PEGI +16
OrdenadorCompra Overlord II en FNAC
Lanzamiento: · Género: Estrategia / Acción
También en: PS3 X360
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Triumph Studios
Producción:
Distribución: Codemasters
Precio: 39,95 €
Jugadores: 1-2
Formato: 1 PC DVD
Textos: Español
Voces: Español
Online: Juego Competitivo/Cooperativo
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Overlord II para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Overlord II para Ordenador

Alberto Pastor · 26/6/2009
Impón tu malvado dominio con ayuda de los esbirros en esta divertidísima y sobresaliente aventura de acción.
GRÁFICOS
8.8
SONIDO
9
TOTAL
8.5
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Versión PC. También disponible en PlayStation 3 y Xbox 360.

Durante una helada noche en los alrededores de Glacialia un pequeño hechicero, conocido como "niño brujo", está listo para forjar su destino y el de los habitantes de esta región. Los esbirros, esa suerte de criaturas demoníacas a la par que tremendamente cómicas, andan perdidas en busca de un nuevo señor del mal que las guíe y este misterioso joven parece ser el candidato perfecto. Será nuestra la tarea de convencerles de ello y no lo lograremos de otro modo más que haciendo el mal.

Así de primeras, mediante este divertido tutorial, dará inicio Overlord II, la secuela del notable juego de acción, estrategia y rol desarrollado por Triumph Studios que ahora, dos años después de nacer como una de las licencias originales más importantes de Codemasters, regresa con interesantes novedades a nivel jugable y nuevas e hilarantes situaciones cómicas que nos harán vivir momentos realmente desternillantes. ¿Merece entonces la pena su compra para los que disfrutaron del original? Lo veremos a continuación. Pero sí anticipamos que de cara a los usuarios que no jugaron a Overlord, sin duda ésta es la forma perfecta de dar el salto a este universo de fantasía, sin ninguna duda.

Diez argumentos para querer ser el Señor del Mal.
Compartir
HD

A por el Imperio Glorioso

La historia de Overlord 2 nos sitúa varios años después de los sucesos acaecidos en el título original, con el señor del mal al que encarnamos en el mismo desaparecido en combate. Frente a esta situación, será un joven y misterioso hechicero el que tome las riendas de una legión de esbirros que, para su desgracia, ha visto disminuido su poder hasta tal extremo que los distintos tipos de minions, que es como se les conocen, han abandonado el averno en busca de nuevos hogares. Una de nuestras primeras tareas, una vez nos hayamos convertido en el lord oscuro, será precisamente la de localizar a las distintas especies de esbirros desaparecidas, aunque no será nuestra única preocupación.

Si el primer título de esta serie apostó por una ambientación de corte fantástica centrada en las historias de grandes caballeros y doncellas en apuros, esta secuela nos sitúa en un mundo en el que los seres mágicos se han convertido en el objetivo de las brutales huestes del Imperio Glorioso -una parodia del clásico Imperio Romano-. No en vano, el emperador Solarius considera que todas estas criaturas deben desaparecer, no sin antes pasar por el circo, donde serán abatidas para divertimento del público. Nosotros, pese a nuestra mala baba, seguimos siendo una criatura mágica, por lo que pronto nos convertiremos en el trofeo más preciado para las numerosas legiones del imperio glorioso.

http://www.vandal.net/media/9334/2008101723240_2.jpg

Con este planteamiento argumental tan interesante da inicio esta nueva aventura de acción y estrategia con tintes del género rol que perfectamente podríamos definir como el Pikmin de los tipos malos. No en vano, en este título, como en el clásico de estrategia de Nintendo, nos encargaremos de controlar únicamente al señor del mal, el Overlord, mientras a éste le siguen de forma automática todos los esbirros seleccionados. En este sentido, como en el original, el sistema de control resulta de lo más intuitivo y eficaz, si bien es cierto, cuando el número de tropas a guiar es más elevado, en ocasiones el caos puede desatarse a nuestro alrededor. Pero como decimos, la sencillez en el control es una de las señas de identidad del juego. Y decimos esto porque pulsando un único botón lograremos que nuestras huestes se dirijan al lugar al que mira el Overlord, sirviéndonos esta misma acción para indicarles que ataquen a los objetos o enemigos del entorno.