Vandal
Guía Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia (3DS)
·
Así funciona el sistema de mazmorras de este remake de Fire Emblem Gaiden para Nintendo 3DS.

Las Mazmorras de Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia

Una de las grandes novedades que introdujo Fire Emblem Gaiden en su momento y que se ha mantenido en este remake es la presencia de mazmorras. En esta ocasión, podremos adentrarnos en el interior de peligrosas cuevas y antiguas ruinas repletas de peligros que podremos explorar con total libertad tanto para avanzar en la historia como para hacernos con recompensas de lo más suculentas.

La jugabilidad en ellas consiste en mover a nuestro personaje por un mapa tridimensional mientras buscamos el camino para pasar de un piso a otro. En ellas encontraremos cofres del tesoro repletos de objetos y armas interesantes, así como unas fuentes místicas que nos permitirán incrementar un atributo concreto del personaje que escojamos, aunque también existen fuentes para revivir personajes caídos en combate y para subir niveles.

Evidentemente, todas ellas son de uso limitado, así que escoged bien a quién queréis potenciar, aunque una buena idea suele ser utilizar estas aguas mágicas para mejorar a Alm y Celica y así garantizar su supervivencia en el campo de batalla al tener atributos mucho más altos de lo normal.

Cuando exploremos, tenemos que tener en cuenta que iremos "cartografiando" automáticamente el mapa del piso en el que estemos en la pantalla táctil a medida que vayamos descubriendo nuevas zonas, por lo que si os perdéis y no sabéis por dónde avanzar, fijaros bien en qué caminos os faltan por "dibujar".

A veces el camino a seguir también puede encontrarse detrás de muros secretos, los cuales podréis romper atacando con el botón A. Todos los objetos susceptibles de ser destruidos tienen un color muy diferente al del resto del escenario, de modo que simplemente tendréis que buscar elementos que destaquen sobre lo demás y no parezcan terminar de encajar. Además, os recomendamos romper todas las cajas que veáis, ya que a veces contienen ítems muy útiles.

Como era de esperar, las mazmorras están repletas de enemigos a los que tendremos que hacer frente. Estos se muestran físicamente cuando exploramos y si chocamos con ellos nos llevarán a un mapa de batalla de pequeña escala donde tendremos que hacer frente a varios rivales para continuar.

Si no lo vemos muy claro, siempre podemos intentar esquivarlos y correr para no "tocarlo" y que no dé comienzo el enfrentamiento, aunque los pasillos suelen ser muy estrechos y dan poco margen de maniobra, por lo que muchas batallas son prácticamente obligatorias.

Aquí tenemos que tener en cuenta varias cosas, como el hecho de que si golpeamos con la espada al enemigo para que dé comienzo el combate, todos nuestros rivales comenzarán con la salud algo disminuida, lo que nos dará una ligera ventaja para el enfrentamiento.

También conviene destacar el hecho de que si hay dos enemigos muy cerca el uno del otro y atacamos a uno de ellos tendremos que hacer frente a los ejércitos de ambos a la vez, lo que puede dejarnos en desventaja numérica, así que pensáoslo bien antes de lanzaros al ataque cuando se den este tipo de situaciones.

Otro detalle importante lo tenemos en los enemigos que estén rodeados de un aura dorada. Si veis algo así, esto significa que es mucho más fuerte de lo normal, así que extremad las precauciones cuando los veáis, ya que son rivales realmente duros. Eso sí, también suelen tener objetos muy suculentos que podemos obtener si los derrotamos.

Tampoco podemos olvidarnos de la importancia de la moral de nuestro ejército. Aunque nos curemos tras cada batalla, si nuestras unidades reciben los suficientes daños su moral comenzará a reducirse, algo que se indica con una cara en su ficha. Mientras más sonriente esté, mejor estará su moral. Cuando esta baje a determinados niveles, sufriremos grandes penalizaciones en sus atributos y estadísticas, por lo que conviene darles algún alimento para que recuperen su buen estado de forma habitual.

Otra forma más efectiva de recuperar moral es hacer una ofrenda en las estatuas de Mila que encontremos en nuestro periplo, las cuales suelen estar en puntos de la mazmorra donde también nos permiten guardar y descansar. Al hacer dicha ofrenda (os recomendamos que sea comida), todas nuestras unidades recuperarán su moral, por lo que un solo objeto nos servirá para curar a todo el grupo.

Por último, estas mazmorras serán vuestros lugares de entrenamiento habitual, por lo que si un desafío de la historia se os complica demasiado, siempre podréis ir a una mazmorra y dedicaros únicamente a luchar para subir de nivel.

Buscar en la guía

Lo más buscado

Juegos relacionados

Flecha subir