Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Los primeros Broken Sword

·
Repasamos las dos primeras entregas de la saga de aventuras gráficas Broken Sword.

El mundo de los videojuegos está marcado, como cualquier otro sector dirigido al ocio, por las modas y gustos de los consumidores. Cuando algo funciona y vende bien, son muchos los que se apresuran a copiar la idea con mayor o menor acierto. Si hablamos de géneros, es sin duda el género de la acción en primera persona el que prima ahora mismo, del mismo modo que cuando surgió la moda de los Survival Horrors, los juegos de este estilo fueron los dominantes. En este sentido el género de las aventuras gráficas también tuvo su momento de gloria con aquellas míticas aventuras de Indiana Jones, Monkey Island, etc, aunque es bien cierto que este género se prodigó durante mucho más tiempo adaptándose más o menos a los tiempos.

En esta ocasión vamos a repasar las dos primeras entregas de saga que hizo las delicias de los aficionados al género y marcó ciertos estereotipos que aún siguen vigentes. Hablamos de Broken Sword. Estos juegos con su mecánica simple pero acertada y sus puzzles atrajeron al mundo de los videojuegos a mucha gente que hasta aquel entonces no había tenido demasiado contacto con el mismo.

Broken Sword: La leyenda de los templarios

El primer juego de la saga fue publicado en 1996 para PC bajo el sello de Virgin Interactive y Revolution Software. Se trata de una aventura gráfica en tercera persona, que seguía el esquema de point and click. Además el juego también apareció para Playstation, para GBA en el año 2002 y en 2009 para Nintendo DS y Wii.

En su momento esta primera entrega cosechó gran éxito de crítica y público. Sus coloridos y excelentes gráficos en 2D y su historia lo convirtieron rápidamente en uno de los juegos más jugados de su época. El juego como era habitual en este género estaba completamente doblado al español con un trabajo técnico impecable.

La estructura jugable consistía en la investigación y la resolución de diversos puzzles en cada escenario. Todo se realiza con el ratón, cuando situamos el cursor sobre un elemento este cambiará dependiendo de si podemos interactuar con el. También el icono del ratón será distinto dependiendo de la acción que se pueda llevar a cabo, así cuando lo situamos sobre una persona aparece una boca y cuando hay un elemento que coger aparece una mano que hace este mismo gesto.

Debíamos recoger objetos para usarlos en otros sitios e interactuar con los distintos elementos del escenario de manera que pudiéramos continuar con la genial historia que nos planteaba el juego. Durante las conversaciones podíamos elegir la respuesta de George en ciertas ocasiones. George también era muy dado a hacer comentarios socarrones acerca de los personajes de con los que interactuaba y sobre los objetos que le indicábamos que observase. A la hora de interactuar con personas u objetos, un menú aparecía en la parte superior y/o inferior que nos indicaba sobre que preguntar o que objetos podíamos usar.

"París en Otoño, los últimos meses del año y el final del milenio. Tengo muchos recuerdos de la ciudad; los cafés, la música, el amor… y la muerte."

Así era el genial comienzo del primer Broken Sword. Nos encontramos en el velador de un típico café de París bajo la piel de George Stobbart, un abogado californiano de aspecto atlético. Mientras disfrutamos de nuestro café un payaso entra en el establecimiento y deja una bomba que por poco nos cuesta la vida. Al poco de ocurrir el accidente aparece en escena la periodista Nicole Collard para sacar fotos de la explosión y así conseguir un titular. Lo que no sabe George en ese momento es que a partir de ahí Nicole y él se convertirían en aventureros inseparables.

George marca un estereotipo del héroe por accidente, socarrón, con un sentido del humor muy sarcástico y de lengua afilada. Por otro lado Nicole es una joven y audaz periodista del diario La Liberté. Poco a poco los dos van descubriendo una serie de asesinatos conectados entre sí y que los conducen a una organización de templarios.

Así a primera vista casi hablamos de una especie de Código Da Vinci en videojuego. La verdad es que se podría decir que este famoso y sobrevalorado libro toma algunos elementos de la historia de La leyenda de los templarios.

A lo largo del juego debemos visitar varias localizaciones, comenzando por París, a la que tendremos que volver más de una vez a lo largo de la aventura. También visitaremos Irlanda, Siria, Escocia y por supuesto, como recordarán los aficionados, una villa española de la que no desvelaremos nada por si algún nuevo o antiguo jugón se anima a darle una oportunidad a Broken Sword. Conforme vamos avanzando en la aventura irán apareciendo nuevos personajes en la historia que muchos recordamos de forma cariñosa por esas animadas conversaciones. El Inspector Rosso, André Libineau o la Condesa de Vasconcellos son algunos ejemplos de los personajes que encontramos a lo largo de la aventura.

