OrdenadorCompra Tales of Monkey Island Chapter 1: Launch of the Screaming Narwhal en FNAC
También en: X360 WII PS3
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: TellTale Games
Producción:
Precio: 34,95 $
Jugadores: 1
Textos: Inglés
Voces: Inglés
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Tales of Monkey Island Chapter 1: Launch of the Screaming Narwhal para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Tales of Monkey Island Chapter 1: Launch of the Screaming Narwhal para Ordenador

Víctor Moyano · 13/7/2009
El regreso más esperado de Monkey Island sólo podía ser de una manera: brillante.
GRÁFICOS
7
SONIDO
9.5
TOTAL
8.3
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
7
Versión PC. También disponible en Wii, Xbox 360 y PlayStation 3.

Ron Gilbert fue una de las mentes más brillantes allá por la década de los noventa, no sólo por su pasión al mundo de los piratas, sino más bien por una de las obras más queridas dentro del mundo de las aventuras gráficas: Monkey Island. Concebido para ordenador y con el pronóstico de convertirse en un título revolucionario, Guybrush Threepwood y compañía se hicieron un hueco en el corazón del jugador de la época, hueco que se vio llenado -en cierta medida- con sus secuelas próximas.

La nueva saga de Monkey Island en movimiento.
Compartir
HD

La evolución de Monkey Island está provista de numerosos altibajos procedentes, como no, de las nuevas tecnologías. Las primeras dos entregas hacían gala de unos sprites de lo más curiosos y característicos, y era obvio que en una tercera parte el apartado gráfico necesitaba ser remodelado completamente, adoptando un estilo mucho más cartoon y vistoso, así como en su cuarta y última -hasta hace bien poco- aventura, donde la tercera dimensión se apoderó de las islas más profundas del Caribe. Tras un largo letargo en el que Monkey Island sólo aparecía en los sueños más nostálgicos de los adictos a las aventuras, la serie de Ron Gilbert vuelve por partida doble tanto a videoconsolas como a compatibles, con una versión modernizada de la obra original y una nueva serie de aventuras que, divididas por episodios, pretenden renacer cual ave fénix al pirata más sarcástico y divertido de todos los tiempos.

El videojuego que hoy nos ocupa es, precisamente, el episodio piloto de las nuevas aventuras de Guybrush Threepwood, que fueron anunciadas en el E3 del presente año por una de las compañías que más apuestan por este peculiar y olvidado género, Telltale Games, encargados, entre otras obras, del renacer de Sam & Max.

En un lugar del Caribe

Monkey Island siempre ha tratado de llevar la piratería un paso más adelante, mostrándonos con un toque divertido y sarcástico las particularidades de este desconocido -para muchos- mundo naval. Tras cuatro entregas en las que el protagonista de la serie debe enfrentarse a su némesis, LeChuck, la quinta aventura no podía comenzar mejor, al menos en su primer capítulo, presentando un argumento y unos personajes que, a buen seguro, gustarán entre los seguidores de la serie.

Elaine ha sido secuestrada de nuevo por el Pirata Fantasma LeChuck que, lejos de morir en la obra original y tras sufrir diversas mutaciones de lo más espontáneas, vuelve a la carga para conseguir el amor de la prometida de Guybrush, haciendo que éste vaya en su rescate una y otra vez. Las plegarias de Elaine no se hacen de rogar demasiado, con Guybrush abordando el barco del pirata enemigo y arremetiéndole una estocada mortal con un arma defectuosamente encantada. Los resultados no son lo que esperaba Guybrush, sinceramente, puesto que LeChuck sufre una transformación mucho menos esperada por todos, ¿Pirata Zombi Lechuck? Nunca más.

Metacritic

Últimos análisis PC

Análisis
2015-08-02 18:14:00
El tercer capítulo de las aventuras de Alicia representa una mejora en todos sus aspectos: un buen progreso para esta aventura gráfica hecha en España.
Análisis
2015-07-31 12:00:00
Sustos fáciles y poca innovación se dan la mano en la ¿última? entrega de este fenómeno viral.
Análisis
2015-07-30 12:02:00
Desde Zaragoza llega una competencia muy dura a la saga Geometry Wars.
Análisis
2015-07-29 11:43:00
Un episodio sin ritmo alguno, pero con mucha carga argumental y un espectacular final.