GameCubeCompra Super Smash Bros. Melee en FNAC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Hal Laboratories
Producción:
Distribución: Nintendo
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1-4
Formato: 1 GOD
Textos: Español
Voces: Inglés
Opción 60Hz: Sí
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Super Smash Bros. Melee para GameCube

#9 en el ranking de GameCube.
#280 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Super Smash Bros. Melee para GameCube

GRÁFICOS
8.8
SONIDO
9.5
TOTAL
9.2
DIVERSIÓN
9.3
JUGABILIDAD
9
Versión GameCube.

El comienzo

Nintendo es una de esas compañías que innova. En la era de los 16 bits creó uno de esos juegos que todos recordamos con un cariño especial por las horas y horas que nos ha mantenido pegados a la pantalla, su nombre es Super Mario Kart, y es el principio de lo que hoy conocemos como ‘Party Games’. Este tipo de juegos continuó en la consola de 64 bits de Nintendo. Mario Kart 64 fue el primero de Nintendo 64 y, viendo el éxito de ambos juegos, Nintendo decidió aprovechar de nuevo sus franquicias y creó, esta vez de la mano de Hudson soft, el Mario Party, un juego en el que los personajes de Nintendo cobraban vida en un tablero y tenían que enfrentarse mediante pequeños y trepidantes minijuegos. Su éxito de nuevo fue tremendo (por algo ya han salido tres entregas y ya hay una cuarta confirmada hace escasos días para GCN) y Nintendo decidió crear otros ‘party game’ como lo son Mario Tennis (desarrollado por Camelot) y Mario Golf, cuyas secuelas también está confirmada para el cubo, y evidentemente Super Smash Bros., del que ahora debemos hablar.

Fue entonces, a finales de 1999 cuando llegó a Nintendo 64 uno de esos juegos que, poco a poco, acaban convirtiéndose en sagas. Super Smash Bros. era un cartucho en el que los protagonistas de los mejores juegos de Nintendo se unían para establecer uno de los juegos de lucha (género prácticamente extinto en N64) más divertidos que haya pasado por cualquier consola. El juego nos proponía unas luchas con un desarrollo en 2D entre los personajes (todos poligonales) más famosos de la gran N, como lo son Mario, Luigi, Donkey Kong, Link, Samus, Pikachu, Capitán Falcón, Yoshi, Kirby,... así hasta llegar a la nada despreciable cifra de 12 personajes. Su mecánica y su control son realmente sencillos e intuitivos, lo que quizás es el secreto de que SSB sea proclamado como uno de los estandartes en cuanto a diversión se refiere en los juegos multijugador, encontrándose a la altura de otros como Mario Kart 64, Mario Party o Perfect Dark. En Super Smash Bros. debemos vencer a nuestros adversarios, y para ello nos valemos de nuestros puños y diferentes items que encontraremos repartidos por la pantalla e incluso introducidos en cajas y barriles al más puro estilo "Donkey Kong". Estos items son pertenecientes –del mismo modo que los personajes- a los juegos de Nintendo por lo que todos nos resultarán muy familiares. Mediante la unión de estos artilugios y nuestro ingenio deberemos arrojar a los contrincantes fuera de los límites de la pantalla, pudiendo cada vez que les damos un golpe aumentar su porcentaje de daño para así tener menos resistencia a futuros porrazos. Las pantallas, como ya hemos dicho, también nos sonarán enormemente ya que todos los escenarios son calcados a los juegos que representan, así podremos disputar peligrosos enfrentamientos entre Link vs Donkey Kong por ejemplo, en el interior del peligroso planeta Zebes. Los escenarios son animados y contendrán trampas, las cuales el jugador debe evitar si no quiere sufrir irremediables daños.

Uno de los aspectos más impactantes del juego era el apartado sonoro, que recogía las mejores sinfonías de Nintendo, mayormente compuestas por el admirado compositor Koji Kondo, autor de obras de arte como las de Zelda, Mario o Star Fox. Los gráficos eran algo mediocres –sobre todo en algunos personajes como Donkey Kong- pero ayudaban a que el juego fuera fluido, rápido y sin sufrir un ápice de ralentizaciones.

