Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Rastan, tres décadas con la espada en ristre

·
Se cumplen 30 años desde la aparición del bárbaro de Taito en los salones recreativos.

1987 supuso una gran cosecha para los salones recreativos. Aquel año vimos nacer sagas míticas como Contra y Street Fighter, mientras que Taito nos hizo dilapidar nuestra paga con clasicazos como Operation Wolf o el Rastan que hoy nos ocupa. Conocida en su Japón natal como Rastan Saga, esta placa estaba claramente inspirada en el universo creado por Robert E. Howard. De hecho, el juego arrancaba con la imagen de un Rastan envejecido, sentado en su trono, tal y como aparecía Arnold Schwarzenegger al final de la película de John Milius. Nuestro objetivo consistía en superar seis niveles, divididos a su vez en tres segmentos bastante diferenciados.

Menudo pelazo gastaba el bueno de Rastan en el flyer europeo de la máquina, donde aparecía la lista de armas que podíamos recoger.

El primer segmento transcurría en exteriores, para después entrar en una fortaleza y enfrentarnos finalmente contra el jefe del nivel en cuestión. El diseño de niveles fusionaba el combate a espadazos, frente a incesantes hordas de criaturas fantásticas, con elementos plataformeros, que nos obligaban a saltar fosos y balancearnos con lianas al más puro estilo Tarzán.

No hay que romperse mucho la cabeza para averiguar de dónde sacó Taito la inspiración para crear esta recreativa.

Puede que la mecánica de Rastan no fuera muy original, pero era tremendamente efectiva. El protagonista no solo era capaz de soltar mandobles sin dejar de caminar, sino que además podíamos usar la espada hacia arriba (para acabar con enemigos voladores) y hacia abajo (para romper determinados bloques del suelo que nos abrían en algunos casos rutas alternativas, lo que otorgaba a la placa una agradecida rejugabilidad.

El repertorio de enemigos no desentonaría entre los 'Masters del Universo'.

Como el resto de hijos de su tiempo, Rastan era extremadamente puñetero en cuanto a dificultad. Al final y al cabo el negocio estaba en sacar el mayor número de monedas a los chavales, aunque Taito tuvo el detalle de incorporar una barra de vida al personaje, en lugar de la típica muerte directa por contacto, como otras recreativas de la época. Aun así, cuatro golpes bien dados bastaban para acabar con la vida de nuestro personaje, quien resucitaba un poco más atrás, lo que nos ponía de los nervios al ver como nuestras 25 pesetas se iban al sumidero tras estrellarnos una y otra vez en un segmento determinado de una fase.

El pobre Rastan abandonaba su viril porte cuando llegaba el turno de agarrarse a una liana.

Aun hoy en día nos sigue maravillando el talento de los grafistas de Taito a la hora de crear el sprite del protagonista, pequeño de tamaño, pero enorme en cuanto a diseño y animación (salvo cuando tocaba engancharse a una liana, momento en el cual no parecía tan digno ni tan temible). El bestiario de enemigos también era digno de elogio, con una sarta de personajes que no desentonarían junto a Skeletor y sus secuaces.

Los combates contra los jefes tenían su miga. Era como una versión hipervitaminada, y saltarina, del Barbarian.

Suponemos que entre las filas del equipo liderado por Yoshinori Kobayashi (director y productor) y el diseñador Toshiyuki Nishimura (quien años más tarde dejaría su huella, trabajando para Aicom, en algunas joyas de Neo-Geo como Viewpoint, Pulstar y KOF ’95) habría más de un fan de El Señor de los Anillos, ya que en el primer nivel aparece la colosal estatua, repetida varias veces, de un Argonath. Un homenaje que algunos descubrimos muchos años más tarde al ver La Comunidad del Anillo en los cines.

En Taito debían abundar los fans de El Señor de los Anillos, porque la aparición del Argonath no podía ser casualidad.

Aunque Rastan usaba por defecto su espada, a lo largo del juego podíamos recoger más armas (una espada de fuego, un hacha, una maza…) y distintos objetos y pociones que nos proporcionaban ventajas durante un tiempo limitado. Aunque la verdad es que en pleno fragor del combate (los enemigos no dejan de incordiar en todo momento), uno no prestaba demasiada atención a lo que recogía (lo que en algunos casos nos provocó más de un disgusto al tocar una tinaja de veneno).

