Vandal

Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

Yuzo Koshiro, rey de la pista

·
Repasamos la valiosa carrera en solitario del aclamado compositor japonés Yuzo Koshiro.

Siguiendo con la columna donde la dejamos la semana pasada, debemos cerrar una cuestión que se quedó abierta y que venía siendo ya necesario abordarla. Se trata de la carrera en solitario del prolífico músico Yuzo Koshiro, al que seguro muchos conoceréis.

Apareció en los artículos sobre SEGA Sound Team y la saga Sonic, en los que prometí hablar de él más adelante, y con el artículo sobre Falcom vimos sus primeros pasos. Hoy juntaremos las piezas que faltan para comprender por qué es un auténtico genio del FM.

Antes y después de Nihon Falcom

Yuzo Koshiro nace en 1967 en la ciudad de Tokyo, donde comienza a aprender música a temprana edad al recibir clases de piano de su madre. A los ocho años pasaría a tener de profesor al mismísimo Joe Hisaishi –que adquiriría la fama como compositor de películas de Takeshi Kitano y Hayao Miyazaki– con el que estudiaría alrededor de tres años.

En su época de instituto Koshiro empezó a interesarse en la música de videojuegos inspirado por títulos como Gradius. A modo de hobby se puso a componer por su cuenta en un PC-88 y aprendió mucho de lo que le valdría para entrar a trabajar en Nihon Falcom en 1986, donde pasaría los dos primeros años de su trayectoria como profesional.

Al separarse de Falcom en 1988, donde ya vimos sus aportes para la saga Ys y algunos Dragon Slayer, comienza a trabajar por su cuenta en juegos de distintas compañías. Uno de ellos fue The Scheme para PC-88, que se recuerda sobre todo por su genial banda sonora ("I'll Save You All My Justice", "Thousand Eyes", "Perpetual Dark", "Death World", "Challenging Tomorrow"…), publicada en CD por G.M.O Records. De Namco hizo la versión para X68000 de su matamarcianos multidireccional Bosconian –al ritmo de "Flash Flash Flash"– y la versión MSX de The Return of Ishtar, secuela del clásico The Tower of Druaga.

Para Enix hizo la visual novel Misty Blue y esa joya de Super Nintendo –publicada por ellos pero desarrollada por Quintet– que lleva por nombre ActRaiser, donde también se encuentran muchos de los grandes temas de Koshiro, como "Birth of the People" o el icónico primer acto de "Fillmore / Filmoa", ambos con ese enfoque barroco que se ha ganado comparativas con la saga Castlevania. Tiene su propio CD OST de G.M.O Records pero también el imprescindible Symphonic Suite from Actraiser grabado con orquesta.

Sin embargo, si ha habido una compañía por la que sus obras han brillado de verdad ha sido con SEGA, para la que empezó a colaborar ya en 1989 con The Revenge of Shinobi, uno de los grandes éxitos –el sonido del bajo creó escuela en Mega Drive– de su trayectoria musical. Desde la carismática "The Shinobi" o "Sunrise Blvd." hasta la inmortal "China Town", que fueron recogidas ese año en el álbum The Super Shinobi & Works.

Koshiro se encargaría también de la rama portátil de la saga con The G.G. Shinobi –y años más tarde The G.G. Shinobi II: The Silent Fury con su compañero Motohiro Kawashima– para Game Gear, una obra no menos importante ya que está plagada de melodías y contrapunto 8-bits al puro estilo Ninja Gaiden, como son "Rush", "Joe" o "Distant Thunder".

Ahora bien, el título de 1991 que tiene una importancia fuera de toda duda por lo que supuso no solo para los videojuegos sino para todo el género de la música electrónica es Streets of Rage, el mítico beat’em up de SEGA. Si el juego del ninja fue un referente por su uso de los graves, este juego puso patas arriba la manera de hacer música en 16-bits gracias a esa mezcla de house, funk, disco y breakbeat heredados de grupos como Enigma, Soul II Soul o Black Box, programando con PC-88 y usando su propio lenguaje MML basado en el BASIC de NEC para lograr el sonido típico de las cajas de ritmo Roland.

La intro "The Street of Rage" abre con esa inconfundible guitarra eléctrica simulada y vestida de reverb, chorus y delay, para luego sucederse el "Fighting in the Street", la caribeña "Moon Beach", "Keep the Groovin’" o los característicos "Attack the Barbarian" y "Big Boss" para los jefes. Fue publicada como Bare Knuckle por la misma G.M.O. Records.

Fundación de Ancient Corp.

A finales de 1990 crea su propia compañía con ayuda de su madre, Tomo Koshiro, una empresa familiar en la que su hermana Ayano Koshiro también haría labores de diseño gráfico y de personajes. A partir de ese momento, esta será la vía por la que realizará los encargos musicales, tanto los externos como los que se le hiciesen a la propia compañía.

El primer juego desarrollado por Ancient fue en 1991 con el Sonic the Hedgehog de 8-bits, del que ya comentamos el aporte de Yuzo Koshiro. Años más tarde colaboraron en la versión de Mega Drive de Streets of Rage 2, que sería su siguiente gran trabajo de composición con ayuda de Kawashima. La música se introdujo algo más en el dance, el trance y el electro-funk de discoteca, con pistas como "Go Straight", "Back to the Industry", la tranquila "Slow Moon" y un archiconocido "Dreamer", muchas retomando motivos del primer juego a modo de remix. Tuvo su respectivo disco con Bare Knuckle II.

En aquellos años se involucraría en el divertido Super Adventure Island de Hudson Soft, en Actraiser 2, Eye of the Beholder en sus versiones para PC-88 y Mega CD, y en un no muy bien recibido Streets of Rage 3, mucho más volcado en el hard techno y el trance de una manera experimental, pues ideó un avanzado sistema llamado Automated Composing System que genera sonidos automáticos ligados a subestilos gabber y oldschool jungle.

