Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Los juegos clásicos más difíciles (y 2)

·
El top 5 de los juegos clásicos más difíciles.

Continuamos con nuestro ranking particular de los juegos clásicos más difíciles. En esta segunda parte veremos el Top 5 de los juegos más difíciles según nuestro criterio.

5. Zelda II: The Adventure of Link (Nintendo)


Zelda II es el menos Zelda de todos los juegos de la saga y aun hoy siguen habiendo gran cantidad de aficionados a la saga que añoran que a Nintendo le de por recuperar algunas de las ideas de este Zelda II.

Para empezar Link puede subir de nivel, cosa que no ha vuelto a repetirse en ningún juego de la serie. La perspectiva cenital sólo se usa en el mapa y cuando Link entra en una mazmorra el juego pasa a perspectiva lateral como si de un juego de acción se tratase. Link puede conseguir nuevas habilidades de espada, saltar más alto (hay un botón para salto) e incluso transformase en hada.

La dificultad de Zelda II iba aumentando de forma gradual a medida que avanzábamos. Se hace mucho hincapié en las zonas de plataformas y acción, resultando que estas plataformas son especialmente difíciles por la gran cantidad de enemigos que aparecen dispuestos a malograr nuestros saltos. Las batallas con los jefes también son bastante duras obligándonos a esquivar ataques continuamente y ser sumamente precisos y pacientes.

¿Por qué jugarlo?


Porque no podrás jugar ningún Zelda parecido y porque podría hacer sido el camino a seguir por la saga.

4. R-Type (Irem)


R-Type fue desarrollado por Irem y apareció en recreativa en el año 1987. Irem demostró con R-Type no sólo que era capaz de realizar un matamarcianos horizontal con un apartado técnico excelente sino que eliminó cualquier resquicio de ralentización por muchos enemigos que pusiera en la pantalla.

Se nos pone al mando de un caza R-9 cuya característica principal era un disparo que se podía cargar y la posibilidad de acoplar a la nave unas mejoras en forma de cápsula llamada Force. Force es descrita como un arma viva indestructible. Esta capsula proporciona un disparo distinto dependiendo del tipo de mejora que tengamos y aun si no tenemos mejora de disparo podemos usar la cápsula a modo de pantalla defensiva. La cápsula la podemos lanzar y dejarla suelta a modo de apéndice de la nave y posteriormente acoplarla acercando la nave a la cápsula o bien pulsando el mismo botón que hacer desacoplarla para hacer que vuelva. El acoplamiento lo podemos realizar tanto en el morro como en la cola. Lo más destacado y la principal aportación del título era el uso de la cápsula "Force" tanto para ataque como para defensa del nuestro caza. Esto era algo que dotó de un sello de distinción a la saga que no se ha perdido en ninguna de las entregas lanzadas.

A medida que aumentamos el poder de Force mejoramos el disparo y los apéndices acoplados a la nave. Concretamente Force cuenta con tres niveles de potencia en los que cambiaba además de su poder su apariencia.

Como en todos los juegos de esta temática la dificultad radica en la cantidad de disparos que se ponen en pantalla así como la necesidad de pasar los jefes estando en lugar adecuado en el momento justo. Estar donde no se debe en una lucha con un jefe final equivale a morir inmediatamente. R-Type es de esos juegos en los que hay un camino correcto a seguir, donde existen posibilidades reales de salir airoso y ese camino sólo se aprende a través de la experiencia, salirse del camino reduce drásticamente las posibilidades de sobrevivir.

¿Por qué jugarlo?


Porque es uno de los juegos que creo escuela.

3. Ghosts 'n Goblins. (Capcom)


Desarrollado por Capcom y lanzado en los salones recreativos en 1985 bajo el nombre de Makaimura. Tomando el papel de Sir Arthur tendremos que superar una serie de niveles hasta poder rescatar a la princesa Guinevere de las garras de los malvados demonios.

Hay varias señas de identidad en esta saga creada por Capcom. Por un lado Sir Arthur quedaba en calzoncillos al perder su armadura, había que dar dos vueltas para completar el juego y por supuesto contaba con una dificultad marca de la casa. En el juego están presentes las armas clásicas de la saga. Comenzamos con la lanza, pero se podían coger otras armas como el fuego, cuchillo, hacha y escudo, es último imprescindible para acabar el juego.

El juego cuenta con seis niveles con un punto de control intermedio en cada nivel, a esto el séptimo nivel que es el jefe final del juego. De modo que si moríamos volvíamos a empezar el nivel o si habíamos alcanzado el punto de control empezábamos en esa parte. Uno de los aspectos más frustrantes del juego era perder la vida en el Jefe de Final de Fase, ya que nos hacía retroceder a la mitad del nivel. Además tenemos que acabar el juego de forma obligatoria usando el escudo como arma. El problema de esta arma es que su alcance es limitado, es decir que no llega al final de la pantalla y obliga al jugador a acercarse peligrosamente al enemigo.

