PEGI +18
Xbox 360Compra XCOM: Enemy Within en FNAC
Lanzamiento: · Género: Estrategia
También en: PC PS3
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Firaxis Games
Producción:
Distribución: Take 2
Precio: 39,95 €
Jugadores: 1
Formato: DVD
Textos: Español
Voces: Español
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
XCOM: Enemy Within para Xbox 360

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Impresiones de XCOM: Enemy Within para Xbox 360

Juan A. Rubio · 12:29 29/8/2013
El exitoso juego de estrategia se amplía con más posibilidades que harán las delicias de sus aficionados.

Retomar sagas clásicas es una tendencia que estamos viviendo en estos años con resultados de lo más variopintos. Desde auténticas aberraciones a los originales, a retornos maravillosos, que si no superan al original, al menos se le quedan muy, muy cerca. Uno de los grandes retornos que muy pocos esperaban es XCOM: Enemy Unknown, un juego de estrategia desarrollado por Firaxis que recogía el concepto original y lo adaptaba a las mecánicas actuales con una soltura envidiable.

La primera expansión del juego de estrategia de Firaxis para PC, PlayStation 3 y Xbox 360.
Compartir

Los aficionados respondieron muy positivamente a esta propuesta de Firaxis, y dejaron claro que querían más. 2K y Firaxis no se han hecho los sordos, y han escuchado sus peticiones. Ahora nos llega esta expansión llamada XCOM: Enemy Within, la cual, lejos de ser más niveles, es un importante añadido con multitud de nuevas características en lo jugable, que se apoya también en lo argumental para dar coherencia a la evolución desde la entrega original.

Grandes novedades

La lista de novedades es extensísima, y es necesario invertir bastante tiempo en el juego para poder verlas todas. Nosotros nos centraremos en las más importantes, que fueron las que vimos en la demostración y las que posteriormente pudimos probar por nosotros mismos. Lo que más llama la atención en un primer momento son las nuevas habilidades de los soldados, las cuales llegan gracias a la investigación de una nueva tecnología alienígena.

Así, podemos construir modificaciones genéticas en el "Genetics Lab", el cual nos permite mejorar a nuestros soldados, incluyendo partes modificadas como el pecho, la piel, las piernas, los ojos o el cerebro, lo que potenciará diferentes habilidades de cada uno –velocidad de movimiento, puntería crítica, inmunidad a ataques mentales, etcétera–. También contamos con nuevas armas, que saldrán de la Fundición y de nuestro equipo de ingenieros.

El siguiente paso en la creación del equipo definitivo serán los MECs –un juego de palabras con "mech", es decir, los robots conocidos como "mechas"–, y que responden a las siglas de Mechanized Exoskeletal Cybersuit. El nuevo MEC Trooper viene, además, listo para arrasar, con un lanzagranadas y un lanzallamas. De hecho, puede acabar con coberturas para dañar a enemigos sin hacerlos salir de ellas, aunque este impacto tendrá daños colaterales.

Todas estas mejoras son gracias a la tecnología alienígena que comentábamos arriba, la cual se ha investigado gracias al MELD, una fuente de poder enemigo que ha sido liberada para conseguir potenciar nuestros poderes y ponernos a la altura de las nuevas amenazas. Y es que los alienígenas no se han quedado de brazos cruzados. Como señala el título, ahora el enemigo no es desconocido, sino que está "dentro", y tendremos que enfrentarnos a dos clases nuevas, incluyendo el Mechtoid.

La zona de combate

En lo visual, vimos, por una parte, una presa. Ésta fue la que se usó en la demostración por parte de los desarrolladores, en la que vimos cómo destruir coberturas, cómo usar las superhabilidades de nuestros supersoldados, etcétera. La segunda, era una granja tomada por los alienígenas, en la que teníamos que recoger dos contenedores de MELD. En ambos casos el juego lucía bastante bien –dentro de su ambición gráfica–, alternando iluminaciones diurna y nocturna, respectivamente. Obviamente, los gráficos de XCOM: Enemy Within no son la razón por la que disfrutaremos de él, pero es bueno saber que están pulidos, que prometen variedad de escenarios, y que como mínimo, siguen a la altura de su predecesor.

Estos gráficos serán los que recreen los 47 mapas nuevos, que se suman a los 80 de XCOM: Enemy Unknown, y que contarán con nuevos desafíos tácticos. También se suman nuevos mapas multijugador, unidades y habilidades, que permiten crear un escuadrón personalizado para luchar en batallas uno contra uno. Según parece, se podrá crear el equipo offline para luego saltar a la competición online, agilizando los choques entre jugadores.

Probar estas novedades nos ha gustado mucho y nos han parecido adecuadas, inteligentes y lógicas, aunque ya nos advirtieron los desarrolladores que estábamos jugando con un equipo envidiable, equilibrado y bastante poderoso, que no será fácil de conseguir en el juego final –aunque tendríamos que poder contar con él al final de juego–, y que había sido elegido a propósito para las demostraciones a prensa. De todos modos, no serán inalcanzables, y nos animará a gestionar bien nuestros recursos para asegurarnos de que los alienígenas no se salen con la suya.

El enemigo está dentro

En un frente, tenemos enemigos más preparados, más fuertes y más inteligentes; en el otro, estamos nosotros, más evolucionados, con más posibilidades y con mil y una mejoras para nuestro equipo. Esto es sin duda un gran salto para los amantes de la estrategia, que ahora cuentan con más maneras de enfrentarse a las situaciones rivales. Firaxis no ha querido sacar sólo unos mapas nuevos para crear algunas situaciones adicionales, sino que ha querido añadir suficiente contenido para que de verdad transmita las sensaciones de una evolución del título base.

Sabemos que quedan todavía secretos por desvelar –se rumorean nuevos tipos de enemigos–, pero la verdad es que el primer contacto ha sido bastante agradable. Creemos que tiene mucho potencial para volver a atrapar a los jugadores y a volver a cosechar el éxito de XCOM: Enemy Unknown. Muchas novedades y la misma esencia son las promesas a las que tenemos que agarrarnos para esperar al 15 de noviembre, que será cuando esta expansión llegue a ordenadores, PlayStation 3 y Xbox 360.