PEGI +12
Wii UCompra Little Inferno eShop en FNAC
Lanzamiento: · Género: Otros
También en: PC iPhone
FICHA TÉCNICA
Producción:
Distribución: Nintendo Network
Precio: 14,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Little Inferno eShop para Wii U

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Little Inferno eShop para Wii U

Daniel Escandell · 10/12/2012
Una propuesta original y diferente que te lleva a jugar con fuego.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
8
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión Wii U. También disponible en Ordenador y iPhone.

Kyle Gray y Kyle Gabler se asociaron con Allam Bloomquist (que adaptó su World of Goo original desde el ordenador hasta WiiWare) para fundar Tomorrow's Corporation, dejando atrás así su estudio de dos personas, 2D Boy. Su primer juego desde entonces es este Little Inferno, ya disponible en Windows (próximamente también en Linux y Mac) y en la tienda digital de Wii U.

Little Inferno debuta esta semana, lo nuevo de los creadores de World of Goo.
Compartir

La versión de la consola y la de ordenador son idénticas en sus contenidos, por lo que nos encontramos ante el mismo juego que se lanzó unos días antes en Windows y con un precio más o menos en la misma línea. Se trata de un concepto de juego muy singular que se aleja en buena medida de los retos tradicionales para proponer una narratología y un concepto de desarrollo peculiares.

De hecho, lo más interesante del juego desde el punto de vista de la historia es que la mayor acumulación de elementos narrativos se da al final, cuando ya hemos superado el título. La acción empieza completamente in media res, sin desvelar nada de las claves del mundo en el que vivimos. Solo estamos ante una chimenea que es lo último en entretenimiento y también un foco de calor para un mundo que parece estar sumergido en unas nieves perpetuas. No hay contacto con el exterior, solo la vista fijada en el fuego hipnótico.

El concepto de esta chimenea es que hay que quemar cosas, claro. Pero tenemos que comprarlas. Al hacerlo, conseguimos algunas monedas con las que comprar todavía más cosas que quemar. Cuando hemos quemado todo lo que hay en un catálogo de compra a domicilio, podemos comprar otro para seguir comprando y quemando cosas. El objetivo es quemarlo todo, pero hay un incentivo -en absoluto es obligatorio- que consiste en formar combos de dos o tres objetos que al ser quemados nos dan muchas más monedas y sellos que podemos usar para acelerar la recepción de los objetos que hemos comprado.

Hay un momento revelador, casi una epifanía, cuando termina el juego y se abre, de repente, de la narración y descubrimos elementos de este mundo en el que estábamos encerrados sin llegar a verlo. Incluso se crea la nostalgia de lo quemado.

Lo que hasta entonces han sido pequeños mensajes crípticos, notas y cartas que has ido quemando tan pronto como llegaban, cobra un nuevo sentido y se descubre que hay un mensaje tras las llamas. El consumismo, la soledad ante la pantalla -el fuego-, el aislamiento del mundo hasta tal punto que no te das cuenta de que alguien puede haber estado junto a ti sin ser consciente, y la destrucción del horizonte de esperanzas, son los grandes temas de lo que parecía un juego simplista.