Otro de los sellos de la saga es que el salto no es controlado en el aire, es decir, cuando Sir Arthur salta podemos cambiar el sentido en el que mira en el aire para disparar a un lado o a otro, pero no podemos modificar la longitud del salto, siempre salta la misma distancia. Esto hace que haya que calcular muy bien donde vamos a caer.

Mención aparte merece uno de los personajes más difíciles de batir de todos los juegos que se han creado, se trata como no de Red Arremer. Este enemigo aparece a lo largo del juego sólo o en grupo, su patrón de ataque no es del todo fijo y si las cosas no se hacen bien supondrá el fin de nuestras vidas. He visto demasiadas monedas de 5 duros gastadas en la cuarta fase gracias al grupito de Reds que aparecían antes del jefe final.

¿Por qué jugarlo?


Porque si no lo has jugado no eres aficionado a esto.

2. Battletoads (Tradewest)


Battletoads es considerado por muchos jugadores como el juego más difícil de cuantos se han hecho. Este juego apareció en NES en el año 1991 y fue desarrollado por la difunta Tradewest.

Se trata de un clásico juego de acción horizontal aunque con alta dosis de zonas de plataformas. Jugamos solos o a dobles con los sapos protagonistas Rash y Zitz que deben salvar tanto a nuestro amigo Pimple como a la princesa Angélica del villano de turno que intenta destruir el planeta. Podemos correr, golpear, saltar agarrar objetos, etc. El juego era muy variado tanto en el diseño de los niveles como en jugabilidad, contando con un apartado gráfico digno de mención.

También es característico el humor de la saga, los personajes realizaban gran cantidad de acciones simpáticas ante la presencia de los descomunales jefes finales y rematan los combos con animaciones de lo más variado, como engordando el puño o el pie al dar el último golpe.

La dificultad del título es endiablada, desde enemigos que te cascaban un combo a poco que te descuidarás a jefes finales durísimos. Las zonas de plataformas eran especialmente difíciles ya que los saltos debían ser muy ajustados. También existía la posibilidad real de caer por un precipicio, cosa que pasaba a menudo cuando finalizábamos un ataque y la animación del personaje hacía que nos precipitáramos perdiendo una vida. Como hemos dicho el juego es variado y cuenta con partes de conducción que junto con las zonas de plataformas es donde expone la máxima dificultad. Con una especie de moto de agua tenemos que conocer el camino perfectamente para no estallarte con uno de los mucho muros. En estas pantallas o bien tenías reflejos de felino o tenías que conocer que venía a continuación a base de intentarlo una y otra vez y ni aún así había muchas garantías de éxito. Battletoads llevó la fórmula del ensayo y error a límites insospechados.

¿Por qué jugarlo?


Porque no puedes decir que eres aficionado a esto sino has estado a punto de tirar el mando en la fase de las motos.

1. Arkanoid


Desarrollado y lanzado por Taito en 1986 para arcade.

La plataforma (en teoría una nave), la bola y arriba los ladrillos que tenemos que romper haciendo rebotar la bola. Un clásico de 33 pantallas aunque muchos pensamos que eran infinitas o al menos se nos hacían. Ya desde la pantalla tercera el juego era sumamente complicado incluso con vida infinitas parecía que se fuera a hacer eterno intentar colar la bola por aquel hueco en el que nunca entraba. Tardes de frustración para intentar acabar Arkanoid. Al final del juego había un jefe final al que teníamos que vencer. Mucho de nosotros no lo hemos visto.

¿Por qué jugarlo?


Porque nunca una mecánica tan sencilla te puso tan a prueba.

Como habéis podido comprobar el listado es variado, pero todos los juegos tienen común de una forma u otra su elevada dificultad para terminarlos. No quiere decir que sean juegos imposibles pero si bastante duros. Por supuesto cada uno de nosotros tiene un juego que recuerda como especialmente difícil y es posible que no esté en esta lista, pero desde luego más de uno se habrá acordado de aquella fase de las motos de Battletoads o de los incansables Red Arremer.

ANTERIORES
Retro
24/7/2009
Recordamos dos juegos de nombres muy parecidos, que no tienen nada que ver entre ellos.
Retro
12/2/2010
Un repaso a algunos de esos clásicos con dificultad extrema, solo para jugadores de toda la vida.
SIGUIENTE
Retro
26/2/2010
Un repaso a la trayectoria de una de las más emblemáticas compañías japonesas.

fofi_cbr · 16/03/2010 13:04
yo tuve la suerte de tener (y aun tengo) el battletoads de nes y decir que tengo los mandos de la nes mordidos por culpa de esa fase de las motos. si tienes reflejos y te la sabes al final la pasas facil, despues de muchos años e vuelto a jugar y la fase de las serpientes se me atraganta...

Hola Men · 26/02/2010 10:59
Yo hubiera incluído a la lista Shadow of the Beast

jjlgisbert · 24/02/2010 22:53
Coño que mayor soy ya, y aún jugando con la maquinita.

Ramulator · 24/02/2010 17:06
1 título...

Dragon's Lair

Rafelet74 · 22/02/2010 00:41
Para juego dificil el O.D.T. de psx nunca logre terminarlo

Flecha subir