RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Vandal juegos retro

Dune II

Hoy merece la pena recordar un juego que marcó el camino a seguir en un género con pocos altibajos. ¿Nos acompañas?

Emmanuel Castro · 0:40 14/9/2013
Hoy queremos adentrarnos en un mundo que cautivó a un gran número de fans, primero los que devoramos sus páginas, luego los que vieron su adaptación para la gran pantalla y más tarde los que disfrutaron en sus pequeños monitores y televisiones.

El juego se basó en el mundo descrito por el polivalente Frack Herbert. El padre de la genial obra "Dune" ya era mucho más que un escritor cuando en 1965 publicó esta obra de fantasía tan inspiradora como otra de las obras de la década anterior: El señor de las moscas.

Antes de este año, Frank había trabajado como fotógrafo, cámara de televisión, incluso se llegó a calzar las botas de agua para ser pescador de ostras. Pero a pesar de trabajar en múltiples oficios, el bueno de Frank tenía pensado un mundo y una historia que cautivaría a los lectores durante décadas.

Las crónicas de Dune nos cuentan una larga historia en la que se nota la gran relación del del padre de la obra con la naturaleza, la ecología y la psicología. A través de un buen número de libros viviremos en el colosal mundo creado por el aclamado Frank Herbert. La obra fue un éxito de crítica y público que derivó en las consabidas películas, y lo que más nos interesa: un videojuego que viene de un gran saga de libros.


El giro de tuerca a la historia


El videojuego del que hoy hablaremos toma un pedazo de los libros, para plasmarlo en una aventura de tintes épicos. Dune II: La construcción de una dinastía -Battle of Arrakis en Europa en Mega Drive- es un videojuego desarrollado por Westwood Studios y publicado por Virgin en el año 1992.

Se basa en la película de David Lynch, Dune, lanzada para la gran pantalla en el año 1984. Pero por lo que trascenderá este Dune II es por ser el primer videojuego de la historia de estrategia en tiempo real tal y cómo lo conocemos actualmente. Starcraft, Warcraft, Age of Empires y la propia saga de Westwood, Command and Conquer, bebieron de Dune II.



En el mismo año es lanzado Dune, desarrollado por Cryo, pero hablemos de aquel videojuego en otro momento: Hoy analizamos Dune II, el videojuego que inauguró el primer RTS con una historia genial.


El juego nos daba a elegir entre tres facciones. Con una de ellas deberemos conseguir el control del planeta y de esta manera extraer su especia. Este mineral es tan difícil de extraer como asombroso en sus propiedades, por ello el imperio lo necesita de manera primordial, ya que quien consiga el poder del mineral conseguirá el poder completo.

Elegiremos entre la casa de Atreides, los mezquinos Harkonnen o los siempre interesantes Ordos. Cada facción tendrá su forma de jugar y su arma de dimensiones colosales con la que haremos estragos en las filas enemigas. La casa de Atreides contará con la ayuda de los nativos del planeta: los Fremen. Los Harkonnen podían construir un mortal lanzamisiles capaz de disminuir las tropas en su explosión. Finalmente los Ordos lograrán ser fuertes usando saboteadores que podrán destruir las instalaciones enemigas.

Podremos elegir la zona que queramos atacar antes de cada misión. La misión es recolectar la especia para ir construyendo nuestras tropas y atacar al enemigo y defender nuestra base.



Algo nada extraño hoy día, pero sí en 1992. En aquél título se usó el ratón para controlar el puntero que elegía a nuestras unidades y edificios. Al estar en un terreno totalmente desértico, las zonas habitables serán pocas, ya que deberemos comprar cimientos que pondremos sobre las zonas no edificables.

Los que probamos el juego en un ordenador sin tarjeta de sonido no pudimos disfrutar de las geniales músicas en MIDI, ni de las voces ni efectos de sonido avanzados. La intro es algo que destaca para la época, ya que sin ningún tipo de prisas nos explica qué es lo que pasa y justamente dónde apareceremos nosotros para intervenir en esta apasionante historia.

La IA también fue algo destacable para la época, aunque todo se vio ensombrecido por la grandísima puesta en escena para recrear el arenoso mundo de Frank Herbert. Algo que se pudo ver también en su versión para Mega Drive.


La agilidad que le da el ratón, unido a la genial jugabilidad ajustada para este "novedoso" periférico fueron la clave del éxito. Algo que en esta versión Mega Drive se adaptó al pad, perdiendo gran parte de su encanto, pero siendo un grandioso juego, al conservar toda la esencia de PC y Amiga.

Una vez conquistada la cumbre de los juegos de estrategia en tiempo real, Westwood Studios se dedicó, como sabemos, a la saga Command and Conquer, y las demás compañías se abalanzaron sobre el género para surtirlo durante la que fue su época dorada.

Actualmente es un género del que se puede decir que ha tenido pocos altibajos, pero sí es cierto que en aquellos entonces vivió su momento más brillante con el ecosistema que se creó, al poder elegir unas tropas de la antigua Roma en Age of Empires o acatar a los humanos con un Zerg en Starcraft.

¿Jugaste a Dune II? Muchos recuerdan este videojuego como el que hizo que el género alcanzara cotas inimaginables, ¿Cómo lo recuerdas tú?