Vandal
Guía Project CARS 2 (PS4, XBOne, PC)
·
¿Quieres convertirte en un gran piloto? Sigue estas indicaciones para convertirte en el rey del asfalto de Project Cars 2.

10 consejos infalibles para jugar mejor a Project Cars 2

Con estos 10 consejos te convertirás en un gran piloto de Project Cars 2.

1. Usa volante

El primer gran consejo es que para disfrutar plenamente de Project Cars 2 es fundamental tener un volante con Force Feedback. Es cierto que podremos jugar con mando y conseguir sensaciones muy realistas, sin embargo, la cantidad de información y el nivel de control sobre el coche que te da un volante están a un nivel muy superior. En la lista de volantes compatibles hay una gran selección de modelos y marcas y, aunque hay algunos con precios prohibitivos, lo cierto es que muchos de ellos son realmente buenos en relación calidad/precio.

La principal ventaja del volante es que nos permite tener un mayor control de la trazada del coche, ya que el stick del mando es demasiado pequeño como para trazar con precisión una sucesión de curvas o giros complicados. Además, los pedales también nos permiten tener un mayor tacto al acelerar y frenar, porque a la hora de conducir no todo es acelerar y frenar al máximo, sino que a medida que aumenta la potencia de los coches y quitamos las ayudas, será más importante que tengamos un tacto delicado con los pedales para conseguir ganar décimas muy valiosas y evitar que el coche acabe fuera de la pista.

Otra razón de peso es el Force Feedback; este sistema aplica resistencia al volante para que sintamos con mayor precisión lo que está sucediendo en la tracción de las ruedas y en su contacto con el asfalto. Gracias a ello sentiremos si el coche está subvirando o sobrevirando, la adherencia de los neumáticos o la fuerza de los pianos, información fundamental para controlar bien el mismo.

Por último, aunque hay grandes jugadores que conducen con mando, si nos adentramos en las competiciones online y queremos ser competitivos, tendremos que pilotar con volante, ya que otorga una ventaja muy grande respecto al resto de jugadores. Sin duda, el volante es un periférico imprescindible para sacar el máximo rendimiento de Project Cars 2.

2. Completa el modo Trayectoria

El modo Trayectoria de Project Cars 2 ofrece una experiencia de aprendizaje paulatina y muy efectiva. Para empezar, disponemos de tres cursos de iniciación (Karts, Turismos y Fórmulas), los cuales nos ayudarán a conocer las sensaciones de pilotaje en distintas categorías mediante vehículos poco potentes, algo que nos permitirá ir tomando contacto con lo que llegará en el futuro.

Después, el modo se estructura en un árbol con varias categorías (Rallycross, Gran Turismo, Supercoches y Fórmula) , dividiéndose estas a su vez en varias disciplinas diferentes. De esta forma, a medida que vayamos progresando en cualquiera de las cuatro ramas disponibles iremos pilotando coches cada vez más potentes, por lo que el aprendizaje será progresivo y especializado, algo realmente útil.

Es un error muy habitual empezar en un título de simulación conduciendo un Ferrari de 900 cv y desesperándonos porque somos incapaces de dar dos vueltas sin salirnos de la pista; para que esto no suceda, lo mejor es empezar poco a poco a comprender las sensaciones que tenemos al volante y el comportamiento del coche en cada circuito o condición climática. La mejor forma (aunque también lo podemos hacer individualmente) es mediante el modo Trayectoria, ya que está creado específicamente para ser un gran tutorial que nos permita dominar todas las disciplinas y circuitos.

3. Estudia el circuito

Estudiar minuciosamente el circuito es lo más importante que debe hacer un buen piloto. Para ello es recomendable completar muchas vueltas, ya sea en contrarreloj, entrenamientos libres o carreras personalizadas, lo que nos permitirá descubrir hasta el más mínimo detalle del trazado a la hora de sacar el máximo rendimiento a los coches. Si no tenemos muy clara la mejor forma de mejorar los tiempos, siempre podemos utilizar la trazada dinámica, la cual, no solo nos ayudará a ver la forma más óptima de completar una vuelta, sino también los mejores puntos de frenado.

En este sentido, todo buen piloto siempre tiene zonas de frenado específicas, utilizando como referencia elementos del entorno o los indicadores de distancia presentes en muchas de las curvas de los trazados. Obviamente, en caso de que tengamos cambios meteorológicos, el aprendizaje del circuito deberá cambiar sustancialmente y, aunque muchos elementos son compartidos, deberemos ajustar las zonas de frenada con nuevas referencias, modificar el uso del freno y el acelerador y comprobar muy bien las zonas de acumulación de agua para cambiar ligeramente la trazada y evitar sustos innecesarios.

4. Conoce el coche

En Project Cars 2 tenemos más de 200 coches diferentes y es muy complicado conocer el comportamiento de cada uno de ellos, sin embargo, gracias la clasificación por disciplinas de los mismos podremos hacernos una idea de los distintos comportamientos que vamos a encontrar según la modalidad de competición. Es por ello que, además de completar el modo Trayectoria, aconsejamos estudiar bien cada coche antes de competir, para ello lo mejor es completar las sesiones de entrenamiento y clasificación antes de cada competición, e incluso pasar bastante tiempo en el modo Contrarreloj para probar distintas configuraciones de reglajes, así como varios coches de una misma disciplina.