Por si no tuviéramos bastante con el acoso incesante de los enemigos, también tocaba evitar fosos y trampas.

No vamos a negarlo, los gráficos de Rastan no han aguantado el paso del tiempo tan bien como otros lanzamientos de 1987, pero su música es otro cantar. Naoto Yagishita (Rainbow Islands, Darius, Chase HQ) y Masahiko Takaki (The Ninja Warriors, Darius II, Syvalion) crearon unas melodías tan épicas como originales, que ambientaban de maravilla la acción, siguiendo la estela de lo que hizo Basil Poledouris con el Conan de Milius.

En momentos así era mejor ir a lo loco y saltar hacia la derecha, porque los enemigos no dejaban de aparecer por ambos márgenes de la pantalla.

A pesar de su popularidad en los salones recreativos, Rastan no tuvo demasiadas adaptaciones a consola. El port a Master System, de 1988, se tomaba bastantes libertades en cuando al diseño de los niveles (y cambiando algunos jefes) pero recreó bastante bien la experiencia original. En una jugada bastante extraña, el cartucho es compatible con la unidad de sonido FM de la Master System japonesa (con la consiguiente mejora en la música), aunque jamás llegó a ver la luz en el mercado nipón. En cambio se comercializó en Estados Unidos y Europa, donde Sega había lanzado la consola sin dicho chip (para ahorrar costes). Por suerte, varias décadas después, hemos podido redescubrir la BSO mejorada gracias a los emuladores y los adaptadores Master System para MD que incorporan el chip YM2413 de Yamaha.

Los ports de Master System y Game Gear se parecían como dos gotas de agua. El primero solo vio la luz en Occidente y el segundo fue exclusivo para Japón.

Otro día hablaremos con más calma sobre Rastan Saga II y el tremendo Warrior Blade.

Curiosamente la versión Game Gear sí que vio la luz en el mercado japonés en 1991, algo que no sucedió en Occidente. Ambos ports son prácticamente idénticos. Además de las adaptaciones para ordenadores domésticos de 8-bits (obra de Imagine/Ocean), hay que destacar la estupenda versión para MSX2, obra de la propia Taito, que llegó a España, como otros tantos lanzamientos para el estándar japonés, de la mano de la barcelonesa Discovery, con aquellas entrañables fotocopias a modo de manual.

Tuvimos que esperar mucho, concretamente hasta octubre de 2005, para disfrutar de una conversión "pixel perfect" de Rastan, por obra y gracia del recopilatorio Taito Legends para PlayStation 2, Xbox y PC.

Las aventuras del bárbaro de Taito continuarían en 1988 con el pocho Rastan Saga II (rebautizado como Nastar en Europa) y el espectacular (dos monitores tenía la criatura) Warrior Blade: Rastan saga Episode III de 1991. Pero como diría el bueno de Conan, esa es otra historia. Una que podríamos contar próximamente, si nos dais el visto bueno. ¿Os gustaría volver a ver a Rastan en esta sección? ¿Cuánta pasta os dejasteis en la recreativa? ¿Habríais sacrificado una cabra a Crom por disfrutar de un port para Mega Drive o Super Nintendo? Dejadnos vuestros comentarios…

ANTERIORES
Retro
17:00 24/3/2017
Recordamos una de las recreativas más inolvidables de Data East. Clones de Bruce Lee! Ninjas de colores! Ronald Reagan!
Retro
16:30 31/3/2017
Recordamos la trayectoria de uno de los 'popes' de las aventuras gráficas.
SIGUIENTE
Retro
11:30 14/4/2017
Un oso con mochila, un juego inolvidable.

energy1000 · 07/04/2017 18:49
Me encantó el Rastan de Master System, lo sigo guardando como un tesoro. ¡Gran reportaje! Espero saber más sobre Rastan 2 y 3.

opt7mu5 · 07/04/2017 19:00
Uf! la de 5 duros (míos y de otros pájaros) que se tragó la máquina de Rastan que estaba en la ciudad deportiva de Elche XD

chechuman · 07/04/2017 19:11
Grande, sin este tipo de juegos y su dificultad hoy no existirían los Dark Souls.

