Sesión de Curiosidades: Volumen 4

Sesión de Curiosidades: Volumen 4

Juan Rubio · 16:27 21/1/2013
Una vez más volvemos a desenterrar estos secretos que nos permiten descubrir esas particularidades que los desarrolladores ocultaron a nuestros ojos.

No te pierdas los tres primeros volúmenes de la sesión de curiosidades: Volumen 1 Volumen 2 Volumen 3.

En un primer momento, es difícil pensar que hay curiosidades para seguir creando nuevas sesiones. Por suerte, los videojuegos son un mundo tan amplio y profundo que simplemente hablando con aquellos que comparten nuestra pasión nos damos cuenta de todo lo que queda por contar. Y es que lo curioso parece grabarse a fuego en nuestras mentes; quizá porque, paradójicamente, algo aparentemente oculto o menos perceptible repentinamente destaca sobre un entorno más palpable. Ya sea jugando, contándole a un amigo el típico "¿Pues sabes que en este juego...?" o encontrándonos con estos detalles de cualquier otra forma, las curiosidades vuelven a hacerse un hueco entre nuestras líneas.

Una vez más esperamos satisfacer vuestro gusto (y por supuesto, el nuestro) con curiosidades, detalles y otros aspectos sorprendentes que se han escaqueado entre las muchas horas que hemos invertido –sabiamente– frente a la pantalla disfrutando de mil y una historias diferentes. Desde Nintendo Entertainment System a Xbox 360, desde Sega a Sony, y desde PlayStation All-Star Battle Royale hasta Red Dead Redemption, comenzamos nuestro cuarto repaso por esta parte de la historia oculta de los videojuegos, adelantándoos que Sonic y Mario tendrán un protagonismo especial en esta sesión. Comencemos.

Apadrina a un niño (de Bowser)

Aquellos que gozaron de las grandes aventuras que nos brindó Mario en Nintendo y Super Nintendo, y concretamente en Super Mario Bros. 3 y Super Mario World recordarán a los Koopalings. Éstos son los hijos de Bowser, el malo malísimo de la saga, y que a lo largo de los futuros episodios –sobre todo los de desarrollo clásico– se han ido interponiendo en nuestro camino para evitar que rescatemos a la rebautizada Princesa Toadstool con todo tipo de artimañas y triquiñuelas, además de otros recursos menos sutiles, como magia o distintas armas. Estos siete enemigos siguen presentes en la actualidad, volviendo a complicar nuestro progresar en New Super Mario Bros. U.

Pero el Reino Champiñón no es lo suficientemente grande para ocho hijos –suponemos–, y Bowser decidió quedarse únicamente con Bowser Jr. como hijo oficial. Bueno, realmente la decisión vino desde arriba, ya que Shigeru Miyamoto, creador de Super Mario, reveló recientemente que habían cambiado la historia de la saga, y que ahora los siete Koopalings son simplemente secuaces del malvado Bowser, sin ningún vínculo familiar entre ellos. El cambio tuvo que producirse después de Super Mario Sunshine, ya que en este juego Bowser Jr. presume de ser el octavo y el más pequeño de sus hijos. De igual modo, Miyamoto reveló que su madre es desconocida, aunque este dato no supone "reescribir la historia" del archienemigo del fontanero italiano.

Esos chistes me matan

Rockstar, el estudio creador de la saga Grand Theft Auto o L.A. Noire, es sin duda una compañía que cuida hasta el último detalle de sus juegos. Es fácil perderse en la inmensidad de los escenarios abiertos que son seña de identidad de sus títulos, siempre teniendo en mente que podrían habernos dejado algún pequeño detalle oculto, muchas veces en clave de humor, para recompensarnos por haber invertido nuestro tiempo en llegar hasta un determinado sitio, hablar con un personaje en concreto, o simplemente, fijarnos en un elemento totalmente prescindible para completar la aventura de manera satisfactoria.

En Red Dead Redemption, otro de sus juegos de mundo abierto, situado en el Salvaje Oeste y que hace las veces de continuación para Red Dead Revolver, la aventura que disfrutamos en la pasada generación, podemos encontrar bastantes bromas en un lugar un tanto particular: las lápidas. Sobra decir que el número de personas que morían en esta época era sensiblemente alto, lo que hacía que encontrar lápidas y/o cementerios a nuestro alrededor no era una tarea difícil. A continuación os dejamos una recopilación de los epitafios jocosos que podemos encontrar echando un vistazo a las tumbas de Red Dead Redemption:

– Aquí yace Charlotte Eaves – Murió el 27 de octubre de 1881 – Vivió cada día como si fuese el último, especialmente éste.

– Quincy Brogles – Murió de un disparo el 25 de febrero de 1905 – Deberíais ver cómo quedó el otro.

– En memoria de Ira Somers – 1860 - 1889 – Su recuerdo y su sífilis no morirán.

– Fred Peageed – Murió el 2 de junio de 1904 a la edad 26 años – Siempre se metía en la pelea equivocada.

– Truman Briggs – Murió el 25 de agosto de 1892– Amado por sus mujeres, asesinado por su esposa.

– Aquí yace Byron Vickers – Murió el 10 de octubre de 1887 – El segundo más rápido desenfundando en New Austin.