Super Smash Bros. ha crecido...

Fue en el E3 2001 cuando, de la mano de HAL laboratories, se presentó lo que es conocido hoy como uno de los mejores juegos de GameCube –si no el mejor-, su nombre era SSB 2, coletilla más tarde reemplazada por Melee.

Ahora, casi 3 años después, los mejores luchadores del mundo vuelven a enfrentarse, esta vez en una consola de mayor tamaño como lo es GameCube. El cambio de consola le ha sentado realmente bien a todos los personajes de Nintendo, cuyo aspecto gráficos ha mejorado muchísimo. También merece ser resaltada la jugabilidad (prácticamente igual a la anterior pero adaptada al mando de GameCube), el aspecto sonoro (con más bandas sonoras) y, ante todo, la cantidad de opciones, que ha acrecentado extraordinariamente. Con todo esto podemos decir que Super Smash Bros. Melee es un Smash Bros. pero a lo grande, ya que, en esencia, es exactamente el mismo juego pero, como ya hemos dicho, elevado al cubo.

El grupo detrás del juego...

Desde hace ya bastante tiempo, Nintendo cuenta con numerosos grupos internos dentro de esta para el desarrollo de juegos. Dentro de las cuales se encuentran la popular EAD, con Miyamoto a la cabeza, R&D1, R&D2, IRD, Nd Cube, NSTC, Intelligent System y la que nos toca en este análisis, HAL Laboratory. Este grupo de desarrollo es especialmente conocido por su ya mítica saga Kirby, el cual ha tenido versiones en la mayoría de las consolas de Nintendo. Dejando de lado su principal saga, ellos fueron los encargados de desarrollar también la saga Mother, Pokémon Snap y el ya súper conocido multiplayer de los 64 bits, Super Smash Bros. Estos últimos años estuvieron volcados en el desarrollo de Super Smash Bros. Melee para la Gamecube, logrando nuevamente traer de regreso a los personajes más carismáticos y queridos de lo que a videojuegos se refiere, pero esta vez en los 128 bits.

Al alcance de todos

Para definir a SSBM hay que pensar en el SSB de N64 y así ver que realmente es el mismo juego.... pero a lo grande; es decir, el juego es prácticamente el mismo pero con más personajes –casi el doble-, más –y tantos- escenarios, más objetos, mejores gráficos, un control mucho más depurado, más modos de juego, mejor apartado sonoro... ¿Quién es capaz de resistirse?

Al igual que pasaba con Super Smash Bros. de Nintendo 64, el control de este GOD es bastante difícil de coger, principalmente cuando no has probado su precuela. Una vez hayas echado un par de partiditas y te hayas acostumbrado al control (al principio se hace bastante raro ya que tiene botones con asignaciones un tanto extrañas) te darás cuenta de que este es uno de los aspectos por los que Super Smash Bros. Melee ha triunfado en todo el mundo. El manejo de los personajes es soberbio, su dificultad va decreciendo una vez te vayas acostumbrando por lo que cada vez será te resultará más fácil y llegará un punto en el que harás verdaderas virguerías.

Los movimientos se han duplicado en esta secuela, ahora cuenta con un nuevo ataque que se ejecuta pulsando el stick izquierdo hacia delante mientras pulsas el botón B (los otros dos, ya incluidos en el SSB de N64, se hacían igual, exceptuando la posición del stick, el cual había que moverlo hacia arriba y abajo). Pese a ser éste un gran cambio, se han añadido aún más movimientos, como es el de poder esquivar los objetos que te lancen al más puro estilo "The Matrix" o el poder atrapar objetos antes de que caigan al suelo; por lo demás, el juego sigue siendo prácticamente igual en este apartado aunque sí es cierto que se nota una mayor precisión a la hora de hacer saltos o lanzar objetos y que la fuerza de las habilidades de nuestros personajes han sido modificadas para que no exista un desnivel tan grande como en el anterior juego.

