OrdenadorCompra Fly'N en FNAC
Lanzamiento: · Género: Plataformas
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Ankama Play
Producción:
Distribución: Steam
Precio: 6,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: -
Online: Marcadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Fly'N para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Fly'N para Ordenador

Jorge Cano · 26/11/2012
Otro juego indie que llega sin hacer demasiado ruido pero que se convierte por derecho propio en uno de los mejores plataformas del año.
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
7.5
TOTAL
8.2
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8.5
Versión PC.

Los amantes de los plataformas no tenemos motivos para quejarnos, si hace unos años el género vivió una travesía por el desierto y apenas salían juegos de este estilo, en los últimos tiempos y gracias a las plataformas digitales de descarga como Xbox Live, PlayStation Network, WiiWare, eShop y Steam es rara la semana en la que no aparezca algún plataformas 2D de mucha calidad, unos cuantos al año excepcionales.

Una aventura subactuática e independiente para ordenador.
Compartir
HD

No nos cansamos de decir que uno de los descubrimientos de esta generación es la escena indie, gracias a la cual podemos disfrutar de propuestas que ya no tienen un hueco en la estantería de las tiendas. Géneros que las compañías no consideran superventas pero que desarrollados por pequeños estudios y a precios muy ajustados sí tienen su espacio entre un público que demanda este tipo de experiencias, más arriesgadas y diferentes.

Hace unas semanas la exitosa plataforma de juegos descargables de Valve estrenó el revolucionario concepto Steam Greenlight, o lo que es lo mismo, la democracia aplicada a la política de lanzamientos en Steam. Si la comunidad apoya lo suficiente un proyecto mediante votos, es casi seguro que este juego acabará llegando a Steam, que es lo que ha pasado con Fly'N, de los franceses Ankama Games. Creadores de dos coloridos MMORPG como Dofus y Wakfu, ahora se pasan a los plataformas bidimensionales, con un juego simplemente genial.

Una mezcla perfecta de puzles y plataformas en la que controlamos a los brotes, los cuatros guardianes de los mundárboles que tendrás que salvar de las garras de Dyer, el secador majara. El juego está dividido en cinco mundos, con más de 40 niveles, y en cada nuevo mundo se desbloquea un nuevo personaje, con diferentes habilidades. Nada más empezar la aventura controlaremos a Flyn, que puede saltar, planear, y realizar un canto con el que interactúa con el escenario, activando interruptores o despertando a algunos de los habitantes de los mundárboles.

En el segundo mundo nos haremos con Lyft, que puede pegarse a casi todas las paredes; después con Ywok, que se infla convirtiéndose en una bola indestructible, rebotando contra suelo y paredes, y por último con Nyls, que se queda paralizado en el aire y se propulsa hasta tres veces seguidas a toda velocidad. Cuanto más hayamos avanzado en la aventura, más personajes tendremos y más complejas serán las situaciones. No podemos cambiar de personaje cuando queramos, sino que lo tenemos que hacer en unas cajas metálicas que además sirven de puntos de control, y que dependiendo del color de sus caras nos permiten transformarnos en uno, dos, tres o hasta en los cuatro personajes.

El desarrollo es bastante guiado, y es el diseño de los niveles quien nos va marcando cuándo debemos controlar a uno personaje u otro, y aunque hay algunos momentos más abiertos en los que podemos elegir en qué orden superamos los objetivos, casi siempre cada camino tiene su personaje asignado, y con las habilidades del resto es imposible superarlo. Al principio son niveles cortos, de dos o cuatros minutos, pero hay una curva de dificultad muy ajustada, y cuando nos queramos dar cuenta estaremos inmersos en situaciones de auténtica locura, que parecen sacadas de Super Meat Boy.

Moriremos una y otra vez pero por suerte hay numerosos puntos de control –o puntos de intercambio de personaje- en los escenarios, y no llega a ser del todo frustrante, aunque en los últimos niveles se llegue a jugar un poco con la paciencia del jugador. Los niveles están tan bien diseñados que aunque son muy complicados a veces, siempre te parece un desafío alcanzable, y consiguen que nunca tires la toalla. Sin ir más lejos en la pantalla que más hemos muerto han sido 51 veces, lo que incluso nos reportó un logro por ser tenaces.

Aunque cada personaje cuenta con habilidades propias y muy distintas entre sí, lo que provoca que el desarrollo sea muy variado, además de saltar y planear, hay una acción común a los cuatro que es alternar entre la visión innata y la visión sutil, lo que sirve para encontrar caminos, obstáculos y plataformas diferentes en ambas visiones. Este cambio entre planos se usa concienzudamente a lo largo de todo el juego, con complejas secciones de plataformas en las que tenemos que cambiar entre las dos visiones incluso en mitad de los saltos.