Vandal
PEGI +18
PlayStation 4
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Team Ninja
Producción: Tecmo Koei
Distribución: Sony
Precio: 64,95 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Inglés/Japonés
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA
Nioh para PlayStation 4

ANÁLISIS

Análisis de Nioh para PS4

Carlos Leiva ·
Una desafiante y satisfactoria aventura de acción en el Japón feudal que sabe combinar con mucho acierto multitud de elementos para encontrar su propia identidad.
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
7.5
NOTA
8.2
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Versión PS4.

No deja de resultarnos curioso cómo en una industria tan dada a imitar las fórmulas que encuentran el éxito hay tan pocos imitadores de lo que FromSoftware instauró con sus "Soulsborne". Quizá sea por miedo a las comparaciones, por falta de talento para replicar una experiencia tan redonda como la que ofrecen los juegos del estudio japonés o porque directamente no sea valorado como algo rentable por parte de los estudios, lo cierto es que hemos recibido muy pocos títulos que sigan su estela.

Probablemente el ejemplo más notable de esto lo tengamos en Salt and Sanctuary, título que llevaba la jugabilidad de los Souls al terreno de los plataformas bidimensionales con gran acierto y maestría, aunque ahora Koei Tecmo también quiere su trozo del pastel con Nioh, un proyecto anunciado originalmente en 2005 para PlayStation 3 y que ha pasado por un infernal desarrollo hasta que sus responsables, Team Ninja, dieron con la clave para convertirlo en la divertidísima aventura que hoy tenemos entre manos.

Sí, su inspiración en las obras de FromSoftware queda clara en todo momento, pero ya os vamos avisando que se trata de un juego con su propia personalidad y que sabe diferenciarse lo suficiente como para ofrecer algo diferente y una alternativa muy apetecible para todos aquellos que disfrutamos sumergiéndonos en oscuros mundos para descubrir sus secretos y hacer frente a todo tipo de desafiante y crueles retos.

Historia y folclore japonés

Uno de los principales elementos diferenciadores de Nioh y que más atractivo le dan lo tenemos en su atractiva ambientación. La historia del juego se desarrolla en el año 1600 y nos llevará a encarnar a William, un pirata inglés que, por motivos que tendréis que descubrir por vosotros mismos, acaba viajando a Japón.

Como bien sabréis, esta época se caracterizó por ser un periodo muy convulso, con un país completamente dividido y que sufría de constantes guerras entre los diferentes clanes que ostentaban el poder. Una era donde los japoneses sufrieron mucho, dando pie a numerosas leyendas y mitos sobre demonios, espíritus y criaturas sobrenaturales, un folclore que cobra vida en esta aventura.

La historia japonesa real se combina de forma muy acertada con sus leyendas, por lo que preparaos para hacer frente a muchas criaturas de su folclore.

De este modo, nos encontraremos con una interesantísima mezcla entre la mitología japonesa y hechos históricos que nos ha parecido de lo más absorbente, especialmente si tenemos en cuenta que no pararemos de codearnos con personajes reales y de pasar por lugares donde tuvieron lugar algunas de las batallas más importantes de la época.

El problema aquí lo tenemos en que la narrativa deja bastante que desear y el guion es de todo menos interesante, por lo que la trama principal nunca llega a convertirse en un gancho lo suficientemente fuerte como para animarnos a continuar jugando para saber más, motivación que nos llegará por otros factores del juego. Eso sí, también es justo decir que en la recta final mejora bastante y nos esperan un buen número de sorpresas.

Un repaso a la historia de NiOh.
Compartir

Otro problema está en lo mucho que el juego da por sabido, confiando plenamente en que sepamos quienes fueron los principales actores de aquella era, sus relaciones y qué fue lo que pasó. Hay una completísima biblioteca repleta de biografías sobre cada figura histórica y documentos detallando las leyendas detrás de cada monstruo, aunque eso no quita que el guion nos contextualice la acción muy pobremente. Ojo, la trama principal es tan sencilla que se puede seguir sin ningún problema, aunque os perderéis muchos detalles interesantes si no partís con todos estos conocimientos (podemos dar fe que haber jugado a tantos Samurai Warriors y Nobunaga's Ambition nos ha ayudado mucho).

