terry Gilliam en su excelente obra maestra (protagonizada por el queridísimo Bruce Willis), 12 Monos. Y si hablamos de literatura, las referencias a Metro 2033 son más que evidentes y notorias. Pero eso sí, salvando las distancias, por supuesto. Al César lo que es del César.