OrdenadorCompra Neverwinter en FNAC
Lanzamiento: · Género: Multi Online / Rol
También en: XBOne
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Cryptic Studios
Producción:
Distribución: Atari
Precio: Free-to-play
Jugadores: Multijugador masivo
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: Inglés
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Neverwinter para Ordenador

#466 en el ranking de Ordenador.
#3405 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Neverwinter para Ordenador

Carlos Leiva · 27/6/2013
Volvemos a Noyvern en un nuevo MMORPG gratuito tan divertido como imperfecto.
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
6
TOTAL
7.5
DIVERSIÓN
7.7
JUGABILIDAD
8
Versión PC. También disponible en Xbox One.

Cuando hablamos de juegos gratuitos, no sois pocos los que ya de entrada los miráis con recelo, y no sin razón. En los últimos años, este mercado se ha masificado y nos hemos visto bombardeados por multitud de títulos de ínfima calidad, con restricciones por todos lados para limitar nuestra experiencia, o lo que es peor, que sean "pay-to-win" (es decir, que pagando se puedan obtener ventajas reales sobre el resto de jugadores). Por eso, no es de extrañar que el lanzamiento de este Neverwinter haya generado bastantes dudas, a pesar del aspecto tan prometedor que tenía y de la atractiva ambientación de la que hace gala, por lo que solo queda una pregunta por responder: ¿Merece nuestro tiempo?

Un nuevo MMO que ya está disponible.
Compartir

Dragones y Mazmorras

Si habéis seguido el desarrollo del juego, sabréis que este nuevo MMORPG se basa en la Cuarta Edición de Dungeons & Dragons, llevándonos nuevamente a una versión interactiva de los Reinos Olvidados muy cambiada respecto a la última vez que visitamos este universo de fantasía en un videojuegos. Tal y como su propio nombre indica, nos moveremos por la ciudad de Neverwinter (Noyvern en la traducción española) y sus alrededores, incluyendo también parte de la Infraoscuridad.

A grandes rasgos podemos definir a la nueva obra de Cryptic como una mezcla muy bien resuelta de ideas de otros juegos. Así por tanto, y al igual que en cualquier MMORPG que se precie de serlo, lo primero que tendremos que hacer será crear a nuestro personaje a través de un completo editor que nos permitirá personalizar su apariencia física a nuestro gusto, escoger raza, clase y habilidades. Además, podremos tirar los dados para nuestras estadísticas iniciales e incluso decidir algunos aspectos de su trasfondo, pudiendo hasta escribir si queremos su biografía para que el resto de jugadores puedan conocer el pasado de nuestro avatar virtual cuando nos examinen, un toque muy rolero que muchos agradecerán, a pesar de su nula importancia a efectos prácticos.

Una vez empecemos a jugar, no tardaremos en darnos cuenta de que la estructura y el desarrollo de las misiones sigue las mismas pautas que hemos visto en otros muchos juegos, por lo que solo tendremos que aceptar la misión, cumplir el objetivo y reclamar nuestra recompensa. Estas están muy bien indicadas y considerando que una línea de puntos brillantes siempre se encarga de mostrarnos el camino, resulta prácticamente imposible perderse. Algo que llama la atención es la gran cantidad de misiones que nos obligarán a adentrarnos en una mazmorra instanciada para un solo jugador (aunque también pueden acompañarnos los miembros de nuestro grupo). Por desgracia, estas mazmorras son 100% lineales y no tienen mucho más misterio que ir avanzando matando a todo lo que salga a nuestro paso, activando interruptores y resolviendo algún que otro "puzle" de lo más anecdótico.

En cuanto al sistema de combate, este prescinde de la necesidad de fijar objetivo y apuesta por la acción en tiempo real, transmitiendo sensaciones muy similares a las de un hack and slash, aunque salvando mucho las distancias. Las batallas tienen un ritmo frenético y estaremos constantemente esquivando, parando golpes, reposicionándonos y realizando todo tipo de habilidades y golpes. Además, al no haber maná solo tendremos que esperar a que se recarguen nuestras habilidades para volverlas a usar, lo que nos permitirá mantener un estilo ofensivo sin tener que reservarnos para el siguiente combate. Además, cada clase está muy diferenciada y cuenta con estilos de juego muy diferentes y lo suficientemente personalizables como para que la experiencia sea bien distinta de un jugador a otro.

A pesar de lo mucho que nos ha gustado su sistema de combate, existen ciertos problemas que empañan la experiencia más de lo deseable. Por un lado tenemos lo mal que funciona el agro, por lo que no será raro ver cómo los enemigos atacan de forma bastante aleatoria a los miembros de nuestro grupo, con especial predilección por los curanderos, sin que podamos hacer demasiado para evitarlo, lo que deja a los tanques en muy mal lugar. Por otra parte existe un desequilibrio importante entre clases, lo cual puede resultar especialmente frustrante en PvP y que consigue que ciertos personajes sean un tanto inútiles en PvE en comparación a otros.

Metacritic