PEGI +12
OrdenadorCompra Blitzkrieg 2: Fall of the Reich en FNAC
Lanzamiento: · Género: Estrategia
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: CDV
Producción:
Distribución: Proein
Precio: 14,95 €
Jugadores: 2 a 8
Formato: PC DVD
Textos: Español
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Blitzkrieg 2: Fall of the Reich para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Blitzkrieg 2: Fall of the Reich para Ordenador

Alberto Pastor · 11/2/2007
La nueva entrega del popular juego de estrategia Blitzkrieg llega a nuestro país de la mano de Proein con escasas novedades jugables, pero con un interesante nuevo escenario bélico que sin duda agradará a los aficionados a la serie.
GRÁFICOS
7
SONIDO
7
TOTAL
7.5
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.5
Versión PC.

La serie de juegos de estrategia en tiempo real Blitzkrieg nacía en 2003 de la mano de Nival Interactive. Este equipo de desarrollo decidió crear un título estratégico en el que la gestión de recursos diera paso a un sistema de juego centrado en su totalidad en las batallas, a lo que añadieron ciertos elementos de simulación y bastantes dosis de tensión en los combates (perder a una gran cantidad de unidades al comienzo de la partida resultaba mortal) que lo convirtieron en uno de los títulos más interesantes del momento. A finales de 2005 regresaban al mercado con la notable continuación de su juego estrella, en la que se mantenían las bases jugables, pero se ampliaban notablemente las opciones de batalla con el incremento de unidades de combate, y la gran variedad de escenarios bélicos creados para la ocasión.

Ahora, de la mano de Proein nos llega un nuevo capítulo de la serie ambientado en las batallas que se libraron en Europa Oriental entre los nazis y la Unión Soviética, con muy pocas novedades jugables, pero con un sistema de juego que a día de hoy continúa siendo de lo más adictivo, lo que sin duda logrará que los aficionados a la saga disfruten con Blitzkrieg: Fall of the Reich.

Cada unidad cuenta
Como en Blitzkrieg 2, en este Fall of the Reich nos encontraremos con un juego de estrategia en tiempo real dividido en dos planos bien diferenciados. Por un lado estarán los propios escenarios de batalla en los cuales la acción se nos mostrará como en cualquier juego de estrategia en tiempo real, y un sencillo mapa estratégico en el que se nos presentarán todos los detalles referidos acerca del campo de batalla, el movimiento de las tropas, y las posibles alternativas para superar cada desafío. Esta división, que en principio podría parecer un mero añadido estético, cobra una gran importancia en el transcurso de la partida ya que, entre otras cosas, nosotros seremos los que decidamos qué batallas afrontar, y el momento en el que las afrontaremos (con la excepción de la primera y última misión de cada una de las dos campañas que se incluyen).

En este sentido, como en el resto de títulos de la serie, en Fall of the Reich obtendremos una cantidad determinada de puntos de experiencia y medallas por cada misión que superemos, puntos que después podremos repartir entre los distintos comandantes que conformarán la cadena de mando en nuestro ejército, y que a la larga nos favorecerán con una serie de bonificaciones que estarán ligadas al campo o especialidad que cubrirá dicho comandante. De este modo, por ejemplo, tras superar una serie de misiones podremos lograr que nuestra artillería pesada golpee con una mayor contundencia, que nuestros blindados puedan disparar en movimiento (en principio sólo lo pueden hacer cuando detienen su avance), que las granadas de nuestra infantería sean más poderosas, o que la defensa de nuestros carros de combate resulte más eficaz. Por tanto, dependiendo de las elecciones que realicemos (aunque podemos mejorar nuestro ejército de forma automática) nuestro ejército mejorará de una u otra forma, lo que sin duda nos condicionará después en el transcurso de las batallas, ya que siempre deberemos apostar por las tropas que en mejor estado se encuentren.

Además de estas mejora en la figura de los comandantes, que como decimos se traducen en bonificaciones para cada una de las ramificaciones de nuestro ejército (artillería, infantería, blindados…), las unidades de nuestro bando también mejorarán con el paso de la partida, pasando de ser novatas a auténticas veteranas en la guerra, lo que de nuevo mejorará sus estadísticas y las hará más poderosas. Sin embargo, para lograr estas mejoras las tropas y sus comandantes deberán demostrar antes en el campo de batalla buenas actitudes en el combate, por lo que mejorarán con mayor rapidez las tropas que combatan de forma más eficaz en una misión, que no las que pasen sin pena ni gloria por un escenario. Por tanto, estamos ante un juego que presenta un elevado nivel de personalización en nuestro ejército, lo que sin duda nos obliga a trabajar concienzudamente cada escenario de batalla, ya que los errores no solamente se pagarán con una enorme pérdida en nuestras reservas de unidades (de lo que hablaremos a continuación), sino que también afectarán al propio desarrollo de nuestro ejército.