En lo relativo a los reglajes, aunque suele ser algo tedioso si no somos muy expertos en la materia, además de poder consultar la parte de la guía con la explicación de todos los Reglajes, también tendremos a nuestra disposición al Ingeniero de Pista, el cual será de gran ayuda. Por lo tanto, debemos invertir un poco de tiempo en analizar bien nuestro estilo de pilotaje y adaptar el coche a nuestro gusto.

5. Domina la meteorología

Cuando pilotamos un coche no solo tenemos que conocer el trazado y dominar el vehículo, también debemos estar preparados para cualquier imprevisto. Ya hemos hablado de los tipos de meteorología, y lo más importante es saber que cuando el tiempo cambia debemos adaptarnos rápidamente a las nuevas características del circuito y modificar nuestra forma de pilotar.

Lógicamente, la lluvia es el factor que más cambia el estado de la pista y, además de tener que cuidar la adherencia de los neumáticos y el uso del acelerador y el freno, también deberemos modificar nuestros puntos de frenada y giro, ya que el coche no se comportará igual. En el caso de la nieve el cambio es si cabe más radical, teniendo que llevar una relación de marchas poco forzada y tener un tacto delicado con el volante.

Lo mejor de Project Cars 2 es que la climatología es variable, por lo que no solo tendremos que acostumbrarnos a una carrera en lluvia, sino que la pista puede secarse o encharcarse más y tendremos que volver a cambiar nuestra forma de conducir. Por lo tanto, debemos entrenar en todos los circuitos posibles y en cualquier condición meteorológica, porque cualquier carrera se puede complicar y ese aprendizaje es fundamental para ganar.

6. Elimina las ayudas

Si nos adentramos en un simulador es normal que al principio nos sintamos algo abrumados por la dificultad del control, sin embargo, es muy aconsejable activar ayudas de conducción y poco a poco ir reduciéndolas hasta eliminarlas por completo. Por lo tanto, es buena idea activar el control de tracción, los frenos antibloqueo o el control de estabilidad porque, aunque son ayudas muy evidentes, las sensaciones sobre la pista no variarán mucho y nos permitirán comprender mejor el comportamiento de los coches en los distintos tipos de circuito.

Si queremos más ayudas siempre podemos activar la trazada dinámica o los asistentes de dirección y frenado, aunque estos dos últimos son cambios demasiado evidentes que no nos beneficiarán en nuestro aprendizaje. Es muy aconsejable tener un aprendizaje progresivo y, además de usar el volante para ganar más tacto en el control, ir poco a poco evolucionando hasta competir con el mayor realismo posible sin saltarnos pasos previos.

7. Personaliza el HUD

Gracias al HUD personalizable de Project Cars 2 podremos obtener muchísima información en tiempo real sobre el coche, el circuito y nuestro rendimiento. Para ello, aunque contamos con HUD prefijados muy útiles, tenemos un completo menú de personalización de la interfaz que podremos modificar libremente para recibir información sobre el estado del coche, la temperatura de los frenos, los parciales, el trazado o las averías, siendo libres de seleccionar aquello que más útil nos parezca durante las carreras según nuestro estilo de pilotaje.

8. Utiliza la cámara interior

Es muy habitual entre los jugadores menos aficionados a los simuladores utilizar cámaras exteriores y, aunque nos permiten tener más visibilidad del recorrido y mayor precisión al interactuar con otros pilotos, la realidad es que están muy lejos de ser las más aconsejables. El principal problema es que si jugamos con volante no vamos a tener un feedback directo de lo que estamos haciendo, ya que notaremos cierta diferencia entre nuestras órdenes y lo que hace el coche. La segunda razón es que al tener una perspectiva tan distinta al pilotaje real no podremos sentir con la misma precisión las sensaciones del coche, algo imprescindible para conseguir el máximo rendimiento. Además, las cámaras interiores nos ayudan a disfrutar de una mayor inmersión, algo que se ve enormemente potenciado con las gafas de realidad virtual. Gracias a ese realismo adicional nos concentraremos más y disfrutaremos de una experiencia más completa.

9. Prueba el online

Una vez dominemos la simulación que ofrece Project Cars 2 será momento de adentrarse en el online para poner a prueba nuestras habilidades. Aquí tendremos que ser más cuidadosos de lo habitual y afrontar cada carrera con mayor seriedad, ya que ahora seremos valorados y eso se verá en nuestra Licencia de Conducción, pudiendo ser excluidos de ciertos eventos, además, también deberemos ser conscientes de que la experiencia debe ser lo más amigable posible para fomentar una comunidad sana y competitiva. Por lo tanto, no hay que tener miedo a jugar online, al contrario, aquí encontraremos las competiciones más divertidas y exigentes, sin embargo, tendremos que tomarnos las carreras con seriedad y deportividad.

10. Disfruta viendo a los profesionales

La mejor forma de aprender es viendo a los profesionales. Project Cars 2 ha puesto mucho interés en potenciar la rama e-Sports del título y para ello, no solo incluye una pestaña especial con competiciones en directo, noticias y antiguas carreras, sino que también ofrecen una enorme cantidad de eventos durante el año en los que podremos participar, pero también ver cómo compiten el resto de jugadores. Conocer la configuración que usan en el coche, ver el tipo de volante que utilizan, la cámara o la forma de tomar ciertas curvas en los circuitos, nos puede ayudar a pulir nuestro estilo de conducción, convirtiéndose en una ayuda realmente útil.

Buscar en la guía

Lo más buscado

Juegos relacionados

Flecha subir