Boddhai · 07/04/2017 19:31
Esro no es de la sección Indiespensable, va en la sección retro 😳

Hidanen · 07/04/2017 19:52
Juegazo, y que chungo era...Putos largartos...

tonk · 07/04/2017 20:29
La conversión a Master System es muy divertida.

New_Nightbreed · 07/04/2017 21:37
Mi primer juego de Commodore 64, que se dice pronto, y el que me introdujo en el mundillo de los videojuegos domésticos. Podrá haber juegos mejores pero a ninguno le guardo tanto cariño.

FLOKI · 07/04/2017 21:45
Dios que viciadas jugando a rastan con los colegas pedazo de juego.
5 duros 1 Credit, 20 5 crédits, máquinas to grasosas el cenicero requemao,todo el local lleno de humo, siempre el típico que no tenía un duro y se te ponía al lado a ver como jugabas dándote la vara y se conocía todo el juego, aquellos gitanicos que aparecían ( dejame una vida premoh) jaja que tiempos.
Disfrute leyendo el artículo, dios que puerta soy ya.

diego.dey · 07/04/2017 21:47
Por Pacman que gustazos, por lo cabrones que fuera la gente lagarto uno tenía a conan de su lado
[video:https://www.youtube.com/watch?v=zbRsXElzrVU]

droibueu · 07/04/2017 21:47
Estábamos haciendo cola tras la recreativa y cuando ya pensábamos que nos tocaba, el capullo que estaba jugando va y echa 100 pesetas más... Cagonlaputa tus muertos jajaja. Tremenda recreativa en sus tiempos, Rastan, Willow, Shadow Dancer,que tiempos miticos.

Javi.79 · 07/04/2017 22:32
Era lo que molaba en aquellos tiempos: Conan, los Masters del Universo, como bien ha dicho Bruno Sol, los ninjas (que estuvieron super de moda unos años)...

Yo conocí el Rastan en el pedazo cartucho que se cascaron para el MSX 2, y más tarde compré el de Master, que me decepcionó bastante (pero que tenía scroll a diferencia del de MSX).

Pirriaco · 07/04/2017 23:41
me acabo de enterar que MS tenía versión con chip yamaha de sonido.
sabía de que nes sacó cartuchos con chips que mejoraban el audio pero no que ms vi no recortada a eu

sissyphus · 08/04/2017 06:17
Sin más: Para mí  EL ARCADE por antonomasia (junto a Shinobi).

El juego que me hizo empezar a sentir el jodido feeling de estar frente a una recreativa (para el caso,en un bar,con su olor a morros fritos y calamares a la romana,en una esquina de la barra junto al copazo de las propinas,jajajaja). Decir que le guardo un cariño especial es decir poco,pues a parte del factor nostalgia,era y es un juego redondo,claro ejemplo de cómo eran los juegos de entonces,y cómo había que afrontarlos para intentar llegar al final.

Lo tenía todo:Acción medida en una curva equilibradísima en la que era tan importante jugar y pillar práctica como observar a otros "echa-monedas" y memorizar sus tretas (y partes del mapeado),un agradibilísimo bouquet sword & sorcery muy ochentero,bichos por doquier,aquél par de temas musicales obra del Zuntata Team.....

Simplemente inolvidable. Me faltó tiempo para agenciármelo para Master Sytem....Es más: Me decidí por ella como regalo navideño,casi que sólo por que contaba con el par de conversiones de este juego y de la primera entrega de las andanzas del ninja de Sega. Y como conversión,algo más que decente. Esas limitaciones y licencias libres,más bien fueron fruto de lo que era posible hacer entonces,ni mucho menos un caso de simple desidia intencionada como tan frecuente es hoy en día ver,lamentablemente. Con todo y con eso,el resultado fue una adaptación excelente del arcade de Taito.Va por gustos,claro está,pero puede que incluso un pelín mejor que la del cartucho para MSX-2,más fiel si cabe.

