OrdenadorCompra Miasmata en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción / Aventura
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: IonFx
Producción:
Distribución: Steam
Precio: 14,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Miasmata para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Miasmata para Ordenador

Juan Rubio · 5/12/2012
Pura supervivencia en una remota isla perdida, una peligrosa aventura por encontrar la cura para la enfermedad que nos consume poco a poco.
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
8
TOTAL
7.7
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7
Versión PC.

Uno de los géneros con más subgéneros que podemos encontrar en los videojuegos en el de la simulación. Sin pensar mucho seguro que podemos recordar simuladores de conducción, de fútbol, de baloncesto, de trenes o aviones. Pero hay un subgénero que desde luego no es tan popular: la supervivencia. Esto es lo que nos propone Miasmata, un simulador de supervivencia que nos dejará sueltos en una isla, digamos, poco poblada, mientras luchamos por sobrevivir contra una enfermedad que nos consume poco a poco.

Desde el primer momento queremos dejar claro que es un juego que nos ofrecerá una experiencia distinta y casi, casi tan compleja como quedarnos tirados en una isla en la vida real. Así que no os esperéis una aventura del estilo de Uncharted, espectacular, con indicadores en pantallas o siquiera, con diálogos. Miasmata es una historia austera, pensada para espíritus aventureros que quieran poner a prueba sus capacidades virtuales de supervivencia. Si estáis buscando una experiencia de juego arcade, os aseguramos que no la encontraréis aquí.

La isla y nosotros

Miasmata nos ubica en una isla, en otro momento y en otro lugar. Estamos enfermos, y sabemos que nuestra enfermedad no sólo merma nuestro estado físico, sino que nos consumirá hasta matarnos. También sabemos que en la isla se ocultan los componentes para crear la cura y en ese momento, la necesidad de supervivencia del ser humano se impone y nos arrastra a encontrarla. Así empieza Miasmata, pero por supuesto, según progresa el desarrollo del juego descubrimos que oculta mucho más de lo que en un primer momento podríamos imaginar. Pero vayamos por partes.

El título que nos ocupa, volvemos a señalar, es un simulador de supervivencia que tiene su perspectiva en la primera persona. Tan sólo contamos con un mapa aún por completar, un diario, un reloj, una brújula y una cantimplora. No podemos llevar más de un objeto en cada mano y las únicas armas con las que contamos son aquellas que encontremos en el entorno. Como un auténtico superviviente, tendremos que aprender a aprovechar todo lo que nos ofrece la isla, ya que no contamos con ningún tipo de ayuda por parte de juego. No hay indicadores en pantalla ni pistas más allá de algunas notas que encontramos en el juego.

Para que os hagáis una idea, comenzamos ya tocados, tras una accidentada llegada a la isla. Estamos débiles, por lo que no podremos nadar durante un tiempo prolongado o correr como si estuviésemos santos. Esto parece obvio, pero como sabéis, no es algo común en los videojuegos. En nuestro estado, será fácil sufrir fiebre y/o delirios, lo que nos obligará a crear remedios naturales con las plantas y hongos que crecen salvajes en la isla. Combinar las plantas requerirá audacia, ya que si no las mezclamos con éxito tendremos que salir a buscar más; no podemos probar hasta acertar. La fiebre también nos deshidratará, por lo que tendremos que beber agua para mantenernos frescos. Ojo, por supuesto, no podremos beber agua de la que rodea a la isla, ya que ésta es salada; tendremos que buscar ríos, lagos u otras fuentes de agua dulce o potable para poder satisfacer nuestra sed y rellenar nuestra cantimplora.

Sobreviviendo

Si a estas alturas sigues pensando que Miasmata es un juego de aventuras similar a cualquier otro juego actual, volvemos a recordarte que no. Como ya decimos, el estado de nuestro personaje es vital y éste se refleja con claridad a la hora de jugar. Esto lo percibimos en detalles que se reflejan en cómo nos movemos por el terreno o cómo vemos. Por ejemplo, no podemos andar a la misma velocidad por un puente de madera o sobre una extensión de hierba y por un camino pedregoso o lleno de ramas que entorpezcan el camino. Sentiremos el esfuerzo del protagonista al subir por una colina, o incluso al subir unas meras escaleras si estamos agotados físicamente. De igual modo, la fiebre puede producir delirios y mareos que alterarán momentáneamente la percepción del entorno.

Metacritic

Últimos análisis PC

Análisis
2014-10-16 14:43:00
El reconocido librero y escritor con dotes de detective, Gabriel Knight, vuelve al panorama del mundo del videojuego con una sólida y entretenida aventura gráfica.
Análisis
2014-10-15 15:00:00
La F1 aprieta el acelerador para adaptarse a las novedades del campeonato de este año.
Análisis
2014-10-14 06:17:00
Shinji Mikami vuelve en plena forma con un ‘survival horror’ que retoma el género desde donde lo dejó Resident Evil 4.
Análisis
2014-10-13 14:07:00
Borderlands regresa con más de lo mismo, pero no mejor.