OrdenadorCompra Rise of the Triad en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
FICHA TÉCNICA
Producción:
Distribución: Steam
Precio: 13,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Rise of the Triad para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Rise of the Triad para Ordenador

Carlos Leiva · 7/8/2013
La secuela espiritual de Wolfenstein 3D se actualiza con un título que huye de las mecánicas actuales y que sabe mantenerse fiel a la jugabilidad de la vieja escuela.
GRÁFICOS
7
SONIDO
8
TOTAL
7.8
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
7.5
Versión PC.

Antes de Call of Duty (y de que la gran mayoría de las compañías decidieran que era el modelo a seguir) había una forma muy diferente de hacer juegos de acción en primera persona. Una forma de entender el género totalmente distinta y que por desgracia se ha ido perdiendo con el tiempo. No en vano, son muchos los que opinan que esta clase de títulos han involucionado ante la simplificación de muchos de sus elementos jugables. Por eso, encontrarnos hoy con un título que apuesta al 100% por la jugabilidad de la vieja escuela, resulta incluso refrescante. Este es el caso de Rise of the Triad, un remake de la veterana secuela espiritual de Wolfenstein 3D que nos devuelve a mediados de los años 90 con un título cargado de acción, gore y mucha diversión.

El remake del clásico llegará el 31 de julio.
Compartir

Dispara, salta y esquiva

Tal y como se podría esperar, la historia del juego es totalmente anecdótica y los únicos indicios que tendremos de que existe un guion serán dos vídeos a modo de cómic interactivo: la introducción y el final. Pero al igual que ocurría con juegos como Wolfenstein, Doom, Quake o Duke Nukem 3D, esto es algo que nos importará bastante poco y que nos evitará sufrir molestas pausas para que la historia avance.

Lo primero que hay que destacar es que la aventura la podremos afrontar con cinco personajes distintos. Cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas (como su velocidad o defensa) y el cambio de uno a otro hace que la experiencia sea ligeramente distinta, algo que ayuda a añadir cierto valor rejugable a la aventura.

Una vez entremos en faena, no tardaremos en darnos cuenta de lo mucho que Rise of the Triad huye de las mecánicas actuales. Aquí no hay ninguna clase de tutorial que nos explique cómo movernos o cómo funciona cada arma, la salud no se regenera automáticamente y tendremos que buscar objetos para curarnos, los saltos y las plataformas son elementos muy importantes, los niveles cuentan con múltiples caminos que tendremos que explorar en busca de llaves e interruptores que nos permitan seguir avanzando y los QTE o cualquier otro elemento que pueda interrumpir la acción directamente no existen.

En lo que respecta al armamento, contaremos de base con un cuchillo que podremos usar para cortar redes cuando nos atrapen en una, dos pistolas y una metralleta con munición infinita, seis tipos distintos de lanzacohetes (solo podremos llevar uno a la vez), un bate de baseball maldito y un cetro que lanza devastadores rayos. No es que sea el más variado y original que hayamos visto nunca, pero cumple bien su función. Lo que sí que nos han gustado mucho han sido los potenciadores de tiempo limitado que podremos encontrar en ciertos niveles, a cada cual más loco y disparatado, como uno que nos convierte en un perro capaz de acabar de un solo mordisco con cualquier enemigo.

En cuanto a su desarrollo, decir que en Rise of the Triad no nos dedicaremos únicamente a disparar como locos a todo lo que se mueva (que también), ya que hay muchas secciones en las que tendremos que centrarnos en esquivar todo tipo de trampas (generalmente bolas de fuego, cuchillas móviles y pinchos), resolver pequeños puzles y en superar secciones con plataformas móviles y rebotadores. Todo esto aporta un toque de variedad, aunque también de frustración, ya que cualquier pequeño fallo nos hará caer a una muerte segura y los controles no son del todo fiables en estos momentos. Por otro lado, también tendremos que enfrentarnos a varios jefes finales, los cuales suelen contar con más de una fase y nos obligarán a buscar la mejor estrategia para acabar con ellos. Son combates duros, generalmente largos y cualquier error o despiste se paga caro.