OrdenadorCompra Strike Vector en FNAC
FICHA TÉCNICA
Producción:
Distribución: Steam
Precio: 22,99 €
Jugadores: Multijugador
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: Inglés
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Strike Vector para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS
Avances

Análisis

Análisis de Strike Vector para Ordenador

Juan Rubio · 11:43 5/2/2014
Súbete a tu nave y embárcate en una experiencia de acción multijugador exigente pero que sabe recompensar, y con un interesante sabor clásico.
GRÁFICOS
7.9
SONIDO
8
TOTAL
7.9
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
6.9
Versión PC.

Hacerse un hueco en el mercado de los videojuegos es difícil, pero hacértelo en el sobresaturadísimo mercado de los shooters, se antoja muchas veces poco menos que imposible. Tienes que ser muy bueno, o al menos tener algo que te haga sobresalir entre tanta competencia. Quizás Strike Vector no es el mejor de los shooters, probablemente, pero os aseguramos que merece mucho nuestro tiempo, sobre todo, si llevamos tiempo por el género.

Súbete a la nave

Strike Vector es un juego de disparos, centrado en el multijugador competitivo, en el que desde una perspectiva en primera o tercera persona, nos embarcamos en una batalla aérea con naves, que comenzará, desde el primer momento a sorprendernos por su velocidad y espectacularidad. En Strike Vector no hay tiempo que perder. Es un juego en el que cada segundo cuenta y que, desde el primer momento, nos exige concentración, habilidad y reflejos.

Aunque aderezado con mecánicas modernas, el título desarrollado por el estudio independiente Team Strike –fundado por cuatro personas y actualmente compuesto de ocho– nos pone sobre la mesa una experiencia que, a pesar de su envoltorio, se acerca más a títulos como Unreal Tournament que a otros como Call of Duty. Pero sobre todo, el principal elemento diferenciador lo pone esa libertad de movimientos, propia, casi, de Zone of the Enders, y su diseño de escenarios.

Precisión, agilidad, y errores que no se perdonan

Strike Vector, en esencia, nos anima a sobrevivir en una zona bélica perenne. Aquí es donde los mencionados elementos hacen que su mecánica se vea positivamente alterada. Y es que u naturaleza rápida hace que sea imprescindible que nos familiaricemos con nuestras naves, y sobre todo, con los enrevesados escenarios, llenos de estructuras metálicas, en los que una décima de segundo determinará si somos el cazador o la presa.

Las naves, a diferencias de otras pesadas y torpes que seguro conocemos de otros juegos, son muy ágiles –parecen a veces más mechas que naves–, y decidir si movernos rápido o despacio tendrá más importancia de la que esperamos. Esto se debe a que la calma nos permite explorar nos escenarios y apuntar con mayor precisión, a la vez que somos presa fácil, mientras que la velocidad, nos complicará las mencionadas tareas –y aumentará tremendamente el número de choques posibles–, pero dificultará que otros nos alcancen.

Accesibilidad y exigencia

Aunque lo que acabáis de leer pueda parecer obvio e incluso algo simple, os aseguramos que una vez que nos metemos en combate descubrimos cuánto tiene que ofrecer. Lo básico de Strike Vector se aprende en unos minutos, y eso es más que suficiente para divertirnos, pero para tener posibilidades reales en la batalla necesitamos bastante más tiempo, sobre todo por la cantidad de opciones que tiene cada nave es bastante grande, y los tutoriales escasean.

Metacritic

Últimos análisis PC

Análisis
2015-01-23 12:54:00
Un ‘yo contra el barrio’ de estilo japonés, que lejos de ser perfecto, hace muchas cosas bien y, sobre todo, divierte.
Análisis
2015-01-20 17:48:00
Reúne a un variopinto grupo de ciudadanos para salvar el mundo en este RPG de la vieja escuela, con muy buenas ideas aunque sin una historia y unos personajes que te consigan enganchar.
Análisis
2015-01-20 14:34:00
El mundo de Dark Eye regresa a los videojuegos con la continuación de Blackguards, que vuelve a apostar por el rol estratégico.
Análisis
2015-01-19 17:02:00
Saints Row continúa su escalada de locura en esta divertida expansión independiente que nos invita a poner el infierno patas arriba y derrotar al mismísimo Satanás.