RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Vandal juegos retro

Gradius, la vuelta al origen

Recordamos el clásico matamarcianos de Konami.

Emmanuel Castro · 18:32 9/8/2013
Gradius es un juego de aquellos que trabajó para construir lo que conocemos como la gran industria del videojuego. Muchos pueden decir que no tiene nada que no tengan otros títulos, pero recuerden que estamos ante uno de los pioneros del género y que de este juego se inspiraron los abuelos, los padres y los actuales videojuegos de naves.

No fueron pocos los que avisaron de que el juego de la semana pasada, R-Type, había pasado por muchos juegos reseñables antes de llegar hasta él, pero de sabios es rectificar y hoy traemos uno de aquellos anteriores trabajos, apenas dos años antes.

En el año 1985, algunos apenas acabábamos de nacer, y el mundo de los videojuegos estaba recuperándose de una bochornosa situación en la que los juegos estaban sumidos en un desprecio por parte de las empresas que los usuarios notaron e hicieron saber.

Pero aquel apocalipsis nunca sucedió, y la industria de los videojuegos renació con más ganas que nunca. En aquel tumultuoso tiempo, cada videojuego iba a ser mirado con lupa, puesto que un gran número de jugadores habían pasado una época jugando a videojuegos en la que la evolución técnica era inexistente, las mismas fórmulas se repetían en muchos títulos y la desidia invadía al jugador. Afortunadamente la tormenta pasó, y en al año 1985 se respiraban aires de cambio y grandeza.

Gradius tuvo un padre espiritual llamado Scramble, en el año 1981. Este videojuego, en el que aparece en forma de flashbacks en la introducción, es considerado su predecesor también por incluir varios guiños, en su mecánica y desarrollo.


Desde principio de los años ochenta, juegos como Scramble estaban aumentando en interés de la gente en los videojuegos de naves. Pero estos shoot 'em up verticales de antes fueron poniendo ladrillo sobre ladrillo para construir lo que hoy todos conocemos. Por eso hoy recordamos el juego de Konami, uno de esos que impulsó definitivamente el género y empezó a mostrar que este tipo de juegos tenían aún un horizonte amplio.

Konami lanzó Gradius en el año 1985, también llamado Nemesis en algunas versiones. En principio salió para los arcades, pero como todo juego de éxito, esperaba ansioso ser portado a otra plataforma. Zx Spectrum, Commodore 64, NES, MSX, PC Engine, Sega Saturn, PlayStation, Sharp X68000 entre muchas otras plataformas y recopilatorios.



Gradius sobresalió entre muchos por diversas razones. Lo más destacable es que el juego entrelaza entre las misiones con etapas horizontales y verticales. Había defensores de los juegos horizontales, a favor de los verticales, y viceversa, por ello Gradius utilizó ese consenso y contentó a ambos, y seguramente que "transformó" a más de uno a probar más juegos de aquella perspectiva que odiaba.

Shoot the core!


Este juego fue muy comparado con Salamander, su predecesor, entre lo que se comparaba es cómo en Salamander se utilizaba un sistema de armas más convencionales y diferentes power ups. El juego no tenía ningún argumento detrás de destruir todos los enemigos que nos iban saliendo, pero tampoco lo necesitaba.

Manejamos a la pequeña nave llamada Vic Viper. El planteamiento de juego se basaba en acabar con todos los enemigos, recolectando power ups para llena la barra llamada "power meter", barra de energía necesaria para adquirir nuevas y mejores armas con las que destruir a los jefes finales de fase, los cuales caían al destruir el núcleo de cada uno de ellos.

Gráficamente lucía espectacular para ser 1985. Una cantidad disparos y enemigos a la vez nunca antes vista hasta la fecha, se movían con lucidez y agilidad pasmosa. Los escenarios estaban inusualmente repletos de detalles, comparados con los austeros escenarios de otros videojuegos similares. Los enemigos finales conseguían dar la sensación de grandeza tal como para ponernos nerviosos y además, pedían de nosotros unos reflejos de gato.

Pero estos gráficos estaban aderezados con una jugabilidad excelente, acorde con la también excelente música que nos regaló Konami:



Para muchos, con apenas oír unos acordes de la fanfarria son capaces de reconocer la música del título de Gradius. Las demás pistas nos acompañarán en todas las fases del juego y cumplen a la perfección.

Tras el lanzamiento de este videojuego, Konami fue una de las empresas destacadas en este apasionante mundo, el de los shoot 'em up "de naves". Por ello hoy queremos agradecer a todos aquellos que convirtieron a Gradius en un clásico tan eterno como genial.

Hoy día es posible encontrarlo en una gran cantidad de formatos y es sencillo volver a jugar a aquel juego que nos tenía tardes enganchado, o ¿por qué no? Jugar un título al que nunca jugamos, y descubrir un pequeño pedazo de historia en nuestras manos.