La sencillez de una forma espectacular...

Estas palabras podrían definir de una forma corta los gráficos de SSBM. Primero que nada están los personajes que son traídos directamente de la versión de 64 bits, pero con las obvias modificaciones y adaptaciones a esta nueva generación, como mayores texturas y mayor nitidez. Cada personaje está diseñado de forma simple y con pocos polígonos comparándolo con otros juegos, pero no por esta razón deja de ser espectacular a la hora de las batallas. Todos los movimientos que realizan nuestros personajes podremos diferenciarlos con una claridad presentada en pantalla realmente alucinante. Y todo esto no es una característica que se puede observar de lejos solamente, sino que con las opciones para poder acercar la vista hacia nuestro peleador, observaremos unos detalles que de verdad se agradecen, luciendo mucho más característicos de lo que hemos podido ver hasta hora en cualquiera de sus juegos correspondientes. Además de esto, se le suman los diversos items que tenemos a nuestra disposición, cada uno de los cuales producirán múltiples efectos en pantalla, como iluminaciones (aunque no muy espectaculares pero que le vienen a este juego), explosiones, rayos, etc.

Dejando de lado los personajes, nos centraremos en los distintos niveles de los cuales consta el juego. Fácilmente reconoceremos el Castillo de la princesa Peach, Mute City, Onett, el estadio Pokémon, la Great Fox, la Fountain of Dreams de Kirby y muchas más debido a la calidad que ellas presentan. Estos niveles cuentan con varias características que los hacen diferentes unos de otros, que pueden ser desde autos que nos atropellan hasta Starwings que nos bombardean. Cada uno de estos escenarios poseen fondos detallados que aumentan de sobremanera la calidad visual del juego, con distintos elementos que lo hacen mucho más que un escenario para la gran batalla campal.

De por si el juego posee ese toque de Nintendo, con personajes y escenarios llamativos, sin llegar al realismo que a muchos les gusta, pero que a su vez nos entrega un dinamismo y una versatilidad en las peleas que llegan a niveles extremadamente altos. Es ahí donde los SSMB da a entender el porque de su sencillez. El juego se desarrolla a 60 fps constantes, sin ni siquiera resentimiento en los gráficos, y eso que a veces las cosas en pantallas se ponen realmente apoteósicas, desde Pokémones enormes como Entei o Lugia, 4 personajes, explosiones por doquier hasta batallas por monedas y artefactos realmente devastadores. En eso radica los gráficos del juego, no demuestra preciosas texturas ni efectos de iluminación sorprendente, pero si hace hincapié en las cantidades de cosas que suceden a la vez delante de nuestros ojos. No posee la calidad en gráficos de Rogue Leader por ejemplo, pero deja sentir su espectacularidad de manera especial, muy especial.

Las mejores melodías en un solo juego...

Quién no conoce ya las populares melodías de cada una de las sagas de Nintendo. Bueno, pues cada una de estas está reunida en este juego logrando un apartado sonoro de lujo. Cada composición musical, ya sea de Mario, Link, Kirby, Fox, Donkey Kong, Samus, etc., está adaptada de manera excepcional por parte de Hirokazu Ando, dándole un toque orquestal realmente notable. Con asombro podremos deleitar nuestros oídos con melodías tan maravillosas como la de Kirby’s Dreamland, Fountain of Dreams, Lost Woods, Yoshi’s Story, Mushroom Kingdom, Donkey Kong Rap, y muchas más que solo agrandan el apartado a calidad de obra maestra. Y es que contar con una gran cantidad de las mejores composiciones de los videojuegos ya es algo que no se puede oír ni sentir todos los días. Obviamente están mucho mejores adaptadas que su antecesor en la Nintendo 64.

