Mods que hicieron historia

Mods que hicieron historia

Fernando Fontanet-Bel · 13:05 10/8/2013
Repasamos los mods más destacados de la historia de la mano de títulos que han evolucionado a través de sus fans. Comunidades enteras dedicadas altruistamente a desarrollar mejoras gráficas y jugables únicamente por pasión.

El ser humano siempre se ha caracterizado por querer algo diferente a lo que tiene en la mano. Hemos modificado y mejorado coches, elementos electrónicos y todo tipo de cachivaches que pudiesen cambiar tanto visual como técnicamente. Y el videojuego no queda fuera de esta manía por el tunning, por convertir algo que ya existe en un producto mucho mejor.

Sí, hablamos de los famosos mods, aquellos que con sus texturas, misiones, nuevos gráficos, skins o personajes, han hecho más grandes aquellos juegos que venían a modificar. Ahí quedan los Counter-Strike, Team Fortress, DayZ o DOTA, por mentar solo algunos de los que veremos en este extenso reportaje.

Este no es solo un homenaje a aquellos proyectos que hicieron mejores nuestros juegos, sino también una mención especial a todos aquellos gamers altruistas que, como nosotros, querían jugar a algo mejor… y (nos) lo fabricaron.

¿Qué es un mod?

La respuesta a esta pregunta es muy evidente pero los no iniciados necesitarán responderla antes de meternos en liza. Entendemos como mod aquellas extensiones que vienen a alterar un título original para agregarle todo tipo de modificaciones. Entre ellas pueden destacar entornos, gráficos, personajes, elementos con los que interactuar, diálogos o todo aquello que podamos imaginar. Si bien los primeros modders contaban con pocos recursos a la hora de modificar esos juegos, los estudios han ido facilitando esta maniobra realizando e incorporando herramientas y tutoriales para que el fan deje de ser fan y se convierta en un desarrollador más.

Para que os hagáis una idea, el juego puede cambiarse de forma total, cogiendo como base un juego existente y cambiándolo por completo, como ocurrió con Counter-Strike y Half-Life o realizarlo de forma muy parcial, aplicando el típico mod que añade algún tipo de textura, elemento o misión a un juego que continúa con su sello original.

De lo amateur a lo pro

El empezar a desarrollar para un juego requiere, en primer lugar, una creatividad y habilidad excelsa para conseguir un resultado aceptable. En triunfar en ello no solo reside en el poder crear, sino también en que la comunidad de usuarios y fans vean algo interesante en lo que el modder ofrece. El movimiento del modding ha existido siempre pero podemos decir que fueron los primeros noventa los que dieron el pistoletazo de salida con herramientas como The bard’s Tale Construction Set, que permitían que un usuario pudiese crear un juego basado en el motor de The Bard’s Tale.

A partir de aquí la evolución ha sido exponencial y estas herramientas han ido evolucionando hasta llegar a los Valve Hammer Editor, para HL1 y 2, el Toolset de Neverwinter Nights o también el Construction Set de The Elder Scrolls. Como vemos, son las propias compañías las que ya diseñan sus kits y los liberan para poder crear este tipo de mods. Un ejemplo claro de lo que significan estos kits de desarrollo lo vimos hace poco con Project Cars, cuyos micromecenas también tenían acceso a un kit de desarrollo para presentarlo a la comunidad.

La clave es la comunidad

Si hay dos palabras que definan bien la vida del modder esas son comunidad y altruismo. La primera representa al público objetivo, a aquellos que tendrán que jugar y hacer grande el nombre de la propuesta. La segunda habla más sobre la vida del que desarrolla, el altruismo como máxima representación de la pasión por cierto juego sin esperar nada a cambio. Más adelante veremos cómo la vida de estos "desarrolladores por amor al arte" puede cambiar, aunque muchos se ven superados por las horas de trabajo que requiere un mod que impacte, algo que cambie la forma de ver un juego, y acaban abandonándolo a medias.

En nuestra selección contaremos con todo tipo de creaciones, desde las que cambiaron un original para crear su propio nombre en la industria, hasta los que se han convertido en casi obligados al instalar un juego. Hablaremos de los históricos, de los que cuentan con más actividad modder y también de los que vinieron para arreglar un título. Además repasaremos algunos casos curiosos que han acabado con los creadores amateur en las filas de importantes estudios en los que ahora desarrollan su trabajo.