Un "Souls" diferente y con su propia personalidad

Entrando ya en lo que es su jugabilidad, Nioh nos ofrece un combinado de elementos de varios juegos de éxito, utilizando como base los mencionados "Soulsborne" de FromSoftware, por lo que resulta casi inevitable hacer mención a estos títulos, aunque será algo a lo que intentaremos recurrir lo menos posible.

De este modo, tenemos una aventura de rol y acción en la que nos tocará explorar una serie de niveles desde el punto A hasta el B, donde nos aguardará una gran batalla contra un jefe final. Evidentemente, estas fases están repletas de bifurcaciones, atajos y secretos para quienes quieran investigar hasta el último de sus rincones, aunque el camino a seguir suele ser siempre más o menos evidente y lineal.

El diseño de niveles es un poco irregular, aunque va mejorando conforme avanzamos, especialmente en su recta final.

El diseño de estas pantallas (aquí no hay un mundo con todas sus regiones interconectadas, por lo que accederemos a ellas desde un mapa general) nos ha parecido algo irregular, ya que nos encontraremos con fases realmente buenas, bien estudiadas (cierta mansión ninja nos ha enamorado en este sentido) y con mecánicas únicas que aportan variedad, aunque otro gran número de ellas se sienten mucho menos inspiradas, contentándose con ofrecer un laberinto de pasillos con trampas y poco más.

Uno de sus puntos fuertes lo tenemos en el sistema de combate. Aunque usa un sistema de energía similar a lo visto en los Souls (es decir, cada movimiento que realicemos consumirá nuestro medidor de Ki, el cual se recargará solo cuando no hagamos nada), resulta mucho más dinámico al ofrecer la posibilidad de realizar combos combinando los botones de ataque fuerte y débil, algo que gana en profundidad en el momento que empezamos a aprender técnicas concretas para situaciones determinadas.

Prestad atención a todo lo que os rodea, ya que así podréis anticiparos a un gran número de trampas y peligros ocultos.

Aquí hay dos elementos clave que hay que destacar, ya que son los que le dan realmente la sal y la pimienta a las batallas de Nioh. Por una parte tenemos la habilidad de "Pulso de Ki", la cual nos permitirá recargar gran parte de nuestro medidor de energía tras atacar. Al hacer un combo (o un golpe simple) veremos como una porción de dicha barra se quedará en blanco y empezará a rellenarse, y si pulsamos R1 durante este proceso recuperaremos toda la energía hasta ese punto.

Lo interesante de este sistema es que si conseguimos cuadrar la pulsación del botón en el momento justo en el que la barra ha llegado al tope de la parte blanca, también realizaremos una purificación de nuestro entorno, permitiéndonos eliminar zonas que están dominadas por el Reino de los Yokais, unas áreas que algunos enemigos colocan para recuperar su Ki y bajar el nuestro. Además, con ciertas técnicas también podremos aumentar nuestro daño o ganar otros potenciadores al realizar el Pulso de Ki a la perfección. Eso sí, si hacéis cualquier otro movimiento antes de la recarga (como defender o atacar) no lo podréis ejecutar.

Cuando un personaje se queda sin Ki quedará aturdido durante unos segundos y podrá ser víctima de una ejecución. Esto es algo que se aplica tanto para nosotros como para los enemigos, así que gestionad bien vuestra energía.

Como podréis suponer, si coordinamos bien nuestros movimientos podremos realizar grandes combinaciones de golpes a la vez que mantenemos el Ki necesario para poder defendernos o esquivar en el caso de que sea necesario, algo que da mucho juego y nos permite ser más ofensivos. Además, el "baile" que se produce al tiempo que vamos midiendo y coordinando nuestras pulsaciones de botones es algo realmente satisfactorio de ver y ejecutar.