Con no poca alegría,una tarde en 1990,pude comprobar en mi salón recreativo habitual,que existía una secuela. Era distinta.Un personaje (o dos a la vez incluso) y unos escenarios y enemigos más grandes....Y una jugabilidad que,la verdad,no es que fuese como la del original. Pero el mismo aroma a "Conan de cuarta",con monstruos a tutiplén (puede que menos),tramos de dificultad borde en los que convenía medir al milímetro cuando saltabas,bosses apelando al método de ensayo/error....

Ni por asomo me marcó como el "Rastan" original,pero lo jugué más que habitualmente. Incluso a día de hoy,lo rejuego puntualmente junto al primero,en mi maca. También en su día,adquirí la conversión para Megadrive, que para bien o para mal,fue eso: Una conversión lo más fiel posible,con sus evidentes limitaciones que básicamente eran sacrificar alguna que otra posibilidad,como la del segundo jugador (Black Rastan,jajajaja). En otros aspectos,personalmente opino que estuvo bastante a la altura.

"Warrior's Blade",a pesar de ser unjuego elaboradísimo,para este servidor es el "patito feo" de la trilogía (por que el truño para 128 bits transformando la saga en un juego de lucha ya es que ni cuenta,por impropio y por lo basuráceo del propio juego en sí). Por supuesto,muchos lo preferirán al "Rastan Saga 2/Nastar Warrior",pero ese no es mi caso.

Tres personajes a elegir,y esta vez un mundo algo más grande y variado por recorrer,con una evolución gráfica bastante pausible. Usando un método de resolución similar al que la propia Taito usó para situar en pantalla la acción en "the Ninja Warriors",esta vez Rastan veía virar su fórmula hacia algo orientado en la dirección de "Golden Axe" o "Cadillacs & Dinosaurs".

Yo me quedo con el primero y el segundo,por razones que trascienden bastante sus limitaciones. Limitaciones,si nos ponemos puñeteros,pues ambos juegos me resultan una experiencia agradabilísima de repetir cada vez que les dedico una partida. Por como son,y por los recuerdos que me traen.

Sólo espero ver un remake del primero (o una adaptación libre pillando cosas del 1 y del 2) algún día. A decir verdad,tanto de "Rastan" como de más de un juego de entonces. No es lo común por desgracia,pero a veces,algún estudio con pelotas (o libertad) reprograma alguna joyita tal y como nos hubiera encantado verla en aquellos años: "Bionic Commando Re-Loaded","Strider"......

Un "Rastan Saga" sería genial. Y verlo aparecer en Switch,ya la hostia en patinete.

P.D.: El juego no ha envejecido mal. Es un producto de 1987. En todo caso,unas capturas de emulador mega-pixelado le harán los honores justos.

Si lo jugáis con Mame,sólo diré que meterle mano a las opciones de filtro HLSL (algo más que ponerle cuatro chorraditas por defecto),puede mejorar muchísimo la experiencia con un gran número de juegos. Como muestra,un botón que viene al caso:

[url]https://www.youtube.com/watch?v=ZgV1I6mkcO0&t=192s[/url]

Un saludo.

sissyphus · 08/04/2017 06:38
[respuesta:7]Y con un ending algo distinto al del original.[/respuesta]

Citan_uzuki · 08/04/2017 11:07
Buen articulo vandal.

Recuerdo, que películas como Conan o El señor de las bestias, no era por aquel entonces de mi agrado. Veía ridículo ver a un tío en taparabos soltando toñinas. Y si mal no recuerdo entre el 93 o 94 es cuando en mi ciudad, llego la recreativa al salón recreativo de mi ciudad, y como era costumbre un montón de gente arremolinado en la máquina.

Los primeros meses pasa de esa máquina mientras mis colegas se fundían sus 5 duros (y algunos suertudos hasta 100 pts). Y si mal no recuerdo, un colega me invito a una partida, para que probase en propias carnes de que el juego no estaba mal. Y parece cosa del mismo destino, que tiempo mas adelante seguí jugando le cuando por fin acabe el juego con una sola moneda de 25 pts, escribir mis iniciales MNK y sentirme orgulloso. Al día siguiente y de a ver estado dando la vara a mis colegas de que me la había acabado, quitaron la máquina para demostrar tal éxito.