Un juego de tales envergaduras necesita un apartado sonoro a la altura. Muchos de los efectos vienen directos de la versión de la N64, pero con ligeros cambios. Desde golpes, explosiones, gritos y un sin fin de efectos que alargan el repertorio sonoro, y que a su vez sirven para darle al juego ese toque de los juegos de peleas. Cabe recordar que estamos hablando de personajes de Nintendo, por lo que la cantidad de voces y quejidos que expresan nuestros personajes llegan a ser casi infinitos. Cada uno de ellos profiere celebraciones, gritos de dolor, quejidos por explosiones, dejando entrever que lo que caracteriza a cada uno de estos personajes esta aquí.

No estamos hablando de efectos sonoros ni melódicos con características espectaculares (léase Dolby Surround o tecnologías de ese estilo), ni que destaquen por su calidad sobre otros juegos dentro del mercado. Pero sí posee un sólido fundamento que viene dado por lo que explique anteriormente, sus melodías, que de ninguna manera pasan desapercibidas ni caen al olvido. Siempre hacen recordar con nostalgia los queridos personajes de Nintendo y sus respectivas sagas. Por donde se mire es una obra maestra, no solo por reunir las mejores composiciones musicales, sino que lo hace con pequeñas modificaciones que resultan para mejor. La reunión de tantas maravillas musicales ya obligan a comprarte el juego.

Un premio por nuestros esfuerzos...

Desde que iniciamos el juego, podemos observar un apartado que lleva el nombre de Trofeos, que para describirlo de una forma sencilla, son una cantidad enorme de figuras que podremos ir obteniendo a medida que juguemos más y más. Cada trofeo posee ciertas características especiales, que van desde su explicación, esto quiere decir que nos explica en que se basa la figura, pasando por el año en que fue lanzado el juego al cual pertenece la figura, hasta la opción de poder observar nuestro trofeo girándolo, acercándolo o cambiando el color de fondo para ver sus sombras y efectos de luces. Los primeros trofeos son bastante fáciles de sacar, de los cuales los más básicos son los que nos dan por terminar el juego en el modo un jugador con cada uno de los distintos personajes. Luego vendrán algunos más complicados, para los cuales necesitaremos obtener dinero al terminar nuestras batallas y luego canjearlas en la lotería, que por así decirlo, nos dan una figura al azar. Obviamente que mientras más figuras tengamos, más veces se nos repetirán estas en la lotería. Hay algunos trofeos que se obtienen al hacer determinadas cosas dentro del juego, ya sea derrotar ciertos enemigos, terminar algún modo de juegos o lograr un record determinado. A primera vista esto pudiera ser una opción más, pero luego, y una vez de haber jugado horas y horas, llega a ser lo que te llama a seguir jugando y obtener el trofeo que se te resiste. Y a decir verdad, para obtener todos los trofeos tardarás mas de 100 horas de juego...una cantidad que se ve impresionante, pero que cuando estés jugando te darás cuenta de que no es mucho.

Modos para dar y tomar

SSBM goza de innumerables modos de juego, aquí os los describimos todos:

Modo 1-Player

Como habréis adivinado, este modo se especializa en el juego individual y a su vez está dividido en cuatro sub-modos, sus nombre son: Regular Match, Event Match, Stadium y Training.

Regular Match: Dentro de este modo hay otros 3, el primero se llama Classic, un modo en el que vas haciendo combates contra diferentes personajes intercalados con varios bonus; el segundo es el Adventure, un modo muy al estilo del anterior pero con la diferencia de que antes de enfrentarte a un personaje tendrás que emularle en una de sus aventuras, por ejemplo, cuando vas a luchar contra Mario debes antes pasarte una pantalla –uses al personaje que sea- al más puro estilo "Super Mario Bros.", Luego hay otro modo, pero es secreto, y no queremos desvelaros la sorpresa.

Eventos (Event Match): En este otro sub-modo deberás realizar una serie de eventos, que son como una especie de misiones como "salvar a la princesa Zelda antes de que la maten". En total hay 51 eventos que irás descubriendo a medida que vayas pasándolos.