Algo que también nos ha gustado muchísimo es la posibilidad de mantener tres posturas de ataque diferentes: Alta (fuerte y lenta) media (equilibrada y la mejor para defender) y baja (floja pero rapidísima). Cada una de ellas cambiará por completo nuestra forma de movernos, y dependiendo de cada arma encontraremos que tienen unas utilidades u otras según la pose que adoptemos, lo que nos abre muchísimas posibilidades de acción para encarar una misma situación, especialmente cuando empezamos a aprender a realizar combos cambiando de postura en mitad de los mismos. Sumadle a todo esto la posibilidad de usar objetos, ninjutsus, espíritus guardianes que nos potencien durante unos instantes y magias, y os podréis hacer una buena idea de lo completo que es el sistema de combate.

Además de las tres poses básicas, también podremos aprender técnicas con el arma enfundada.

A pesar de todo esto, os avisamos que las batallas suelen ser muy técnicas e incluso pausadas. Lanzarse al ataque sin pensar rara vez no acaba con nosotros besando el suelo, por lo que estudiar bien los patrones de ataque de nuestros enemigos (son muy claros y predecibles una vez nos los aprendemos) resulta fundamental para encontrar esos breves huecos en los que podemos aprovechar para atacar de forma asegura y sin arriesgar.

Esto se hace especialmente patente en los jefes, los cuales suelen tener cuatro o cinco ataques que repiten de forma constante y que siempre indican de alguna manera, de modo que lo mejor para acabar con ellos suele ser esperar a que los realicen, evitarlos y aprovechar rápidamente para pegar un par de golpes antes de que puedan volver a reaccionar.

Podremos tener equipadas dos armas cuerpo a cuerpo y dos a distancia, pudiendo cambiar de una a otra rápidamente.

Ya que hablamos de jefes, comentar que por norma general son batallas muy duras, largas e intensas, aunque al tener unos patrones tan definidos a veces se hacen muy predecibles y algo monótonas. A pesar de ello, la mayoría de estas batallas nos han gustado mucho y las hemos sufrido de verdad, dejándonos con esa sana sensación entre alivio y satisfacción que tan bien le sientan a este tipo de juegos.

En lo que respecta a la dificultad, nos ha sorprendido lo bien medida y equilibrada que está. Siempre resulta desafiante, pero en ningún momento se siente como un reto imposible, por lo que si sabemos jugar nuestras cartas correctamente y prestamos mucha atención al entorno, seremos capaces de evitar casi todas las trampas y peligros que se interpongan en nuestro camino.

Pero no os confundáis, ya que os podemos asegurar que vais a morir, y mucho, antes de ver los créditos del final del juego, aunque rara vez le echaréis la culpa al programa, ya que en el fondo sabréis que esa muerte habrá sido por culpa de un error vuestro.

El control de las armas a distancia es sorprendentemente intuitivo y bueno. Bien usadas son realmente útiles y nos evitarán muchos quebraderos de cabeza.

Otro aspecto muy interesante a comentar lo tenemos en la progresión de nuestro personaje. Al igual que en cualquier Souls, al matar enemigos obtendremos Amrita (el equivalente a las almas en los juegos de FromSoftware), la cual podremos invertir en mejorar uno de nuestros atributos principales. Cada punto de estadística que subamos nos hará ganar un nivel, y con ello, se incrementará el coste de Amrita para el siguiente, por lo que os recomendamos que estudiéis muy bien cómo queréis invertirlos para poder sacarle el máximo partido a vuestro equipo preferido.

Como podréis suponer, si morimos perderemos toda la Amrita que tengamos sin usar, aunque tendremos la posibilidad de recuperarla volviendo al sitio donde caímos y tocando a nuestro espíritu guardián. Eso sí, si volvemos a morir antes de hacer esto la perderemos para siempre.

Además, a medida que ganemos afinidad con nuestras armas obtendremos puntos de Samurái, lo que nos permitirá desbloquear nuevas técnicas de combate y mejoras pasivas en un completo árbol de habilidades, haciéndonos más y más letales.

En la forja podremos comprar equipo, desmontar lo que ya tengamos, reforzar el nuestro actual, fusionar dos piezas de equipamiento para crear una nueva, etcétera.

