PlayStation 3Compra Dragon Ball Raging Blast 2 en FNAC
Lanzamiento: · Género: Lucha
También en: X360
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Namco Bandai
Producción:
Distribución: Namco Bandai
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Dragon Ball Raging Blast 2 para PlayStation 3

ANÁLISIS

Análisis de Dragon Ball Raging Blast 2 para PlayStation 3

Daniel Escandell · 5/11/2010
Dragon Ball sigue sin encontrarle el punto a la alta definición.
GRÁFICOS
7
SONIDO
6
TOTAL
6
DIVERSIÓN
5
JUGABILIDAD
5
Versión PS3. También disponible en Xbox 360.

La serie Dragon Ball sigue afincada a los videojuegos para mayor gloria de los aficionados que siguen disfrutando con las aventuras de Son Goku, con títulos de todo tipo que van aumentando el catálogo disponible, aunque la lucha sigue siendo el género dominante en estas adaptaciones. Regresa, así, Raging Blast, que no es sino un Tenkaichi en alta definición, a los circuitos de Xbox 360 y PlayStation 3, pero sin mostrar signos de renovación, mejora, ni superación.

Descubre qué te va a ofrecer esta nueva entrega para las consolas de alta definición.
Compartir
HD

Y es que la fórmula jugable sigue sin modificarse, y la potencia adicional de estas consola de alta definición todavía no ha ofrecido el salto de calidad que realmente se espera, porque, sí, los personajes lucen estupendamente en pantalla, prácticamente como recién salidos de la serie de animación en su mejor momento, pero los escenarios son tan cutres como en el anterior título, es decir, bastante. No pegan ni con cola, y no parece que haya la más mínima intención de dar un salto cualitativo (ni cuantitativo, pues tampoco son tantos los escenarios disponibles) en este terreno, lo que ayuda a reforzar la sensación de estancamiento que arrastra la saga.

Si el primer Raging Blast ya andaba escaso de novedades de peso con respecto a los Tenkaichi de PS2, este Raging Blast 2 es más de lo mismo. Hace un muy buen trabajo a la hora de ofrecer una amplia plantilla de luchadores, bien caracterizados, fácilmente reconocibles, con sus transformaciones y ataques más distintivos, pero luego se desinfla y, una vez más, sólo podrá convencer a los auténticos aficionados de la creación de Akira Toriyama, o bien a los que lleven tantos años sin jugar a uno de estos títulos que sepan perdonarle su poca ambición y falta de frescura.

Sin embargo, hay algo que es innegable: aunque como juegos de lucha son de lo más insustancial que uno puede encontrar en el mercado, como "simulación de Dragon Ball" estos Raging Blast (y su predecesores, los Tenkaichi) están a otro nivel, y es ahí donde la saga brilla con luz propia. Pero claro, es algo que refuerza sus orientación a un público muy específico, que no es necesaria o precisamente el de los aficionados a la lucha.

Esto implica que hay libertad total de movimientos, y, claro, buena parte del combate es por los aires, volando, flotando, corriendo, y, en definitiva, moviéndonos a toda velocidad, muchas veces ganando espacio para acumular energía, o lanzar un ataque devastador. Eso no implica que el combate cuerpo a cuerpo quede fuera de la ecuación, pues, de hecho, hay combos brutales, y algunos son incluso difíciles de ejecutar.