Los 50 mejores juegos de Nintendo DS

Los 50 mejores juegos de Nintendo DS

Carlos Piñeiro · 14:10 15/10/2011
Un repaso a lo mejor del extenso catálogo de la consola portátil más vendida de la historia.

Ya iniciada la nueva generación portátil de Nintendo, con la 3DS en todos los mercados y tiendas, es el momento de hacer un repaso a todo el catálogo de Nintendo DS y elegir los 50 juegos que de alguna manera han definido y caracterizado a una consola que ha sido fuente de diversión para muchos jugadores durante seis años, y que además ha marcado un antes y un después a la hora de diseñar videojuegos, gracias sobre todo al uso de dos pantallas, una de ellas táctil.

Hay que decir que para la selección se han omitido los juegos aparecidos fuera del territorio europeo, aún a pesar del carácter libre de la consola a la hora de cargar tarjetas de otras regiones como Japón o América, pero también creemos que sería injusto para muchos ver aparecer en este artículo juegos de los que nunca han oído hablar nada o simplemente no han tenido medios para hacerse con ellos por su particularidad rareza en las tiendas normales.

Por último, hay que ser conscientes de que una lista de este tipo nunca será del gusto y agrado de todos, ya que cada uno tiene sus preferencias y opiniones, e incluso quizás alguien se vea decepcionado porque no vea aparecer alguno de sus títulos más destacados en su colección, y un artículo como éste supone una gran presuntuosidad, aunque creemos que una gran mayoría coincidirá con nuestra particular selección.

50. Resident Evil Deadly Silence

En conmemoración del décimo aniversario de Resident Evil, Capcom decidió hacer una versión del primer título de la saga, aparecido en 1996 en PlayStation, para Nintendo DS. Aun a pesar de la relativamente escasa potencia gráfica de la portátil a la hora de mover entornos poligonales, visualmente resultó ser muy similar al primer capítulo y tuvo un desarrollo calcado del original. El sistema de control también se mantuvo en la misma línea, y la cruceta resultó ser una buena manera de manejar a los personajes. Para aquellos que ya conocían el juego por partida doble, tanto en PlayStation como en la revisión del juego para GameCube, Capcom introdujo el modo Renacimiento, en el que el jugador experimentado podía enfrentarse a nuevos retos, como cambios de perspectiva a primera persona en los que había que enfrentarse a zombis utilizando la pantalla táctil y el cuchillo, cambios de localización de enemigos, etc. Otra de las novedades que presentaba era la inclusión de nuevos puzles que funcionaban a modo de minijuegos, y que sin duda sacaron partido de la pantalla táctil y del micrófono con retos muy ingeniosos.

También se incluyeron opciones multijugador, independiente de la aventura principal, y aunque no cuajaba del todo en el conjunto del título, sí representó un añadido más que interesante para poder disfrutar con hasta tres amigos más. También es cierto que no todo era perfecto, como el sistema para guardar partidas a base de cintas mecanográficas que brillaban por su escasez, sistema que chocaba frontalmente con el espíritu portátil de la consola. En términos globales, el juego lució estupendamente y suponía una oportunidad fabulosa tanto para los que nunca pudieron disfrutar este juego como para los jugadores que, diez años atrás, cataron el nacimiento de un género que fue en aumento con el paso de los años.

Ahora en 3DS ya podemos disfrutar del Mercenaries, un popurrí de fases vistas en anteriores Resident en los que el tiempo y las puntuaciones son nuestros principales enemigos. Y en unos meses tendremos disponible Resident Evil Revelations, continuación directa el Resident Evil 5 y que a juzgar por las últimas imágenes y vídeos aparecidos, tendrá una calidad técnica envidiable.