Finalmente, en lo que respecta al equipo, se ha implementado un sistema de botín al más puro estilo Diablo, por lo que no pararemos de recoger armas piezas de armadura que irán soltando los enemigos y cofres de diferente calidad y rareza (indicada con un código de colores), cuyos atributos siempre son aleatorios. El sistema funciona realmente bien, está perfectamente implementado y la sensación de progreso que ofrece está muy estudiada para que no nos sintamos como que solo estamos recogiendo "basura", ya que cada poco tiempo nos sorprenderemos actualizando nuestro equipamiento.

En total, completar la aventura es una tarea que nos llevará fácilmente más de 30 horas de juego (tirando por lo bajo) si tan solo nos centramos en lo que es la historia principal, cifra que puede ampliarse considerablemente si queremos encontrar todos los coleccionables y superar todos los retos opcionales que desbloquearemos.

La mala noticia es que estas misiones secundarias tienden a reutilizar constantemente los mismos escenarios, aunque cambiando los enemigos, lo que les quita cierto encanto, aunque en ellas encontraremos algunas batallas muy interesantes y dignas de ser jugadas. Además, las recompensas que esconden suelen merecer mucho la pena, como armas muy poderosas, nuevos espíritus guardianes, armaduras, etcétera. Por no hablar de lo útiles que resultan para subir de nivel y no quedarnos demasiado atrás.

Las misiones secundarias nos resultarán muy útiles de cara a completar las principales.

Un detalle a destacar es que muchos niveles esconden a varios espíritus kodama, unos pequeños seres a los que podremos realizarles ofrendas para que nos ayuden de diferentes maneras en sus santuarios, los cuales actúan como puntos de control dentro de las fases (hogueras) y recargarán nuestras reservas de elixires (estus). Además, algunos de ellos aumentarán el número de elixires que recibiremos al visitar estos santuarios, algo que no nos puede parecer más útil, por lo que os recomendamos que intentéis reunir a todos los que podáis.

Luchando en compañía

Uno de los aciertos de esta nueva obra de Team Ninja lo tenemos en la inclusión de un modo cooperativo para que podamos compartir aventuras con otros jugadores. Esto lo podremos hacer de dos modos bien distintos. Por una parte podremos optar por hacer un grupo organizado con alguien para cumplir las misiones que queramos juntos, mientras que por otra tenemos la opción de invocar (o ser invocados) de forma aleatoria a otro usuario.

Dependiendo de lo que escojamos, la experiencia de juego será muy diferente. Por ejemplo, si optamos por un grupo organizado tendremos un número de vidas limitadas para superar una misión al completo, algo que puede llegar a resultar tremendamente desafiante, ya que casi cualquier error tonto se suele pagar con la muerte, por lo que os recomendamos jugar de esta forma solo con alguien con quien tengáis buena comunicación y sepáis que tenga un mínimo de habilidad para afrontar estos desafíos, ya que las vidas son compartidas.

Jugar en cooperativo facilita algunas cosas, pero también dificulta otras, especialmente si jugáis en grupos organizados.

En cambio, si escogemos invocar, el funcionamiento del multijugador será muy parecido al de cualquier Souls. Colocando un objeto concreto en un santuario kodama invocaremos a un jugador aleatorio a nuestra partida para que nos ayude a acabar con el jefe de fase. El jugador invocado tendrá una interacción muy limitada con el mundo y será desterrado si es derrotado, por lo que no podremos revivirlo. Además, hemos notado que la vida de los enemigos sube considerablemente al hacer esto para compensar un poco y que el título no resulte un paseo de este modo. Si lo que queremos es que nos invoquen a nosotros, simplemente tendremos que escoger la opción en cuestión desde el mapa principal.

Un detalle muy original y que nos ha gustado bastante, es que jugando en cooperativo recibiremos honor tras cada sesión (sea fallida o no), un tipo de moneda que nos permitirá comprar equipo con atributos aleatorios, gestos, objetos consumibles, apariencias para nuestro personaje, etcétera, algo que nos motivará a jugar junto a otros usuarios.

