PEGI +12
Xbox 360Compra Dance Central 2 en FNAC
Lanzamiento: · Género: Musical
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Harmonix
Producción:
Distribución: Microsoft
Precio: 49,95 €
Jugadores: 1-2
Formato: DVD
Textos: Español
Voces: Español
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Dance Central 2 para Xbox 360

ANÁLISIS

Análisis de Dance Central 2 para Xbox 360

Sara Borondo · 25/10/2011
Harmonix demuestra quién es el verdadero rey de la pista.
GRÁFICOS
8
SONIDO
9.5
TOTAL
9
DIVERSIÓN
9.4
JUGABILIDAD
9
Versión Xbox 360.

Harmonix posee la piedra filosofal de los juegos musicales, resuelve de la forma más creativa los posibles tropezones en la jugabilidad y consigue dirigirse al centro de la diana del público elegido. Si con Guitar Hero cautivó a los amantes de los riffs, con Dance Central convenció a quienes deseaban mejorar su actuación en la pista de baile o, simplemente, disfrutar moviendo el cuerpo. Tal vez el secreto del éxito sea que cada línea del código de juego se dedica con intensidad a satisfacer a los jugadores. La entrega absoluta y un alto nivel de exigencia se deja ver en cada pantalla, canción y movimiento de la segunda entrega de Dance Central.

El baile regresa a Kinect.
Compartir
HD

Hace un año se esperaba la llegada de Dance Central como agua de mayo. Era uno de los juegos más prometedores que acompañaba al lanzamiento de Kinect, y parecía que su principal objetivo era demostrar la exactitud del reconocimiento de movimiento del por entonces nuevo dispositivo de Xbox 360. El juego superó con nota la prueba, y mostró que era superaba con creces a otros juegos de baile, pese a algunas carencias como el modo multijugador; tenía un modo batalla, pero había que bailar por turnos. Como suele suceder tratándose de Harmonix, ahora esta opción está mucho más completa.

Dance Central 2 mantiene los puntos fuertes del juego original: unos temas conocidos y de calidad, coreografías buenas y muy bien adaptadas a las diferentes dificultades y la sensación de progresión. Además, tienes los estímulos también marca de Harmonix de forma que, si lo estás haciendo bien, tu personaje empezará a brillar y te sentirás como Travolta en Fiebre del Sábado Noche.

Mejor detección y menos espacio para jugar con Kinect

El siguiente capítulo de la franquicia incluye además de estos valores seguros novedades muy jugosas, posibles gracias a las mejoras técnicas del equipo de desarrollo. Kinect ya ha dejado de ser centro de curiosidad para convertirse en una opción más de control que poco a poco revela su utilidad, y Harmonix ha conseguido que lo utilices con total normalidad, de forma suave e intuitiva. Moverse por los menús es aún más rápido y cómodo, da la sensación de que hace falta menos espacio que en el juego anterior para que Kinect te reconozca y, sobre todo, ahora pueden jugar dos personas a la vez. Esta novedad, y la inclusión de una especie de modo historia, son suficientes por sí mismas para garantizar una larga vida al juego en solitario o con una amiga (porque, la verdad, el juego está muy orientado al público femenino).

La mayor parte del juego está disponible para uno o dos jugadores, y tampoco hace falta una gran cantidad de espacio para poder hacerlo. Tal vez lo justo para no golpear al compañero al realizar los pasos de baile. Para el segundo jugador incorporarse es tan sencillo como ponerse frente a Kinect y saludar, y puede hacerlo en cualquier momento. Para abandonar la coreografía sólo debe quitarse de delante del sensor. Pero todo está implementado con naturalidad y nunca chirría; al principio de cada tema aparecen dos personajes bailando, pero si no se incorpora un segundo jugador, la imagen no tarda en cambiar a otra en la que hay un personaje bailando y dos como ballet de fondo.

En el modo "Desafío de equipo", similar a un modo historia, no tiene tanta importancia danzar en compañía, pero puede ayudar en el modo "bailar" para desbloquear objetos. En el modo competitivo Batalla de baile es donde el multijugador cobra toda su importancia. No puedes interferir en cómo lo está haciendo tu oponente (sólo hay que dar tiempo al desarrollador para ver si lo implementa), pero sí te conviene aprovechar algunos momentos para brillar con luz propia: hay pasos en los que las luces de tu rival se atenúan y tú eres el único protagonista y el que puntúa (además, el doble). Pero debes aprovechar bien esos instantes porque la gloria es efímera. En los momentos que normalmente se dedican a freestyle deberás realizar los pasos que te aparecen en pantalla para conseguir puntuación extra. Las batallas son así intensas y puedes llegar a sentirte en un desafío de baile callejero.

El multijugador simultáneo enriquece la saga, aunque cuando cada jugador elige una dificultad diferente resulta extraño ver como cada uno de los personajes realiza movimientos distintos. Algo que en otros juegos de música es obvio molesta visualmente en esta ocasión al romper la simetría que suele acompañar al baile a dúo.