iPhoneCompra Dungeon Hunter 3 en FNAC
Lanzamiento: · Género: Rol
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Gameloft
Producción:
Distribución: App Store
Precio: Free-to-play
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Dungeon Hunter 3 para iPhone

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Dungeon Hunter 3 para iPhone

Alberto González · 8/2/2012
Gameloft nos ofrece un título plagado de acción y con tintes de rol de manera gratuita para dispositivos iOS.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
7.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión iPhone.

En los últimos tiempos, los juegos free to play, están comenzando a despuntar en la tienda de aplicaciones y videojuegos de Apple. Estos títulos se pueden adquirir de forma gratuita sin tener que recurrir a chanchullos de ningún tipo, ya que son absolutamente legales, pero a cambio ofrecen objetos, armas o paquetes de ítems exclusivos a cambio de nuestro dinero. Uno de los juegos más importantes y populares del ecosistema iOS en dar el salto al territorio de lo gratuito ha sido Dungeon Hunter 3. De esta manera, permiten que los jugadores jueguen de manera intensiva al título en cuestión sin tocarles la cartera, y a la vez, se les brinda la oportunidad a aquellos usuarios más exigentes de ampliar la experiencia de juego con armaduras y elementos únicos que les permita avanzar más rápidamente. Pero, ¿será suficiente para los jugadores más veteranos? ¿Pueden disfrutar los usuarios sin necesidad de comprar absolutamente nada? ¿Es Dungeon Hunter 3 un juego de rol divertido para los aficionados? Descúbrelo con nosotros.

Una aventura plagada de acción

Dungeon Hunter 3 es la continuación directa de la saga de acción y rol de Gameloft. Al contrario que sus anteriores entregas de pago, para la ocasión, la tercera parte de la saga viene sin coste alguno, con lo que podremos jugar y descargarla sin tener que rascarnos el monedero o la tarjeta. Dungeon Hunter 3 se enmarca claramente dentro del conocido género del "action RPG", o juegos de rol de acción, donde el jugador podrá encarnar y personalizar su propio avatar y entrenarlo, combate a combate para hacerlo más fuerte y completo. Al comenzar a jugar, Dungeon Hunter 3 ofrecerá al jugador hasta cuatro tipos de personajes diferentes, cada uno con una clase o especialización propia, pudiendo elegir entre un guerrero, un astromago, un pícaro o un chamán.

El guerrero, como es lógico, nos garantizará un personaje experto en la lucha cuerpo a cuerpo, con lo que los combates contra más de un enemigo serán pan comido si lo elegimos. Si por el contrario, queremos un avatar más rápido y ágil, con algo menos de resistencia, pero más especializado en los ataques a distancia (con arco y flecha, por ejemplo), el pícaro será nuestra elección. El astromago y el chamán serán más propios e indicados para los conjuros y la magia, siendo el chamán algo más rudimentario, pero más fuerte si necesitamos el uso de ataques y armas a poca distancia. Las clases están muy bien diferenciadas entre sí, siendo la jugabilidad sustancialmente distinta si elegimos una u otra. Además, y por primera vez en la saga, Dungeon Hunter 3 también nos ofrece la opción de elegir el sexo de nuestro personaje, algo útil si queremos tener y jugar con una hechicera o una guerrera.

Jugablemente, Dungeon Hunter 3 es un título plagado de acción. La perspectiva del juego es cenital (vista desde arriba), lo que permite que podamos ver en todo momento a nuestro personaje en tercera persona y a los enemigos que lo rodean El control responde bastante bien, teniendo un stick virtual con el que movernos por el escenario y varios botones al lado derecho de la pantalla con los que atacar o utilizar algunos movimientos especiales. Nuestro protagonista podrá ir ataviándose una serie de ataques y movimientos únicos, a los que podremos acceder de forma rápida desde la pantalla gracias a unos atajos rápidos distribuidos en forma de botón digital. A su vez, cada jugador podrá curarse en combate (o subir alguno de sus atributos por un momento) mediante el uso de pociones.