Es más, podremos afiliarnos a un clan para que todo el honor que ganemos repercuta en su posición global. Al término de cada temporada, los clanes mejor posicionados recibirán mejores recompensas, creándose una competición en la comunidad que puede dar mucha vida al juego.

Desde aquí podremos ver cómo va la batalla de clanes, escoger nuestra facción e invertir nuestro honor en recompensas.

Destacar que, a pesar de que el título todavía no se ha estrenado y apenas hay gente jugando, las partidas que hemos jugado nos han funcionado perfectamente y no hemos tenido ninguna clase de problema para encontrar a otros jugadores, de modo que si los servidores aguantan durante el lanzamiento podremos disfrutar de una experiencia online fluida y sin lag.

Gráficamente estamos ante un título muy resultón y atractivo para la vista gracias a su buena dirección artística, lo que consigue maquillar algunos defectos técnicos de los que adolece, como unas texturas algo pobres y sin mucha resolución, así como unos escenarios algo simples y vacíos en ocasiones. Los modelados de los personajes sí que nos han gustado bastante más, especialmente el de los protagonistas, jefes y yokais.

Aunque sin duda, lo mejor es la posibilidad de jugar a 60 imágenes por segundo gracias a uno de los múltiples modos de visualización que incluye. De hecho, en PS4 Pro se pueden alcanzar los 1080p de resolución y los 60 fps a costa de unos pocos recortes visuales, un sacrificio que os aseguramos que merece mucho la pena, ya que el aumento de resolución y de detalle que obtendremos con el resto de modalidades no llegan a compensar la fluidez y precisión de juego que se obtienen con la primera opción. De todos modos, lo bueno de que nos dejen escoger es que cada uno podrá jugar como más le guste, por lo que no tenemos ninguna pega que poner en este sentido.

Nioh no es ninguna bestia técnica, pero nos deja muy buenos momentos a nivel visual.

El sonido por su parte nos ofrece una banda sonora notable con temas muy orientales que encajan perfectamente con la temática del juego y lo que vemos en pantalla, aunque creemos que les falta algo de fuerza y variedad, ya que no hay muchas composiciones y estas se repiten más de lo deseado (y eso que suenan poco, ya que el silencio suele reinar durante gran parte de la aventura). Los efectos cumplen una labor meramente funcional, ya que no tienen demasiada calidad, son poco variados y cansan demasiado rápido, hasta el punto de llegar incluso a molestar en ocasiones.

Lo que sí nos ha gustado mucho es el doblaje, ya que se ha optado por hacer que los personajes hablen según su idioma. Como decimos, William es inglés, al igual que otros actores de la función, por lo que ese será el lenguaje que utilicen, mientras que todos los japoneses hablan en su lengua nativa, dando como resultado algunas escenas muy bien llevadas en las que estos últimos tienen que hablar en inglés para comunicarse con nuestro protagonista, aunque este no tardará en aprender el idioma para, al menos, entender lo que le dicen. Sin duda, una buena decisión.

Conclusiones

Nioh es un juego que nos ha gustado mucho y que, a pesar de tomar prestados elementos de otros muchos títulos, ha sabido combinarlos adecuadamente para crear una experiencia muy satisfactoria y desafiante, pero con su propia personalidad y detalles únicos. Quizá le falte ese punto de brillantez que sí tiene la saga a la que toma como referencia, pero eso no quita que sepa ofrecernos una aventura tremendamente disfrutable y con una ambientación fascinante que muchos echábamos de menos. Si os gusta el género y lo que propone, podéis estar seguros que lo nuevo de Team Ninja difícilmente os decepcionará. No os lo perdáis.

Hemos realizado este análisis gracias a una copia digital que nos ha proporcionado Sony. Hemos jugado en una PlayStation 4 Pro.


Massakre · 02/02/2017 09:07
Un Dark Souls a lo cutre, se veia venir...

Theokoles · 02/02/2017 09:15
Menos mal que Ps4 no tiene juegos que si no jaja ya van unos cuantos exclusivos con Notable

Aira · 02/02/2017 09:18
8.2!!!!

