iPhoneCompra Final Fantasy: All The Bravest en FNAC
Lanzamiento: · Género: Rol
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Square Enix
Producción:
Distribución: App Store
Precio: 3,59 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: -
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Final Fantasy: All The Bravest para iPhone

#15 en el ranking de iPhone.
#3848 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Final Fantasy: All The Bravest para iPhone

Alberto González · 28/1/2013
El primer Final Fantasy exclusivo para iOS resulta ser un juego poco pulido, repetitivo y mediocre.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
4.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión iPhone.

Square Enix parece estar volcándose con adaptaciones, versiones y secuelas de sus populares sagas para las más variadas plataformas. Su principal baluarte sigue siendo Final Fantasy, una saga que sigue levantando pasiones -y odios- en gran parte del respetable, y por ello, desde la empresa nipona, no pierden ninguna oportunidad de exprimirla y presentarla bajo las más distintas formas. Mientras las nuevas partes de la cronología principal siguen siendo terreno vedado para las consolas de sobremesa, iOS y las consolas portátiles han ido deleitándose con remakes, versiones y piezas exclusivas bajo el nombre Final Fantasy, aunque lo cierto es que los resultados han sido muy dispares. Tenemos juegos muy notables -Final Fantasy: Dimensions- y otros, que desgraciadamente, no han dejado el pabellón demasiado alto.

Un nuevo spin-off de esta saga para móviles.
Compartir

Una de estas piedras en el camino, es Final Fantasy: All The Bravest. El anunciado como "crossover definitivo" de la saga Final Fantasy, es más un experimento fallido que un juego sólido o completo. Quizás las altas expectativas, y las especulaciones por parte de la prensa y el grueso de usuarios de iOS hayan tenido algo que ver -no lo descartamos-, pero el resultado final ha acabado dejando muchísimo que desear.

Un Final Fantasy radicalmente diferente

Si pusiéramos algunos de los valores principales o primordiales de la saga Final Fantasy sobre la palestra como argumentos a su favor, destacaríamos, por ejemplo, su jugabilidad, su historia, sus personajes o su diseño artístico -entre otros-. Es indudable la labor de artesanía que destilan los juegos de Square Enix, que podrán gustar más o menos, pero gozan y tienen tras ellos, todo un compendio de labores procedentes de infinidad de departamentos que unidas como el mecanismo complejo de un reloj, funcionan a la perfección. Todos los departamentos independientes funcionan y trabajan como uno, y eso se nota luego en el producto final. Pues bien, Final Fantasy: All The Bravest se nos presenta como la antítesis de todo lo que representa o dice ser Final Fantasy.

No, aquí no habrá un intrincado sistema de juego musical que nos haga vivir con nostalgia y sentimiento las peleas más míticas o las entregas más épicas de la saga. Tampoco tendremos una historia apasionante. Y de hecho, tampoco podemos destacar el apartado gráfico. En Final Fantasy: All The Bravest, simplemente, nos dedicaremos a luchar en combates atiborrados de personajes famosos, contra criaturas procedentes de los capítulos de la franquicia de Square Enix. Y ya está. No busquéis argumento, pretexto, historia o justificación alguna. En Final Fantasy: All The Bravest, iremos avanzando de forma automática, al vencer a cualquiera de los enemigos, pasando de nivel en nivel de manera penitente, con la simple y vana esperanza de ver "si hay algo más". Puede que atesoremos las ganas durante unos minutos, pero acabaremos desechando cualquier tipo de creencia de remisión jugable al momento.

Final Fantasy: All The Bravest ofrece una jugabilidad, en teoría, ideal para una pantalla táctil. Sí, esto suena bien, pero en la práctica, ni los gestos táctiles ni el sistema jugable, funcionan. Al contrario que otros juegos de rol, donde la pantalla y nuestros dedos se convierten en útiles herramientas para el devenir de la jugabilidad, en Final Fantasy: All The Bravest, nos limitaremos a desplazar nuestro índice por la pantalla esperando que el ataque aleatorio -sí, como estáis leyendo- surta efecto contra la criatura a la que nos enfrentamos. No, no hay estrategia.