Sesión de Curiosidades: Volumen 1

Sesión de Curiosidades: Volumen 1

Juan Rubio · 17:45 1/9/2012
Arrojemos luz a aquellas cosas que en la historia de los videojuegos pasaron desapercibidas para la mayoría de nosotros.

El ser humano es un animal curioso por naturaleza. Nos gusta saber, descubrir, conocer cosas importantes o carentes de la más absoluta relevancia para nuestras vidas, y muchas veces por mera curiosidad. Es bastante seguro afirmar que todos podemos seguir con nuestra vida adelante sin saber cuántas veces bate sus alas por segundo un colibrí, pero muchos lo pueden encontrar curioso. La curiosidad, definida también como "vicio que lleva a alguien a inquirir lo que no debiera importarle", es lo que nos impulsa a romper el cubo de Molyneux, o sencillamente, a perder nuestros nervios infantiles tras el repetido conjunto de axiomas "me han dicho una cosa pero no te la puedo contar". Un clásico.

Como en prácticamente todos los aspectos de la vida, en el mundo de los videojuegos también hay curiosidades. Historias, hechos o detalles que han pasado más o menos desapercibidos a los ojos del gran público, y que sólo mentes jugonas como las nuestras sabrán apreciar. En este especial repasaremos juegos y consolas de multitud de generaciones, sin ningún orden predefinido, e intentaremos haceros saber de ciertos detalles que esperamos desconozcáis. No podemos, eso sí, empezar sin informaros de que algunas de estas curiosidades se volverán a perder en el infinito mar de píxeles que compone nuestra afición, mientras que otras podrían destrozar infancias y/o juventudes. Una vez dicho esto, comenzamos.

AiAi, el mono de Super Monkey Ball, se infiltra en Nintendo

F-Zero fue uno de esos juegos que popularizaron el ‘Mode 7’ en Super Nintendo, dotando a este juego de carreras futuristas de un aspecto que ofrecía sensación tridimensional. La saga F-Zero nunca ha salido más allá de una consola de Nintendo, si exceptuamos la versión recreativa (que corría sobre la placa Triforce, creada por Nintendo, Sega y Namco). Pero en un episodio, un personaje ajeno a Nintendo se las apañó para infiltrarse en F-Zero GX, el título lanzado en Nintendo GameCube en 2003.

El cameo está protagonizado por AiAi, el mono protagonista de la saga propiedad de Sega Super Monkey Ball. La aparición tiene lugar de una manera muy sutil, ya que se limita a la aparición del rostro del simio la hebilla del cinturón de otro simio, el mono Billy. La razón de ser de este cameo no es otra que el equipo desarrollador, Amusent Vision, que es propiedad de Sega y creadores del título original Monkey Ball. A la hora de jugar es difícilmente perceptible, pero en las ilustraciones del juego es posible verlo con claridad.

South Park obliga a retirar Tiger Woods ’99 de las tiendas

Muchos de vosotros sabréis que muchas veces los juegos tienen archivos ‘dummy’, es decir, archivos ‘vacíos’ o inútiles para el contenido del juego que se utilizan con propósitos distintos a éste. En Electronic Arts, cuando discutían la inclusión de este archivo en Tiger Woods ‘99 para PlayStation, alguien propuso: "¡Eh! ¿Y si metemos el episodio piloto sin censura de South Park? Total, nadie se va a enterar..." (risas). Y eso hicieron. No sabemos si con el beneplácito de las esferas superiores de Electronic Arts o no, pero lo hicieron

La gente no tardó en descubrir este episodio y en distribuir semejante secreto por internet. Aunque el capítulo no podía ser visto desde la propia PlayStation, sí que podía ser reproducido fácilmente desde cualquier ordenador, por lo que la compañía Electronic Arts se vio en la obligación de emitir un comunicado oficial, en la que calificaba el vídeo de "cuestionable para los consumidores" y proceder a retirar las aproximadamente 500.000 copias puestas a la venta. Años más tarde sería South Park quien incluiría a Tiger Woods en sus episodios, pero ésa es ya otra historia.