Les han arreglado el teclado numérico por fin xDD

Irenicus · 02/02/2017 09:19
Últimamente Vandal está abonada al 8. Digo yo que se puede bajar la nota aunque no sea un juego japonés que no conocéis, o subirla aunque no sea un juego de Nintendo/Bethesda/Whatever...

.illmatic. · 02/02/2017 09:19
Caerá cuando esté a 20€ en pocos meses

Darther · 02/02/2017 09:19
[b]Vandal:"Venga esta vez para que no nos digan nada en vez de poner un 8,5 pongamos un 8,2" [/b]

:jaja:

Walter_W · 02/02/2017 09:19
Estava claro que iba a ser una obra maestra

Lereth · 02/02/2017 09:20
El cooperativo tambien puede ser local? Es que no se menciona... O ya se da por hecho que si un juego lleva multijugador es online??

danhz · 02/02/2017 09:20
Tiene bastante buena pinta.
Muchas ganas de jugarlo.

Elver_Galarga_Mellaman · 02/02/2017 09:22
[img]https://s24.postimg.org/a4yifjdw5/pene.jpg[/img]

Darther · 02/02/2017 09:25
[respuesta:11]:jaja::jaja::jaja::jaja:[/respuesta]

Hanzo1987 · 02/02/2017 09:27
[respuesta:2]   :jaja:  :jaja:  :jaja:  [img]http://nioh.wiki.fextralife.com/file/nioh/oh_no_emote.gif[/img]   [/respuesta]

Aqui no hay maletines, sorprendentemente no veo el 8,5 en el análisis [img]http://nioh.wiki.fextralife.com/file/nioh/why_emote.gif[/img]

Spxion79 · 02/02/2017 09:27
:) yo hecho de menos mas juegos de este tipo, salvo que este peca de copiar, que es su mayor punto débil.

Por lo demás a mi me recuerda a los juegos de la época de Ps2, con mas tecnología obviamente, y eso es lo que me atrae.

Lan_Vali · 02/02/2017 09:28
Me ha gustado el análisis, muy completo, y ha reforzado aun más las ganas que tengo de probarlo.

RAUDI · 02/02/2017 09:29
pues un buen juego mas para el catálogo.

sibaix · 02/02/2017 09:30
Yo tras Dark Soul 3 me bajo, en general me gusta todo menos su dificultad y la historia,  y es que morir mucho no me divierte y los jefes muchas veces me resultan imposibles sin ayuda, a mi me ponen un selector de dificultad y me lo venden, pero si solo quieren que jueguen los hábiles pues por mi parte pierden una venta, bueno este y todos los que salgan con esa dificultad única.

Milk_with_tabasco · 02/02/2017 09:40
Yo con las betas flipe. Me gusta mas que los Souls con los cuales jamas he conectado. Este lo veo mas "amigable" para el que trata de desentrañar el sistema del juego. Amen que la direccion artistica es DIOS.

Lo malo? Que es un juego enfose. De esos que necesitan horas y mas horas... y actualmente tengo mil cosas pendientes que jugar. Quizas en verano caiga.

orgrevs · 02/02/2017 09:42
Este juego se merecía una puntación 3 décimas más alta. Ni más ni menos.

Yo confiaba en usted, Don Vandal.

Samuel L. Jackson · 02/02/2017 09:43
86 en metacritic,  casi nada al aparato.

Massakre · 02/02/2017 09:45
[respuesta:17]Te echaremos de menos... xD[/respuesta]

Últimos análisis PS4

Análisis
2017-03-24 10:01:00
Acción, rol y vikingos en un aceptable videojuego que pese a no ser digno de reclamar su puesto en el Valhalla, sí se revela como entretenido.
Análisis
2017-03-22 09:30:00
David OReilly firma un juego filosófico en el que demuestra la madurez del arte electrónico.
Análisis
2017-03-21 15:14:00
Omega Force pasa Toukiden al mundo abierto con gran acierto en una secuela con importantes novedades.
Análisis
2017-03-20 19:24:00
Un entretenido y modesto arcade de conducción que nos recuerda una vez más cuánto nos gustan este tipo de juegos.