PEGI +12
Xbox 360Compra CastleStorm XBLA en FNAC
Lanzamiento: · Género: Estrategia / Xbox Live Arcade
También en: PC XBOne iPhone Android
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Zen Studios
Producción:
Distribución: Xbox Live
Precio: 800 Microsoft Points
Jugadores: 1-2
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: hasta 2 jugadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
CastleStorm XBLA para Xbox 360

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de CastleStorm XBLA para Xbox 360

Nunca las guerras medievales fueron tan curiosas y divertidas como en esta peculiar mezcla de estrategia y arcade, con toques de Angry Birds.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
8
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión Xbox 360. También disponible en Ordenador, Xbox One, iPhone y Android.

Cuando estamos a punto de echar el cierre a esta larga y prospera generación de consolas, seguro que todos estamos de acuerdo en que uno de sus puntos fuertes han sido el descubrimiento y el desarrollo de las plataformas digitales Xbox Live y PlayStation Network, hasta el punto de que estamos seguros que van a ser unos de los puntales de sus nuevas y flamantes máquinas. Gracias a ellas hemos descubierto pequeñas joyas como la que tenemos ahora mismo instalada en nuestro disco duro.

Un juego descargable estilo tower defense desarrollado por Zen Studios.
Compartir

CastleStorm no es muy espectacular, ni muy largo, ni muy original sí lo pensamos bien, pero sí os podemos asegurar que es uno de esos juegos que te enganchan sin remedio desde el primer momento. La nueva obra de Zen Studios, el estudio húngaro-americano responsable entre otros de Pinball FX2, es un curioso experimento que mezcla soberbiamente estrategia, luchas arcade, y construcción con toques de Angry Birds, de forma realmente acertada y divertida.

Historia y estrategia

La historia nos lleva a algún extraño momento de la época medieval en la que los caballeros luchaban con los vikingos por la posesión de dos poderosas gemas. Cada uno de los bandos tiene una de las gemas, pero ya sabemos que el ser humano, y no tan humano, es inconformista, y siempre desea lo que no tiene. Asumimos el papel de Sir Gareth, un apuesto caballero, que en poco tiempo, ha pasado de ser un simple soldado a capitán del ejército del rey Edgar, en un momento en el que los ataques vikingos empiezan a pasar de simples anécdotas.

Y es que realmente la zona se encuentra en plena batalla, y no solo los vikingos, aparecen como los grandes enemigos del reino. Sir Gareth se tendrá que enfrentar a lo largo de una larga historia con otros caballeros, orcos o dragones, de una forma muy peculiar. Definir el estilo de juego de CastleStorm es bastante complicado, realmente aúna varios estilos de juego en uno.

La historia la iremos viendo en unas secuencias animadas muy divertidas que darán paso a una fase de acción que generalmente consistirá en manejar un castillo situado a la izquierda de la pantalla, encargándonos principalmente de su ballesta, y acabar con el castillo o campamento enemigo de la parte derecha. El manejo de esta ballesta es muy similar a los famosos tirachinas de Angry Birds, teniendo varios tipos de armamento para seleccionar, como la piedra bomba, o la que se divide en tres trozos, también muy similares a los tipos de pájaros de Rovio.

El objetivo, obviamente, es destruir completamente el castillo enemigo lanzándole todo tipo de artefactos, flejas, piedras, bombas, etcétera, o conseguir que nuestros soldados se adentren en el castillo enemigo, roben su bandera y la traigan de vuelta nuestra. Estos ataques de infantería, los desbloquearemos cuando consigamos los barracones, en los que también podremos entrenar a varios tipos de soldados, rasos, arqueros, guerreros, etcétera, y mandarlos a combatir de forma automática por el escenario, cosa que obviamente también harán los enemigos. En este caso, la estrategia consiste en colocar las tropas en el orden adecuado, para que puedan resistir y doblegar a los enemigos. Según avancemos el elevado número de tropas entre las que podemos elegir hará que tengamos que ir variando la estrategia, dependiendo también de los recursos que emplee el enemigo.