RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
La compañía americana desaparece tras sus problemas financieros. Repasamos su historia y qué será de sus estudios y sagas.

Pablo Grandío / Jorge Cano · 20:32 24/1/2013

1. La subasta2. Breve historia de THQ3. Breve historia de THQ (II)
4. Sagas 'huérfanas'
THQ también tiene el honor de haber publicado los mejores juegos de MotoGP nunca hechos, durante cuatro años en la consola Xbox y Xbox 360, y de haber distribuido Conker’s Bad Fur Day en Europa para Nintendo 64 ante la negativa de Nintendo a hacerlo. A finales de la pasada generación THQ siguió apostando por juegos "para jugones", una tendencia que se afianzaría en las actuales máquinas. Del ocaso de PlayStation 2 y Xbox vienen juegos como Juiced (un título de carreras ilegales al estilo Need for Speed Undergroun), Destroy All Humans (un título gamberro en el que un alien intenta conquista la Tierra) o el excepcional simulador militar Full Spectrum Warrior.


Ya sin necesidad de mirar demasiado atrás, en esta generación THQ ha seguido centrándose en los juegos para jugones, comenzando por Saints Row, abandonando las licencias infantiles y produciendo sagas como Metro, Darksiders o los excelentes UFC Undisputed. Antes de lanzar cualquiera de éstos, la compañía batió récords de beneficios en 2007, para que se desmoronasen en 2008 ante la pérdida de pujanza de los juegos infantiles en consola y el inicio de la crisis financiera.

Durante los últimos años, THQ ha intentado reorientar su negocio, centrándose en "menos juegos, pero mejores" y abandonando las licencias infantiles, que han perdido gran parte de su mercado ante los juegos para móviles, tabletas y navegador. Pero hubo dos fracasos comerciales que afectaron sobremanera a THQ, produciendo enormes pérdidas y causando la pérdida de confianza de los inversores.



El primero, Homefront, aspiraba a convertirse en "el Call of Duty" de THQ, sin las comillas. Una ambientación futurista en una América ocupada por las tropas de Corea del Norte era el pretexto perfecto para un juego de acción en primera persona. Desarrollado por Kaos Studios, el juego no recibió muy buenas críticas y vendió lejos de los cinco millones que esperaba la compañía. Poco después Kaos Studios fue desmantelada, aunque la saga ha sobrevivido y una secuela está siendo desarrollada por Crytek, que de hecho compró los derechos de la marca en la subasta.



Pero, sin duda, lo que hizo que THQ pasase de los problemas al riesgo de desaparición fue la tableta uDraw. Este periférico fue lanzado para Wii a finales del año 2010, con la idea de convertirse en un accesorio popular de la consola del mismo modo que el Wii Balance Board. Permitía pintar en una tableta a la que conectar el Wiimote, con títulos como Pictionary o uDraw Studio, que incluía. La tableta fue, de hecho, un éxito comercial en su primeras Navidades, vendiendo más de lo esperado y provocando que THQ intentase reponer inventario cuanto antes para maximizar su éxito. Logró vender 1,7 millones, una barbaridad para tratarse de un periférico, y THQ se animó a lanzarlo también para PlayStation 3 y Xbox 360 a finales de 2011... lo que fue su perdición. 1,5 millones de unidades de la tableta quedaron sin vender, con un coste de producción obviamente superior al de un juego, lo que hizo que THQ dejase de ingresar unos 100 millones de dólares, descuadrando sus cuentas para siempre.

El fin de THQ vino precedido por el cierre de THQ España el pasado verano. Establecida a principios de la pasada década, la excepcional filial española de THQ fue una de las primeras distribuidoras que apostó por traducir y doblar al castellano la mayoría de sus juegos, un camino que muchas compañías de mayor tamaño siguieron más adelante.

AnteriorPrimera 1 2 3 4 ÚltimaSiguiente

Síguenos
Últimos artículos
Noticias destacadas
Últimas noticias
Encuesta
¿Seguirán los juegos MOBA tipo League of Legends teniendo tanto éxito?
 Sí, e irá a más
 Sí, pero ya han tocado techo
 No, su auge pasará