Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Wonder Boy, la saga de Sega

·
El vacío legal del primer Wonder Boy derivó en la legendaria saga que hoy recordamos y que apareció en su mayoría en las consolas de Sega.

Hoy en día vemos ejemplos de compañías que con poco disimulo, se fijan en los juegos más vendidos para empezar a construir el suyo. Algunas de estas, simplemente siguen la corriente de muchos juegos que tienen éxito en esos momentos, puesto que por lógica, ven un negocio claro si despuntan en ventas.

En la actual generación podríamos poner un sinfín de ejemplos en los que ciertos tipos de juegos han sido explotados y exprimidos ante las ganas de los usuarios por ese tipo de juegos en concreto. Pero el juego de hoy, a pesar de que estuvo rodeado de muchos clones que copiaban su mecánica y sistema de juego, sus mejores versiones estuvieron a cargo de la propia compañía que los creó, pero que se ramificó en dos vertientes: la saga de los "Wonder Boy" y la saga de los "Adventure Island".

La semana pasada explicamos qué pasó con el primer Wonder Boy y su licencia. Hoy hablaremos de la saga que vio la luz en su mayoría en las consolas de Sega de la época: la saga Wonder Boy, una saga que se alejó de sus orígenes y por momentos volvió a ellos, pero empecemos por donde lo dejamos hace siete días, veamos... ¡Ah sí, el primer Wonder Boy!

Imagen 201212716851_1

Los giros de la saga

Después de la primera entrega, y Sega con los derechos y la imagen parcial sobre esta saga, decidió desmarcarse completamente de este primer juego y de la mecánica que por otro lado, sí continuaría Adventure Island. A partir de aquí, el juego adoptará diferentes coletillas en las que hubo un pequeño caos, ya que al salir del país nipón se llamarían de diferentes maneras.

El segundo juego de la saga fue Wonder Boy in Monster Land (hablaremos de sus títulos en Europa), lanzado en arcades, más tarde en Master System II en 1988 y portado por Activision a Amiga, Commodore 64, Amstrad CPC, ZX Spectrum y Atari ST en 1989. Este fue un juego de rol y plataformas, que vistió a nuestro protagonista con armadura y espada para hacer frente a los enemigos que visitaríamos en este lugar plagado de monstruos.

A través de doce niveles recorreremos nuestro camino hasta encontrarnos con el dragón Meka. Mientras tanto, recogeremos oro al derrotar enemigos con los que podremos comprar armas, armaduras, calzado, magias y otros elementos que nos ayudarán en el camino. Un gran juego que nos dejó un gran sabor de boca, sobre todo en la versión doméstica para Master System.

Versión Amiga

Infinidad de secretos que animaban a recorrer e indagar por los escenarios, con una dificultad de la época hicieron de este un buen juego que recibió puntuaciones de la época que lo dejaron en un lugar destacado, con una media de notable.

Las dos terceras partes

El tercer juego de la saga fue Wonder Boy III Monster Lair, y fue el último que visitó los arcades de la mano de Sega. Se realizaron conversiones para Mega Drive y PC Engine CD, una realizada por Sega y la otra por Hudson Soft y Alphs System, estando también ambos en la consola virtual de Wii, al igual que el anterior juego.

PC Engine CD

Mega Drive

Todas las versiones fueron muy parecidas, y como vemos, esta tercera entrega fue un volver a los orígenes, ya que consideraron que la segunda parte no llenó del todo a los fans que habían seguido la saga desde el primer juego.

Lo cierto es que esta tercera entrega para estas plataformas recogía la jugabilidad de la primera parte y lo "dopaba" con infinidad de disparos, ítems, y demás ayudas que lo hacían algo más fácil que su primera parte, aunque bien es cierto que se lograba cierta variedad y no fue mal juego.

Pero como predica el título de arriba, Wonder Boy III tuvo dos versiones de su tercera entrega, y esta fue Wonder Boy III: The Dragon´s Trap, lanzado en Master System y Game Gear en 1989 y 1992 respectivamente. Justo después del segundo Wonder Boy in Monster Land acontece esta tercera parte, y nos cuenta como nuestro "Wonder Boy" ha sido maldecido por el dragón Meka que derrota en la segunda parte y debe localizar la "Salamander Cross" para acabar con ella.

Este juego no es lineal, en ocasiones recuerda a los laberínticos niveles de Metroid, y fue comparado con este por la prensa internacional y también con Castlevania, aunque se resaltaron sus pequeñas pegas en el control al tener una pequeña inercia en los saltos, pero a pesar de ello, y por sus excelentes gráficos, música y una jugabilidad excelente se convirtió en uno de los mejores juegos de Master System de todos los tiempos, además de la buena versión de Game Gear pero con la visión del escenario más reducida por la resolución.

Master System

Game Gear

Hudson Soft lo llevó en forma de remake y bajo el nombre de Dragon´s Curse a PC Engine, en una excelente versión de lo visto en los 8 bits de Sega.

Las transformaciones eran lo que daba juego en este Wonder Boy, haciendo que cada personaje pueda avanzar por diferentes sitios, o hacernos pequeños para caber por donde antes no lo hacíamos, sin duda un gran juego variado, divertido y memorable.

