Vandal
  1. Videojuegos
  2. Noticias
  3. Verano de Dragon Ball: Dragon Ball Z: V.R.V.S.

Verano de Dragon Ball: Dragon Ball Z: V.R.V.S.

Continuamos nuestro repaso de los juegos basados en la obra de Akira Toriyama.
·
Verano de Dragon Ball

Dragon Ball FighterZ fue uno de los grandes anuncios del pasado E3, y tras su calurosa acogida en Vandal queremos celebrarlo con el Verano de Dragon Ball, un repasado de los juegos más importantes basado en el manga de Akira Toriyama, que realizaremos del 1 de julio al 31 de agosto.

Hoy os hablamos de un nuevo juego, y estos son los títulos de los que os hemos hablado hasta el momento:

Dragon Ball Z: V.R.V.S. (1994)

Hoy nos toca hablar de una de las mayores rarezas que nos ha dejado Dragon Ball en lo que a videojuegos se refiere: Dragon Ball Z: V.R.V.S., una recreativa lanzada en 1994 que no solo supuso una ruptura con todas las adaptaciones que habíamos visto de la serie hasta el momento, sino que también tuvo el honor de ser uno de los primeros juegos de la historia en contar con controles por movimiento de cuerpo completo, todo un avance para la época.

Eso sí, la versión normal del título solo nos permitía jugar con un joystick y tres botones de forma clásica, por lo que solo unas pocas máquinas nos permitían jugar como si realmente nosotros fuésemos los personajes.

Estas últimas destacaban por el gigantesco espacio que ocupaban y, tal y como podréis imaginar, no eran especialmente precisas, por lo que su jugabilidad se resentía bastante, ya que fallaba bastante a la hora de interpretar los movimientos que queríamos hacer, aunque, desde luego, el poder hacer un Kame Hame Ha o un Final Flash con nuestro cuerpo era una experiencia totalmente única por aquel entonces de la que nos privaron por nunca llegara salir de Japón.

Centrándonos ya en lo que era el juego en sí, avances pioneros tecnológicos aparte, comentar que se trataba de un título de lucha bastante atípico que apostaba por una perspectiva desde la espalda de nuestro personaje al más puro estilo Punch-Out!!, lo que ayudaba a crear una mayor sensación de profundidad y le daba cierto efecto tridimensional a las batallas.

Nuestro objetivo en él no era otro que el de superar una serie de combates para hacernos con todas las Dragon Balls y pedir nuestro deseo en un pequeño arco argumental inédito y alternativo que tiene lugar justo antes de que se celebren los Juegos de Cell, lo que acababa desembocando en una lucha final contra Ozotto, un enemigo completamente nuevo y creado en exclusiva para la ocasión que tiene la capacidad de replicar y adoptar la forma de cualquier luchador.

El sistema de combate era muy sencillo, ya que no existían combos como tal y todo dependía de lo hábiles que fuésemos leyendo los movimientos de nuestro rival y cómo gestionásemos nuestras diferentes herramientas. De esta manera, podíamos lanzar puñetazos a gran velocidad, inclinar el cuerpo hacia los lados para esquivar, alejarnos del rival para evitar sus golpes cuerpo a cuerpo y poder contraatacar desde la lejanía con técnicas de Ki, y defendernos.

En la práctica, el desarrollo de las peleas solía ser muy caótico, ya que no había mucha táctica ni profundidad jugable, por lo que las estrategias agresivas solían funcionar bastante bien para intentar impactar el mayor número de golpes posibles antes de que nuestro contrincante pudiese reaccionar.

Eso sí, para evitar que abusásemos existía una barra de cansancio que si se agotaba nos dejaba completamente vendidos durante unos instantes, por lo que teníamos que procurar encontrar los mejores momentos para descansar y pasar a la defensiva.

Aunque a nivel jugable no fuese nada del otro mundo, donde no podemos poner ninguna pega es en su apartado gráfico, espectacular como pocos gracias a unos sprites gigantescos, tremendamente detallados y realizados con muchísimo buen gusto, además de unas animaciones muy trabajadas y fluidas.

Por desgracia, la plantilla de personajes era escasísima y apenas podíamos controlar a cinco héroes distintos: Goku, Piccolo, Vegeta, Gohan y Trunks del futuro, estando todos los saiyans únicamente disponibles con su transformación en Super Saiyan.

Finalmente y como curiosidad para cerrar este repaso, mencionar que V.R.V.S. estuvo a punto de llegar a nuestros hogares, ya que se empezó a trabajar en una conversión para 3DO, aunque el mal funcionamiento en el mercado de la máquina acabó desembocando en su cancelación.

Imagen 1

alquimistafm · 20/07/2017 17:04
Este es uno de esos juegos a los que no se lo puede ver sin la perspectiva adecuada.
Aun unos años despues de salir el concepto era sencillamente alucinante y apenas lo termino borrando una consola que salio nada mas ni nada menos que 12 años despues. A finales de los 90 y principios del 2000 que es cuando algunos nos enteramos de la existencia de esto era casi onirico.

SpanishDinosaur · 19/07/2017 11:34
Otro juegazo. Por que como es de Dragon Ball, es bueno, ¿no?

serpientesolida · 19/07/2017 08:06
como dicen mas arrib, hubiera sido alucinante jugar a este juego en aquella epoca... la de cosas que nos perdimos porque nunca salieron de japon :(

Aoshi__Nihon · 18/07/2017 21:46
Incluso a día de hoy es llamativo. Solo imaginad jugar a esto en un salón recreativo si hubiesemos tenido la oportunidad en el año 94, yo con 13 años, me hubiese dejado la paga en esa máquina. Y las colas hubiesen sido inmensas.

twinbee007 · 18/07/2017 18:11
Oí hablar de él pero nunca lo vi en los arcades, me quedé con las ganas! Imagino que lo mencionaron en alguna Hobby o SuperJuegos, si no recuerdo mal incluso hablaban de él como Virtua Dragon Ball, en consonancia a los juego "Virtua" de Sega.

Flecha subir