PlayStation 3Compra Trinity: Souls of Zill O'll en FNAC
Lanzamiento: · Género:
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Koei
Producción:
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Trinity: Souls of Zill O'll para PlayStation 3

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Impresiones de Trinity: Souls of Zill O'll para PlayStation 3

Leonardo Carrascosa · 14/12/2010
Probamos en Japón el nuevo juego de acción y rol de los creadores de Dynasty Warriors.

Trinity Souls of Zill O’ll, conocido en Japón por Trinity Zill O’ll Zero, es el nuevo título de los creadores de Dinasty Warriors que mezcla acción y RPG aunque no a partes iguales. Por lo que hemos podido ver, la acción pasa a ser el principal elemento del juego, estando los elementos de RPG limitados casi al mínimo.

La compañía encargada del desarrollo es Omega Force, la misma que nos ha ofrecido este año la nueva entrega del Puño de la Estrella del Norte. Esta desarrolladora trabaja bajo el brazo de Tecmo Koei y en este caso ha dado exclusividad a la consola PS3 en el lanzamiento del título. Durante estos días hemos probado la versión que se ha publicado en tierras niponas mientras que la división de Koei en Europa anuncia el título para el once de febrero. Con tan poco tiempo entre entregas, no es descabellado pensar que el juego podría llegar en un perfecto inglés, sin ningún atisbo de multilenguaje.

La acción de este juego para PlayStation 3.
Compartir
HD

Elfos, enanos y demás criaturas de fantasía

Trinity Souls of Zill O’ll nos sitúa en un lugar denominado Biascion donde gran parte de los territorios han sido conquistados por el malvado rey Balor. En dicho mundo, años atrás circulaba una leyenda que relataba el final del reinado de Balor cuando su propio nieto fuese el encargado de derrocarlo. El rey, temiendo que dicha leyenda fuese cierta, mando matar a su propia hija para impedir que dicho augurio se cumpliera.

En este juego, encarnaremos el personaje de Areusu (nombre dado en la versión japonesa), un semielfo que años atrás vio como su padre era brutalmente asesinado por el malvado rey. Tras todos estos años, Areusu se ha entrenado como gladiador en la ciudad independiente de Liberdom bajo la tutela de su instructor Darukina y su amigo Dorado. Sin embargo, ahora ha llegado el momento de salir fuera de la ciudad y comportarse como un auténtico aventurero. Este es el punto de partida de Trinity Souls of Zill O´ll, una aventura épica que nos llevará por los diferentes territorios de Biascion en busca de nuestro destino.

Mucha acción y un poco de RPG

Tras haber probado el título, lo primero que debemos afirmar es que a pesar de que Tecmo Koei lo describe como un juego de acción y RPG, esta última característica no destaca por la capacidad de decisión sino que tiene su reflejo en la evolución de nuestros personajes.

La dinámica general del juego supone aceptar una serie de misiones que podremos adquirir en las diferentes zonas de aventureros de cada una de las ciudades a las que acudimos. Mientras que algunas harán avanzar la historia, otras las podremos considerar como misiones secundarias. Todas ellas van catalogadas por nivel, así podremos saber la dificultad de la misma, y realizar otras misiones antes para hacer alcanzar un nivel más acorde con nuestros personajes.

En estas mismas ciudades también podremos visitar las tiendas o pasarnos por la taberna para hablar con los ciudadanos o conocidos. Eso sí, todo el contenido de las urbes será expuesto mediante un menú y cuadros de diálogo. Es decir que cuando entramos en una metrópoli, se nos muestra el nombre de la misma y aparece un menú con los diferentes lugares a los que podemos ir (taberna, tiendas, etc.), sin embargo la ciudad en sí no se muestra físicamente. Esto resta gran importancia al título, donde los jugadores más habituados al rol, siempre prefieren dar una vuelta por una ciudad construida gráficamente, inspeccionarla, y en general hacerse una idea del tipo de lugar donde nos encontramos. Una vez escogidas las misiones, podremos salir al mapa general, seleccionar la zona donde queremos ir y viajar directamente. Una vez más todo el contenido que supone el camino hacia nuestro destino también es eliminado.