RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Avances de Beatbuddy: Tale of the Guardians para Ordenador
Lanzamiento: · Género:
Ficha técnica
Desarrollo: Threaks
Producción:
Distribución: Steam
Precio: 13,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Comunidad
0 valoraciones
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Compra Beatbuddy: Tale of the Guardians en FNAC

Impresiones de Beatbuddy: Tale of the Guardians para Ordenador

Salva Symphonia al ritmo de Beatbuddy: Tale of the Guardians. Una propuesta muy fresca que llega a Steam para combinar las plataformas con las melodías más cañeras.

Fernando Fontanet-Bel · 13:45 21/7/2013
Parece que las plataformas y estudios independientes se han empeñado en querer su trozo de pastel y cada vez son más los juegos de este tipo que se presentan en sociedad. El título del que hoy os hablamos es Beatbuddy: Tale of the Guardians, de los alemanes Threaks. Una propuesta basada en el ritmo con una banda sonora de lo más pegadiza.

¡Dale al play!


La historia del juego es sencilla y deja poco a la imaginación. Nuestro cometido será avanzar junto a Buddy a través de las aguas de Symphonia para combatir al ejército del conocido como Príncipe Maestro. La propuesta del estudio es combinar la acción de las plataformas en dos dimensiones con la participación activa de la banda sonora. A través de los sprites y unos decorados realizados a mano, el juego crea una sinergia entre jugador y protagonista de forma inmediata.



Los diferentes niveles cuentan, además, con una banda sonora para la que se ha contado reputados músicos a la hora de componerla. La presencia de una melodía perpetua, y el hecho de que seamos nosotros con nuestros movimientos los que le agreguemos nuevos ritmos y notas a la composición, hace que el juego consiga ese efecto que lo hace ser diferente.

Componiendo Beatbuddy


Cuando os hablábamos de un elenco de músicos muy reputado no lo hacíamos en vano. Entre la nómina de artistas que han colaborado en el título se encuentran Parov Stelar y Sabrepulse, de Chime o Austin Wintory, de Journey. A ellos, y en un terreno más narrativo, también se ha unido Rhianna Pratchett, conocida por formar parte del equipo creativo de títulos consagrados como Tomb Raider o Mirror’s Edge.

Que el verbo que encabeza este párrafo sea "componer" no es un error, es la confirmación de que música y gráficos van siempre a una en BeatBuddy. Esta afirmación se debe a que no solo estaremos acompañados de la banda sonora, sino que los efectos también se reproducen en pantalla con gráficos que simulan las ondas del sonido o notas que salen desde gramófonos y altavoces.

Al iniciar el juego estaremos solos, en completo silencio, para poco a poco incorporar nuevos "instrumentos" a la composición. Así, nuestro primer encuentro será con un bombo, el drumbass. Este elementos será el que impondrá las bases sonoras de toda la partitura y nos permitirá rebotar contra él para lanzarnos contra las paredes y romperlas. Acompañados por esta incesante base, la interacción con otros enemigos añadirá notas y melodías hasta convertir los pentagramas vacíos en todo un tema funky con aires musicales de los años veinte en el caso del primer nivel.

Beatbuddy: Tale of the Guardians

Jugabilidad acompasada


La forma en la que interactuamos con el juego sigue las pautas de un plataformas convencional, aunque añade algunos movimientos extra que ayudarán a BeatBuddy a avanzar. Entre sus acciones podremos agarrar y soltar objetos, desplazarnos y también manipular los potenciadores repartidos por la pantalla. Estos últimos son una serie de elementos que nos permiten rebotar para destruir las paredes que no nos dejan avanzar. Si rebotamos en un drumandbass contra uno de estos potenciadores podremos acumular potencia para romper paredes. Si enfocamos bien estos potenciadores entre ellos, el lanzamiento hará un efecto pinball que nos permitirá llegar aún más lejos, y con más fuerza.

En la jugabilidad debemos añadir que la interacción rítmica será muy necesaria pese a que existen partes del juego en las que aún se deben retocar algunos de los ritmos para que todo fluya como creemos que debe. Aún así los músicos y melómanos no dudarán en contar compases –o bombos– para adivinar cuánto tardará el enemigo en realizar su acción, en eso si que el ritmo ayuda, en tener claros los tiempos de ejecución.

1 2 ÚltimaSiguiente

Síguenos

Últimos avances de juegos para Ordenador