De nuevo con Ancient implicada iniciaría una estupenda serie de action RPG formada por The Story of Thor de Mega Drive y The Story of Thor 2 para Sega Saturn, dos grandes juegos que destacan en sus respectivos catálogos por su buen hacer. Solamente el segundo de ellos recibiría un CD editado por Ancient bajo el título Thor ~Seirei ou Kiden~.

Más adelante colaborarían también en la rompedora primera parte de Shenmue, siendo Yuzo Koshiro el único que trabajó también en Shenmue II. En ambos contribuyó con varias piezas de su cosecha junto al gran compositor Takenobu Mitsuyoshi –del que hablamos en el artículo sobre SEGA Sound Team– a Ryuiji Iuchi, Takeshi Yanagawa y Osamu Murata.

En 2001 Koshiro estrena una de sus franquicias estrella en la actualidad, los arcades de carreras Wangan Midnight de Namco, que adaptan el manga del mismo nombre, muy similar a Initial D. En ellos ha podido utilizar por fin un auténtico estilo techno que se ha formado muchos fans en los salones recreativos de Japón a lo largo de cinco entregas Maximum Tune con sus respectivas versiones DX. En consolas han salido algunas entregas, especialmente en PS3, PS2 y PSP.

Durante ese tiempo colaboraría también en Namco x Capcom junto a muchos otros compositores de renombre, en el portátil Castlevania Portrait of Ruin haciendo unos temas repartidos con Michiru Yamane, como "Invitation of a Crazed Moon", en el juego Half-Minute Hero, en Time and Eternity, la saga Smash Bros. y hasta en la tremenda banda sonora de Kid Icarus: Uprising.

En 2007 comenzó la otra saga que le mantiene ocupado recientemente: Etrian Odyssey de Atlus. Esta serie de juegos para Nintendo DS y 3DS se hace notar por su música épica y cañera plagada de teclados, bajos potentes, guitarras, elementos orquestales e incluso chiptune que nos hacen recordar a aquel joven Yuzo Koshiro de la etapa en Nihon Falcom.

Se ha encargado de todas las entregas hasta la fecha, lo cual incluye los cuatro juegos principales numerados, las dos partes Untold, que son remakes de los dos primeros, y Etrian Mystery Dungeon. Ahora mismo se encuentra trabajando precisamente en la nueva entrega de la franquicia, Etrian Odyssey V: The End of the Long Myth, que tiene previsto su lanzamiento en Japón para el 4 de agosto de 2016. No sabemos si llegará a Europa.

Atlus presenta el primer vídeo de Etrian Odyssey V: To the End of the Long Myth.
Compartir

Para terminar, recomiendo darle una escucha a los Yuzo Koshiro BEST COLLECTION –que cuentan con Vol. 1 y Vol. 2– y un vistazo al documental "Diggin’ in the Carts" de Red Bull Music Academy en su Episodio 4, que al igual que comenté ya la otra vez es un excelente documento para conocer un poco más acerca de los músicos japoneses de videojuegos.

¡Pasad una buena semana!

ANTERIORES
Vandal Game Music
16:42 16/3/2016
Dedicamos un homenaje al fallecido compositor Normand Corbeil, ligado a Quantic Dream.
Vandal Game Music
11:03 23/3/2016
Nos adentramos en la extensa historia del departamento de Nihon Falcom y la JDK Band.
SIGUIENTE
Vandal Game Music
14:10 6/4/2016
Analizamos la música de la serie Alan Wake, anteriores trabajos de Petri Alanko en Remedy.

praesidium-vigilo · 03/04/2016 12:00
Un jefazo. La BSO de Streets of Rage 2 es, aun a dia de hoy, de lo mejor que se puede encontrar en los videojuegos.

Lástima de lo experimental que fue la del SoR 3 y las limitaciones de Megadrive...al igual que la del Story of Thor que, aunque buena, le faltaba carisma. No le vi muy comodo en temas medievales del Action RPG.

ZachMorgan · 02/04/2016 20:45
La ost del Sonic 1 de Master System,enteramente compuesta por él es bestial. No hay tema que no desmerezca.

Es que comparas los Scrap Brain Zone de Koshiro y el de Mega Drive y no hay color.

Pepegol · 31/03/2016 12:04
Recuerdo que sobre el año 1993 cuando jugué al Streets of Rage 2, y vi en la pantalla de presentación Music (c) Yuzo Koshiro y pensé, ¿este que va de chulo? ya después jugando comprendí que tiene una calidad impresionante y lo utilizan como reclamo publicitario. A principio de los 90 estaba en la cresta de la ola y era superfamoso en el mundo de los videojuegos, pero poco a poco fue perdiendo fama... que no calidad, quizás por una mala elección en sus proyectos. Hay compositores que se enrocan en un estilo y de ahí difícilmente puedes hacer algo decente, él es capaz de trabajar géneros como la música clásica, el techno, el jazz (Layton Brothers Mystery Room) o lo que le echen y salir con sobresaliente, realmente es muy variado. Y por último como programador de sonido es increíble, fue capaz de saltarse las limitaciones de hardware de la megadrive o la supernintendo

EmeraldGolvellius · 31/03/2016 03:33
Un Jefazo este tipo,melodias inconmensurables.

.Daedalus. · 31/03/2016 00:01
Hoy en día con internet y tal vale, pero que a principios de los 90 muchos ya supieramos quién era el tito Koshiro tiene un mérito de la leche.

No se si será el mejor compositor de videojuegos, pero creo que es el que más huella dejó en la infancia de muchos jugones.

Flecha subir