Muchos son los aspectos que se recuerda de este primer Broken Sword, pero si hubiera que destacar alguno en particular sería la relación entre George y Nico. Esta relación ha marcado muchos estereotipos en el mundo de los videojuegos y no es descabellado pensar que por ejemplo, juegos como Uncharted han cogido bastante prestado en ese sentido.

Broken Sword II: Las fuerzas del mal

La segunda parte fue publicada en 1997, bajo el título Las fuerzas del mal. Su título original en inglés era el de Smoking Mirror (el espejo humeante) en referencia al señor del cielo, llamado Tezcatlipoca (que significa espejo negro que humea) según la cultura azteca. Del nombre en inglés y sabiendo esto, se puede deducir que la aventura esta vez nos llevará por las sendas de las culturas precolombinas.

El juego fue publicado en 1997 y como principal novedad incorporó la posibilidad de manejar a los dos personajes dependiendo de momento de la aventura. De nuevo público y crítica se volcaron con el juego. Si bien no aportaba demasiadas novedades, era precisamente lo que la gente pedía, una nueva aventura de George y Nico. Además de en PC, el juego apareció en Playstation y más adelante para Game Boy Advanced.

Las aventuras esta vez nos llevaban de nuevo a París. George ha estado 6 meses fuera y vuelve para encontrarse con su novia Nico. Al llegar Nico lo convence para ir a visitar a un arqueólogo, el Profesor Oubier, para conseguir información acerca de una estela maya que descubrió durante su actual investigación. Pero los malos presagios de George se cumplen y cuando llegan a casa del profesor son emboscados por unos indígenas americanos. Nico es secuestrada y George es abandonado, atado a una silla, con el apartamento en llamas y una araña venenosa dispuesta a picarle. Tras escapar de las llamas George va a visitar a André, el amigo de Nico de la primera parte. A partir de aquí se desencadena una serie de acontecimientos que nos llevarán hasta el mismo México en pos de descubrir que es lo que ha descubierto Nico para ponerla en semejante peligro.

La historia vuelve a ser muy interesante y consigue mantener al jugador pegado a la pantalla. Al margen de esto existen una serie de curiosidades como la conversación con la cabra, que muchos recordarán o el monstruo de las vías del tren que destacaban en el hilarante humor de algunas situaciones.

Los puzzles de Broken Sword son bastante ingeniosos sin llegar a ser desesperantes, algunas acciones costaban más que otras. En determinados momentos podías atascarte sin salida porque no haber recogido cierto objeto o bien no haberlo usado correctamente. Va desde la simpleza inicial hasta situaciones donde realmente hay que pensar y dar con la solución tras bastante rato pensando, aunque es cierto que la mayoría de los puzzles son lógicos.

Tanto fondos como personajes fueron dibujados a mano para posteriormente ser digitalizados y tratados. Realmente los escenarios están plagados de detalles y si bien son bastante estáticos son realmente acuarelas con un diseño y gusto exquisitos.

La música estaba compuesta por Barrington Pheloung, que realizó un gran trabajo para ambientar los escenarios de forma adecuada. Por otro lado el tema final de esta segunda parte, Happiness is an Inside Job, fue compuesto por Bob Sekar. El apartado musical suena cuando debe y no molesta la acción ni hace inaudibles las voces, como ocurre en otros juegos. El doblaje al español se realizó por Tomás Rubio como George Stobbart y Esther Rodríguez como Nicole Collard. Comentar de nuevo lo bien conseguido que está el doblaje, sobretodo teniendo en cuenta que los dobladores ponen acentos marcados como el de Nico o el de la camarera del principio de la primera parte.

Lo cierto es que Broken Sword es recordado como una de las mejores aventuras gráficas de todos los tiempos y juegos recientes como la genial saga, Runaway le deben mucho. Nunca es mal momento para rememorar las aventuras de George y Nico. Ahora se hacen pocas aventuras gráficas de corte clásico, pero siempre nos quedarán estos juegos imperecederos para disfrutar de una buena historia a golpe de ratón.

ANTERIORES
Retro
30/4/2010
Un repaso a las mecánicas de juego de anteriores entregas de Street Fighter.
Retro
7/5/2010
Un repaso por algunos de los manuales recordados por su calidad y presentación.
SIGUIENTE
Retro
28/5/2010
Repasamos la historia de uno de los grandes clásicos del videojuego, que acaba de cumplir 30 años.

Noticias Vandal · 21/05/2010 15:14
Repasamos las dos primeras entregas de la saga de aventuras gráficas Broken Sword.

Flecha subir