Vandal
Especial Juegos de Karts

Especial Juegos de Karts

Descubre todo sobre la historia de los juegos de karts.

Introducción

El género de la velocidad siempre ha sido bastante más diverso de lo que mucha gente cree, a diferencia de la visión monolítica que se da de este, podemos encontrar varias tendencias. Ya cubrimos una con el gran reportaje de nuestro compañero José Miguel, ahora vamos a cubrir otra, la de los juegos de velocidad basados en la competitividad entre varios personajes en circuitos irreales. Esto es, vamos a cubrir lo de que manera genérica se puede llamar "Juegos de Karts".

Hay algunos que por definición no son juegos de Karts como el famoso Power Drift o algunos que van montados en otros vehículos como el ultimo Mario Kart, pero todos tienen el sistema de competición en el cual se enfrentan corredores caricaturizados en circuitos inverosímiles y con los más diversos power-ups. Solo se puede hablar de clones de Mario Kart a la fecha posterior de este juego, estando todos copiados de este.

Resulta curioso como Traveller Tales o Naughty Dog han hecho gran parte de su carrera imitando el concepto de EAD (el equipo desarrollador de los Mario Kart, menos del Super Circuit desarrollado por Intelligent Systems) de juegos de Kart. Tristemente ninguna de las dos compañías ha llegado alcanzar en calidad a la saga de Nintendo (de todos modos el Crash estaba muy bien) y todavía se imitara el concepto lo que rodeaba este que era el control o el diseño de las pistas jamás se ha llegado a igualar. ¿Cuestión baladí? No, simplemente la realidad que resulta al jugar a cualquier pista de Mario Kart y enfrentarse a las homónimas en Crash Kart, ahí es cuando el jugador pequeño o grande se da cuenta de que compañía y que juego es mejor.

Nintendo siempre ha sido intocable en ese sentido y sigue siéndolo, sus diseñadores convirtieron un juego a priori mediocre técnicamente (sigo pensando que Power Drift o Out Run lucen mucho más que Super Mario Kart) en un autentico prodigio jugable que ha sido copiado por todas las compañías de videojuegos con mediocres resultados. Dicho esto espero que disfrutéis con el especial y que sea ameno para todos los que lo lean, yo me lo he pasado muy bien haciéndolo.

Protojuegos de Karts (1986-1992)

Tal como conocemos el género hoy no se puede hablar de juegos de Karts anteriores a Super Mario Kart, a diferencia de F-Zero no hay en Spectrum o en Recreativa una tradición consolidada de juegos de este estilo o parecidos. Si se pueden hablar de aproximaciones a este género cuyos elementos tomo EAD para hacer Super Mario Kart. De todos modos vamos a intentar citar los más importantes en el desarrollo del concepto de juego y esto nos lleva a la época de las 8 bits.

Los 80

Volvamos a los tiempos donde el césped era verde, los pelos cardados y las chupas tachueladas, esto es, los 80. El primer juego donde encontramos antecedentes de Mario Kart es en el Championship Sprint (1986), es uno de los primeros juegos en permitir el multijugador y con elementos propios como los power-ups entre cada nivel. Era la secuela de una maquina mecánica de los años 30 llamada Sprint y la actualización de los videojuegos basados en esta de Kee Games de finales de los 70. Nos centramos en este juego porque es uno de los primeros que usa Power-Ups, entre carreras eso si, pero Power-Ups al fin y al cabo, el cual es un elemento sustancial en este tipo de juegos. Aparte la recreativa permitía ya dos jugadores a la vez, pieza esencial en los juegos de este tipo.

El juego tuvo conversión a Spectrum de bastante calidad que tenia la cadencia del original aún a costa de cargarse el apartado grafico, tónica general en el Speccy. Es uno de los últimos juegos del aparato de Clive Sinclair previo a la revolución del Scaling, cosa que nos lleva a nuestro siguiente titulo.


La Versión Spectrum

Power Drift (1988) es quizás el mayor referente previo a Mario Kart, es decir, en mi opinión es casi imposible entender el juego de EAD sin el de Sega. Esta ya trae la mayoría de elementos con los que contaría el juego de Nintendo, solo que con un control mucho más arcade y sobre todo mayor dificultad. Tiene ya la presencia de personajes graciosos y diferentes entre si como corredores y la variedad en pistas y circuitos. No tenia Power-Ups como la anterior entrega, pero visualmente es mucho más parecido al juego de Nintendo gracias a su perspectiva.

Es uno de los juegos primigenios en usar Scaling y para la época lucia impresionante en la recreativa, la música era bastante buena como solía ser habitual por Sega y ofrecía el clásico sistema Arcade de superación de niveles. Si el jugador se pasaba los cinco niveles de la maquina (de veinticinco, el clásico sistema de rutas de Sega) en primer lugar podría jugar un nivel bono con la moto de Super Hang-Ong o el avión de Afterburner. También es conveniente resaltar los marcadores, los cuales se usarían en el juego de Nintendo casi con el mismo diseño.



La conversión a ordenadores vendría un poco después y la mayoría de ellas desastrosas por la poca potencia de la CPU (Spectrum) o lo ruinoso de la paleta grafica (CPC o PC). La versión de Amiga mejoraba un poco, pero no fue hasta las 16 bits con la conversión a Turbo Graphx cuando tuvimos algo más cercano a la recreativa original. Por cierto esta no ha sido incluida en ninguno de los dos Shenmue como recreativa, para escarnio de los fanáticos de Sega.

Flecha subir