Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Carmageddon

Emmanuel Castro · 19:33 22/3/2013
La saga iniciada en los noventa vuelve al presente y hasta las próximas generaciones. Pero, ¿por qué hay tanta gente que quiere volver a revivir estos juegos? ¡En el pasado está la respuesta!

Sí, lo admito. Hablar de sagas del pasado está siendo fácil últimamente. Y esto es gracias a que Kickstarter es el artífice de recuperar muchos juegos o sagas que por una razón u otra cayeron en el olvido.

Puede ser que su planteamiento fuera novedoso en su momento, que tuviera su punto álgido, para después parecer agotado su ciclo. Hay videojuegos que mueren, simplemente porque cierran las empresas que les dieron la vida, y actualmente, la financiación está pasando a ser una herramienta muy poderosa, a la vez que un termómetro perfecto que nos indica de manera real, la gente que está interesada en qué tipo de videojuego.

Las empresas gastan una fortuna elucubrando los gustos de las masas, o simplemente otras piensan que cierto tipo de videojuegos no tendrían sitio en el catálogo actual, pero en muchos casos, no han podido estar más equivocados.

¿Controlados por la industria?

Aún hay gente que quiere "simuladores de dios", o plataformas a la antigua usanza, pasando por historias incompletas que jugadores de antaño desean que continúen, y acabando por juegos que, simplemente, se salen de los renglones impuestos por esta industria.

¿Qué es mejor? ¿Programar un videojuego, con la incógnita de si gustará o no? ¿O que la gente te apoye en masa y logres un superávit para tu propuesta de juego a lanzar? Para nosotros la respuesta es clara, los propios usuarios ya te están diciendo lo que quieren, y desembolsan su dinero por algo que ni tan siquiera está terminado.

Este es el caso de Carmageddon. El juego de hoy da un salto en el tiempo a través del agujero de gusano que ha sido Kickstarter y se hace real la vuelta de este título de conducción tan irreverente como polémico.

Aún sin fecha determinada, confirmado para PC, Linux, Mac y para las consolas de nueva generación gracias al dinero extra que consiguieron, Carmageddon vuelve. Por eso mismo, hoy veremos donde empezó todo. En verano del año 1997.

Los británicos de Stainless Games -compañía fundada en el año 1993- son los encargados de que este primer juego sobresalga por encima de los demás. Pero lo hará por algo que muchos ya sabemos: su extrema violencia y sus momentos realmente gore.

Los propios creadores afirmaron no hace mucho, que su intención no era la de levantar polémica, si no la de simplemente, hacer que las conocidas situaciones en las que nos llevábamos a varias personas por delante fueran algo "cómico", según ellos como las situaciones que se daban en los dibujos de Tom y Jerry.

Sin saber qué capítulos de Tom y Jerry veían ellos, empezaremos a hablar del primer juego, el que fue el origen de que una gran parte del público se llevara las manos a la cabeza y hablase de su violencia desmedida y se preocupasen. Pero ya lo había conseguido, todo el mundo hablaba de él.

El primer juego a pesar de ser lanzado en 1997, dos años antes estaba siendo concebido como un "Destruction Derby" con la licencia de Mad Max. Este planteamiento fracasó, y fue reemplazado por la licencia de Death Race 2000, como una secuela de esta película.

Cuando esta licencia volvió a no cuajar, se decidió enfocarlo como un juego original, aunque inspirado en algunas de las dos licencias antes mencionadas, pero bajo el nombre de Carmageddon. Se dio carta blanca a los diseñadores y en el año 1997 es lanzado para MS-DOS, Windows, Mac y dos años más tarde en PlayStation, plataforma que elevó la popularidad del juego a niveles asombrosos, aparte de otros sistemas que si bien de manera no tan notoria, sí saciaron las ganas de disfrutar de este juego.

Como vemos, el planteamiento era sencillo. Llegar a la meta antes que nuestros oponentes era una lucha a muerte: podríamos desde golpearlos para mermar sus posibilidades, hasta atropellar peatones para conseguir bonificaciones y tener más posibilidades de acabar la carrera por delante de los demás.

Psicópatas al volante

Es una forma suave de hablar de los conductores, puesto que "las pintas" de todos son bastante macabras, sobre todo las expresiones al llevarnos varios peatones por delante. Esta es la parte de la saga que mucha gente no entendió: la violencia gratuita y el modo tan gore en el que eran representados los impactos.

El juego estaba acompañado por una gran jugabilidad, una buena banda sonora y gráficamente notable, por lo que no solo se quedaba en el aspecto tan polémico del que todo el mundo hablaba, ya que resultó ser un juego bastante rejugable con una buena cantidad de coches a descubrir.

Sobre esta primera parte, hubo expansiones que daban soporte 3Dfx y mejoraban notablemente los gráficos, además de nuevos circuitos y nuevos coches.

La segunda parte salió en ordenadores en el año 1998, un año después que lo hiciera su primera parte, y antes que la propia primera parte para consolas. El juego era continuista, pero añadiendo diversas formas de combatir con los demás coches además de mejorar el sistema de impacto con los peatones, ya que en su primera parte eran sprites, y en esta segunda totalmente poligonales y el sistema de impacto mucho más realista a ritmo de Iron Maiden y Sentience.

Con una calificación de +18 en algunos países se presentó esta segunda parte, con una gran cantidad de guiños a coches de varias películas ¿recuerdas algunos?

La tercera parte, Carmageddon TDR 2000 llevó la saga a su última frontera. Gráficos sobresalientes, y unas carreras en las que destacaba una física de todo el entorno bastante mimada.

Coches de todos los estilos, desde los futuristas a los más clásicos hicieron aparición en esta tercera parte, además de contar con circuitos en los que los loopings, saltos y atajos hicieron que esta tercera parte fuera la más completa de todas.

En aquella época Carmageddon destacó, en su primera entrega por llevar la violencia a nuevos niveles en los juegos de carreras, y terminó con su tercera entrega mostrando claros síntomas de agotamiento de la fórmula.

Y allí es donde acabó la saga, una serie que muchos recordaron por ser grandes juegos "a pesar" de la parte tan polémica que salpicó todas las entregas. Dentro de poco volveremos a disfrutar de Carmageddon: Reincarnation, juego que volverá a traernos todo el sabor de aquella saga que nació en 1997, y murió apenas unos años después. ¿Listos para la reencarnación?