La cuarta entrega fue el quinto Wonder Boy, pero aun así titulado por estos lares como Wonder Boy in Monster World, pero en Japón llamado Wonder Boy V: Monster World III, en lo que podemos que apreciar por una parte se cuentan los Wonder Boy lanzados hasta entonces, y a continuación se habla de la sub-serie a la que pertenece.

Esta quinta, o cuarta entrega nos lleva al mundo de los monstruos -tras pasar por la tierra de los monstruos en Monster Land- y recupera la jugabilidad de la segunda entrega de los arcades, consolas de Sega y ordenadores de 8 bits de la que parecieron renegar. Ahora vuelve para Mega Drive y PC Engine como versiones estrella, y una muy meritoria para Master System, recordando y potenciando todas las virtudes disfrutadas y vistas en la segunda entrega.

La versión para PC Engine, de nuevo, volvió a cambiar de nombre aunque fuera prácticamente el mismo juego, como recordamos por el tema de nombres y licencias en poder de Sega y que casi nunca soltó. El juego se llamó The Dynastic Hero y claro, en él, ni rastro del personaje "Wonder Boy" en su lugar se cambió el sprite para que no fuera el mismo juego que en la consola de Sega, pero con un antológico opening:

La versión para Master System, evidentemente tuvo que ser redibujada, y mostraba niveles más cortos que su versión 16 bits y dejando paso a unos kilométricos password de aproximadamente cuarenta caracteres en vez de salvar la partida.

Hasta aquí podríamos hablar de la saga Wonder Boy propiamente dicha, pero no sería de recibo no hablar de su última entrega, el sexto de la saga Wonder Boy, y llamado Monster World IV.

Con el título de Monster World IV nos olvidaremos del Wonder Boy, ya que para esta sexta entrega, el héroe de turno será la joven llamada Arsha. Lanzado exclusivamente en Japón, este juego cierra la saga, toma elementos vistos en la mayoría de los anteriores juegos y muchos de estos estilos se superponen en una aventura en la que nuestra amiga toma de nuevo un escudo y una espada para hacer frente por cuarta vez a el mundo de los monstruos.

El juego abandona la ambientación medieval para acercarse más a el lejano Oriente y relatarnos la historia que lleva a Arsha, nuestra árabe nómada sensible a la presencia de espíritus y ayudada por su amigo Pepe, monstruo pequeño de color azul y aliado nuestro que os echará una mano en tan temible mundo.

Así concluye la saga Monster World, que como podemos ver en este vídeo -con spoilers-, nos recuerda que es el último capítulo de la saga, y que nuestro trabajo ha concluido:

El juego que empezó con aquel pequeño niño rubio lanzando hachas de piedra concluye con la paz en aquella tierra llena de monstruos. Esta legendaria saga en la que el Wonder Boy vivió un sinfín de aventuras en multitud de plataformas fue recordado como una gran saga, por todos los elementos con los que encandiló al mundo, empezando por el pequeño Tom Tom.

Pero aún queda otra pequeña historia que contar, la otra parte por la que aquel Wonder Boy se convirtió en Master Higgings, pero eso será la semana que viene, hasta entonces recordemos y juguemos -con casi todas las versiones en la Consola Virtual Wii- a la saga Wonder Boy, sin duda el chico que fue una maravilla en los ochenta, noventa y en nuestros recuerdos.

Imagen 2012127161338_1
ANTERIORES
Retro
18:17 13/1/2012
El pequeño héroe de Nintendo vuelve. Mientras esperamos su regreso, recordemos su comienzo.
Retro
17:41 20/1/2012
Recordamos el primer juego de la legendaria saga Wonder Boy nacido en los arcades y aclamado en nuestras casas.
SIGUIENTE
Retro
17:20 3/2/2012
Recordamos la saga de Hudson Soft, la que fue fiel a sus orígenes.

PacOskurO · 24/02/2012 15:47
Que Grande!! XD, este fue mi juego favorito de Master system y el que me hizo descubrir los Rpgs. Inolvidable.

Sakata-san · 28/01/2012 21:03
Dragon's trap fue la primera joya videojueguil de mi vida. Recuerdo que se me estropeó la Master System y me compraron otra para poder seguirlo XDD
Quien lo haya jugado nunca podrá olvidar el tema del pueblo:
[video:http://www.youtube.com/watch?v=ok68Z2mpSr4&]
Y con el sistema aquel de claves para guardar la partida, qué tiempos XD Recuerdo que no conseguía pasarme la parte del león y estuve tanto tiempo seguido jugando que se quemó la consola o algo y conseguí pasarme al dragón porque se bugueó y tenía vida infinita XDDD

Koto · 28/01/2012 00:42
Dragon's Trap es una obra maestra... El mejor juego de Master System junto al Alex Kidd in Miracle World. La única pega que le veo es que es un poco corto para lo que vicia. Vaya, que me quede con ganas de matar a mas dragones después de finiquitarlo xD

Saludos

Akuma · 28/01/2012 00:20
Uy es verdad el Dragons Trap. Pues vaya, voy a buscarlo y probarlo porque recuerdo el Land of Illusion cuando te hacias pequeño y yo flipaba :)

GenG · 27/01/2012 23:47
El Dragon's Trap es el mejor Monster World/Land de largo. El Monster World III era demasiado sencillo y el Monster World IV, además de corto y fácil, dejó de lado el roleo para ofrecer unas zonas de plataformas que no pasaban de lo curioso.

Flecha subir