Stadium: En este divertido modo harás una serie de pruebas que tu mismo elegirás. Estas son de tipo "dura 15 minutos sin que te maten una sola vez". También encontrás un divertido modo en el que debes pegar con el bate de beisball un golpetazo a un saco para ver la longitud que alcanzas, los datos se guardarán directamente en la memory card. El target test consiste en lo mismo que el de N64, tienes que dar a todas las dianas antes de que se acabe el tiempo. Este modo te durará considerablemente ya que, aparte de ser bastante entretenido, hay algunas dianas que te costarán mucho localizar.

Training: Este es el más que conocido modo entrenamiento.

Versus

Ahora salimos del modo 1-Player y nos adentramos en el modo para varios jugadores. Aquí podrás hacer peleas contra 3 amigos (o menos pues siempre podéis luchar contra luchadores controlados por la consola). De igual forma encontrarás el modo torneo, el cual nos permite hacer un torneo de hasta ¡64 personas!. También hay un modo en el que puedes modificar las reglas, es decir, podrás jugar a cámara lenta, a cámara rápida, con todos los jugadores a un tamaño desorbitado, etc., e incluso podrás hacer fotos por medio del cuarto mando. Estas fotos se guardarán en la tarjeta de memoria (tened cuidado y no guardéis muchas porque ocupan bastantes bloques) y las podrás ver en cualquier momento.

Trofeos

En este modo podrás ver los trofeos que llevas conseguidos, tanto en conjunto como por separado, así como también podrás usar tus monedas en la lotería para conseguir nuevos trofeos mediante las monedas que vas adquiriendo en los combates.

Opciones

Clásico menú de opciones para configurar todo, sonido, idioma, vibración del mando, etc.

Data

Este es el apartado en el que verás todos tus records del juego. Aquí podrás contemplar las horas que llevas depositadas en él, así como todas tus estadísticas. De igual forma que podrás ver las fotos guardadas en la tarjeta de memoria.

Para jugarlo acompañado

Super Smash Bros. Melee se perfila como uno de los mejores juegos multijugador de GameCube. Este es uno de esos juegos que se definen como "multijugadores" y eso es debido a que –al contrario de la mayoría de los juegos- para disfrutarlo debes jugarlo acompañado. Son muchos los juegos multijugador que tuvo la Nintendo 64, al igual que también son muchos los que GameCube tendrá, y este es el primero de ellos. Con esto os queremos decir que al ir a la tienda a por vuestra copia de SSBM vayais con dinero extra ya que si queréis disfrutar el juego "a tope" debéis compraros algún que otro mando.

Conclusiones


Desde que vi la primera imagen, ¡qué digo!, desde que supe que Super Smash Bros. Melee estaba desarrollándose, percibí que sería un bombazo. Y efectivamente, el juego programado por HAL Laboratory que apareció en Nintendo 64 ya de por sí era un grandísimo juego, uno de los más adictivos que haya jugado jamás, pero ahora, su secuela en GameCube, me ha dejado sin palabras. En este juego todo, absolutamente todo, ha sido mejorado, los gráficos son increíbles, de lo mejorcito que se ha visto hasta ahora en GameCube; la jugabilidad perfecta, con esa chispa que te hace esforzarte día a día para cogerle aún más el tranquillo y dominarlo a la perfección; modos de juego para dar y tomar; y por encima de todo, se encuentra el maravilloso apartado sonoro, que reúne todas las composiciones de lo que es una de las compañías que más nos ha hecho disfrutar hasta el día de hoy: Nintendo. Escuchar las bandas sonoras, con calidad CD de juegos como Zelda, Mario, Kirby o Donkey Kong es una experiencia indescriptible. Super Smash Bros. Melee es ese "boom" que GCN necesitaba. Cierto es que Wave es muy bueno, que Luigi’s Mansion es innovador y que Star Wars: Rogue Leader es espectacular pero, en mi opinión, ninguno de ellos está a la altura del que hoy estamos tratando. Sin duda alguna, estamos hablando de un must-have, uno de esos juegos que todo jugador debería tener. Tampoco hay que olvidar que estamos ante un juego hecho para ser jugado en compañía y que tener un mando de más nunca viene mal porque las risas y piques están más que asegurados. Si el género te gusta y disfrutaste del anterior, ya puedes ir a la tienda a por él, pero si al contrario, el anterior no te gustó en demasía... dale una oportunidad, porque tiene las suficientes mejoras como para considerarlo como algo más que un simple remake o secuela. Lo dicho, Super Smash Bros es un must-have y a falta de un Mario, un Zelda o un Metroid, es de lo mejorcito en cuanto a diversión se refiere que podrás encontrar ahora en las tiendas. Imprescindible.