Dungeon Hunter 3 tiene en su haber un buen número de arenas y mundos por jugar. La tercera entrega de la saga de Gameloft nos propone un juego más duradero que en ocasiones anteriores, con cuatro mundos distintos (con sus respectivas ambientaciones y localizaciones) y hasta 20 niveles por cada uno de ellos. Este es uno de sus puntos más fuertes, y a la vez, de los más controvertidos. Y es que el planteamiento y el desarrollo de Dungeon Hunter 3, aunque ideal para partidas cortas y esporádicas, no beneficia en absoluto a su vertiente rolera, ya que al ser un juego distribuido en niveles y mazmorras, no permite una exploración real.

La mayor parte del tiempo nos encontraremos luchando contra oleadas de criaturas y enemigos de la más variada calaña (duendes, trolls, quimeras, reptiles, dragones, muertos vivientes o esqueletos entre otros), sin apenas deambular por el escenario. Estos, a su vez, son pequeñas "arenas" con un par de caminos y estancias, con lo que la sensación de repetición y de limitación se acrecienta con el paso del tiempo. De todas formas, y para evitar un hastío demasiado evidente, Gameloft ha incluido una serie de objetivos y recompensas secundarias más allá de la supervivencia por nivel. Aunque no son nada del otro mundo, nos invitarán a descubrir objetos y jarrones ocultos por el escenario, eliminar a un número concreto de enemigos o a conseguir matar a criaturas con movimientos determinados.

Eso sí, y pese a que la exploración es anecdótica y prácticamente inexistente, la jugabilidad sí que está planteada a prueba de bombas. Dungeon Hunter 3, como os hemos comentado al comienzo del análisis, es un juego free to play. No necesitaremos pagar por jugar, pero sí lo podremos hacer si queremos ampliar rápidamente nuestras habilidades o experiencias. Nuestro personaje irá acumulando, conforme pasemos los niveles y derrotemos a tantos enemigos y contrincantes como podamos, una serie de monedas, puntos de experiencia y llaves.

Las primeras son las más fáciles de conseguir y nos permiten comprar determinados artículos en la tienda del juego. Estos pueden ir desde armaduras o trajes, a armas exclusivas y potentes nos disponibles por otros métodos. Los puntos de experiencia son los que nos ayudan a subir de nivel, y los que evolucionarán a nuestro personaje conforme los obtengamos y acumulemos. Por último, y no menos importantes, está el papel de las llaves. Las llaves se conseguirán y obtendrán según el tiempo que pasemos jugando a Dungeon Hunter 3 y son la clave al final de cada arena o nivel, ya que nos permitirán abrir los cofres y tesoros. Las denominadas recompensas, aumentarán considerablemente nuestros ahorros y nuestros puntos de experiencia, con lo que gastar una llave (siempre y cuando tengamos un buen número en nuestro poder) será esencial si queremos seguir evolucionando y construyendo a nuestro personaje sin gastar ni un solo céntimo en la tienda.

Conclusiones finales

Dungeon Hunter 3 es un juego gratuito muy apetecible si necesitamos saciar nuestras ganas de acción y rol. Su jugabilidad es directa y fácil de dominar, y su planteamiento jugable, aunque limitado para aquellos jugadores que busquen un juego largo y lleno de exploración, es ideal para la naturaleza portátil y esporádica de los dispositivos jugables para los que ha sido concebido. Dungeon Hunter 3 ofrece luchas y combates casi interminables, buenas dosis de personalización y un apartado gráfico en gloriosas tres dimensiones. Una descarga más recomendada. Dungeon Hunter 3 es compatible con el iPad, el iPhone y el iPod touch.

Metacritic

Últimos análisis

Análisis
2014-11-22 16:14:00
Los españoles Numantian Games nos brindan la oportunidad de revivir algunas de las sensaciones más olvidadas en el rol más clásico.
Análisis
2014-11-21 16:21:00
Sumo Digital consigue que nos ‘olvidemos’ de Media Molecule con un juego que encuentra el equilibrio perfecto entre novedades y tradición.
Análisis
2014-11-21 10:14:00
Plataformas y puzles con una jugabilidad original y exquisita.
Análisis
2014-11-20 19:36:00
A Batman le sienta muy bien celebrar 75 años saliendo de su ciudad y en compañía multitudinaria.