Solo 2 amigos estuvieron presente, pero los muy perracos me jorobaron al no reconocerlo, pero al final lo admitieron. Que buenos recuerdo.

No es muy famoso un easter egg del juego de Volgarr, en el que el primer trocito de nivel aparece esta creado igual que rastan, y si tomamos el camino de abajo, podemos ver al bueno de Rastan en sus peores horas.

[url]http://https://www.google.es/search?q=Volgarr+rastan&espv=2&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwj19YDawJTTAhXBbxQKHafuCD4Q_AUIBigB&biw=1360&bih=662#imgrc=xweMre0zLg2JlM:[/url]

sissyphus · 08/04/2017 11:21
[respuesta:16][quote] Recuerdo, que películas como Conan o El señor de las bestias, no era por aquel entonces de mi agrado. Veía ridículo ver a un tío en taparabos soltando toñinas.[/quote]

Jajaja,otros como yo,en cambio,sí consumíamos cine en ese plan,y hasta entrañables porquerías como "Ator el Poderoso","Los Bárbaros","Tonka el Guerrero",y así. Era simple: De críos,en el quiosco,estábamos más al caso de que hubiera llegado un nuevo número de "La Espada Salvaje de Conan" (y que alcanzase con la semanada)que no de algo con tíos en mallas y con super-poderes.

Imagínate,entonces,cuando va e irrumpe en escena una máquina recreativa con un juego atractivo,adictivo,y muy vistoso,en el que llevabas a un sosias del cimmerio,y te liabas a mandoblazos con todo tipo de bichos mientras recorrías una especie de idealización de parajes de Hyborea según el prisma japonés,en clave plataformera. ¿Qué narices más podías pedir?. Bueno,jajaja: A Sir Arthur zascandileando entre zombies,o algo con ninjas. Pero de eso ya había,al menos bastante más.

Lo de "Volgarr" es tal que ASÍNE,¡ya ves!!!.

Un saludo.[/respuesta]

Citan_uzuki · 08/04/2017 12:11
[respuesta:17]Jajajaja la verdad es que si, después de Rastan salio toda una gama de taparrabos multicolor del cual me quedo con el Golden axe en cuestión de juego bien planteado a lo beat em up, aun que siendo sincero, siempre me llamaba mas la atención juegos de ninjas como shadow dance de la cual me dejaba mucha pasta, junto a shinobi o Mystic warriors.

Mi friquismo por comics no vendría hasta mas adelante hasta mis 15 años de la cual solo consumía (y consumo a mi 30 y muchos) comics americanos de trama oscura (the Darkness, Spawn, Ghost raider, y un gran Etc... rara vez mangas).

Sobre pelis... no soy muy cineasta, pero de quedarme con alguna, me quedo con El señor de las bestias, me gustaba mas el planteamiento, y mientras jugábamos mi hermano y yo, de vez al Street of rage de megadrive siempre teníamos la discursión acalorada de quien podría contra quien en un Conan VS Dar.

jajajaja como pasa el tiempo.[/respuesta]

elsergio · 08/04/2017 12:28
Juegazo. Lo tenían un verano en la máquina del pueblo y a costa de monedas de 25 ptas. y aprender patrones de memoria logramos acabarlo.

Recuerdo un bug que tenía, que al poco de empezar la partida en un punto concreto, la maquina podía resetearse y a tomar por culo tu dinero...

Luego la conversión del spectrum, meritoria, pero lejísimos de las sensaciones del original.

komrage · 08/04/2017 13:48
Llevo unos 15 años buscando un juego muy parecido a este que jugaba a mediados o finales de los 80. Fue mi primer contacto con las recreativas y no doy nunca con él... He probado varios y nada. No conozco el nombre, solo que era una especie de Conan o He-Man y recuerdo que comenzaba en una zona como subterránea, como un castillo quizás y había como columnas gordas. Era dificilisimo y nadie conseguía pasar casi nunca del primer nivel.
¿Alguien sabe más nombres de recreativas de este estilo de esa época? Tengo una obsesión por volver a jugar a aquel juego...

sissyphus · 08/04/2017 13:58
[respuesta:20]¿"Astyanax",de Jaleco?.[/respuesta]

Flecha subir