Pablo Glez-Sabariegos

Cuando salió la versión de la Nintendo 64, con cierta extrañeza pude probarlo y darme cuenta de que era un multiplayer tremendo, de esos que entregan horas y horas de sana diversión. Pero era nada más que eso. Esta nueva entrega viene totalmente renovada, obviamente no siendo una segunda parte, pero si entregando nuevas y variadas opciones de juegos que hacen parecerlo un juego nuevo. Además contamos con unos gráficos realmente geniales, con cada uno de los personajes de Nintendo llevados a su máxima expresión. Escenarios bellos que recrean de manera soberbia las locaciones clásicas de las sagas. A todo esto se le une el apartado sonoro, una verdadera obra de arte, una reunión de las más celebres composiciones y melodías musicales, que cautivaron mis oídos como pocos juegos lo hacen. Teniendo un apartado técnico de lujo, se le agrega la jugabilidad y la manera en la que se desarrolla el juego. De manera gloriosa se recrean batallas enormes entre cada uno de los distintos personajes, que hacen de este juego, un juego de peleas especial, por así decirlo, un juego de peleas al estilo Nintendo, donde la diversión prima por sobre todas las demás cosas. Por esa razón, las batallas se presentan de maneras vertiginosas, dinámicas, fluidas, sin ni siquiera un minuto de descanso, en donde las cotas de diversión se elevan a grados inesperados, y más aún si estas jugando con 3 amigos más, donde ya se hace algo inexplicable, que tienen que jugar para sentirlo. A esto se le suma un modo de un jugador bastante sólido, en donde el principal reto será terminar los desafíos y sacar todos los trofeos disponibles. Son tantas las cosas que trae este juego, que se podría definir como un regalo por parte de Nintendo, un regalo que se convierte sin duda en el mejor juego de la consola durante sus primeros meses de vida, y que seguirá así hasta que algún Mario o Zelda salga a la calle. Para los que se resisten a este juego, no veo razón para que no se hagan con él, ya que pocos juegos te ofrecerán tanta diversión y de forma tan inmediata. Y es que es eso...este juego podría definirse como la esencia de Nintendo y la magia en estado puro. Sin más palabras por mi parte, es una joya que todos, sin excepción, deberían disfrutar. Una compra obligada.

Heinz

Metacritic

Últimos análisis

Análisis
2014-12-19 14:04:00
Uno de los mayores clásicos se estrena en la nueva generación con una versión simplemente correcta que no aporta nada nuevo a la fórmula.
Análisis
2014-12-18 22:03:00
Ground Zeroes llega a PC con una acertada conversión que hace de aperitivo al esperado The Phantom Pain.
Análisis
2014-12-17 10:58:00
Con un retraso considerable, nos llega a través de la distribución digital la notable cuarta entrega de la saga ‘Rune Factory’, un título que por calidad y planteamiento, hace honores a los juegos anteriores.
Análisis
2014-12-16 16:29:00
De los creadores de la revisión de Shadow Warrior llega una plataformas divertido, pero con una importante crisis de identidad.