Nintendo 3DSCompra Super Monkey Ball en FNAC
También en: NG GCN iPhone
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Sega
Producción:
Distribución: Sega
Precio: 49,95 €
Jugadores: 1 a 4 (ad hoc)
Textos: Español
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Super Monkey Ball para Nintendo 3DS

ANÁLISIS

Análisis de Super Monkey Ball para Nintendo 3DS

Carlos Piñeiro · 17/4/2011
Super Monkey Ball para 3DS intenta subirse al carro de las 3D.
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
5.5
TOTAL
5
DIVERSIÓN
4.5
JUGABILIDAD
4.5
Versión Nintendo 3DS. También disponible en N-Gage, GameCube y iPhone.

Al igual que lo que sucedió en su día con Nintendo GameCube, Super Monkey Ball es uno de los títulos de lanzamiento para 3DS. Quizás la única pega sea la falta del factor sorpresa, ya que hoy en día, y tras unas cuantas entregas de la serie en el mercado, el estilo de juego tan característico de esta saga es conocido por la gran mayoría. Además, la dificultad que se gasta Super Monkey Ball, sobre todo en los niveles más avanzados, tampoco ha pasado desapercibida para los jugadores veteranos, y ha sido objeto de horas y más horas intentando lograr puntuaciones perfectas. La fórmula, simple en concepto, funcionó a las mil maravillas hasta ahora, así que no es de extrañar que Sega preparase una nueva versión para la recién aparecida consola portátil de Nintendo, la 3DS, que además viene con una serie de funcionalidades que le vienen como anillo al dedo a Super Monkey Ball, como el giroscopio capaz de detectar la inclinación de la consola y las inevitables y novedosas 3D sin gafas.

Pese a todo, lo normal es que continuamente aparezcan nuevos jugadores que desconozcan esta franquicia, así que empezaremos comentando que este juego se basa en conducir una bola en cuyo interior hay un mono, a lo largo de un circuito hasta llegar a una meta. Por el camino hay trampas, giros y un buen montón de plátanos que tendrán la misma función que las monedas en los juegos de Mario o de anillos en los juegos de Sonic, por lo que si queremos conseguir una puntuación perfecta, habrá que recogerlos todos y además conseguir un buen tiempo desde el inicio hasta nuestra llegada a la meta. La bola se mueve inclinando el escenario, por lo que hay que poner todo el empeño y habilidad en conseguir la inclinación correcta para no pasarnos en velocidad y sortear los diferentes obstáculos que nos encontraremos.

La fórmula empleada no es nueva, los más viejos recordarán el mítico Marble Madness de Atari (1984), y también ha sido empleada en juegos más recientes como Mercury Meltdown de Ignition Entertainment para PSP, pero sin duda la saga Super Monkey Ball ha sido la que ha explotado más el concepto e inevitablemente se ha labrado cierta categoría y cariño en el corazón de muchos aficionados de este mundillo a lo largo de los años, así que con todo este linaje, no es de extrañar que muchos jugadores se alegrasen de poder estrenar su consola con uno de los juegos de Sega con más solera, pero por diversos motivos que pasaremos a comentar, el resultado final ha sido catastrófico.

Gráficamente el juego luce muy colorido y brillante, gracias a las bondades en cuanto a potencia gráfica de la nueva consola de Nintendo todos los elementos resultan bastante sólidos y, salvo algún momento ocasional, se mueve con una suavidad perfecta. Con el 3D activado, los mundos cobran más credibilidad, gracias a una mayor percepción de la distancia a la que se encuentran los objetos del juego, y sin duda la visión estereoscópica sería la manera preferida de disfrutar del juego de no ser por cierto aspecto de relevancia, el control. Sega ha decidido implementar dos maneras distintas de controlar la bola, una de corte tradicional en el que inclinamos los escenarios a golpe de stick analógico, y otra que aprovecha el giroscopio, de tal manera que la bola se moverá según inclinamos la consola.

Hay que decir que da igual el modelo de control que escojamos, tanto un método como el otro goza de una precisión milimétrica, pero el segundo, el más novedoso, hace que el jugador sienta que controla la bola de una manera más real, como si realmente tuviese un tablero en las manos con una bola de verdad encima. El problema está en que si inclinamos la consola se pierde el efecto 3D, y si perdemos el efecto tridimensional también nos quedaremos sin apreciar las distancias entre objetos, así que nos vemos obligados a elegir entre las dos modalidades de control, una con 3D activado y otra sin él.

Metacritic

Últimos análisis Nintendo 3DS

Análisis
2014-12-08 19:35:00
Persona y Etrian Odyssey unen sus fuerzas para ofrecernos uno de los mejores juegos de rol de Nintendo 3DS.
Análisis
2014-11-27 18:53:00
Picross vuelve con ‘más de lo mismo’, pero, ¿es eso algo malo?
Análisis
2014-11-25 18:03:00
Sonic y sus amigos cambian de aspecto para ofrecernos una nueva aventura en dos dimensiones que por desgracia una vez más se mueve en el terreno de la mediocridad.
Análisis
2014-11-20 15:00:00
Revisita Hoenn con este fantástico remake repleto de novedades y secretos por descubrir.